Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Agroproductores y LUZ se unen por la Extensión de Aula Sur del Lago PDF Imprimir Correo
27-07-2018 a las 10:48:58

Alrededor de 30 animales fueron donados y subastados el pasado jueves 26 de julio en el Complejo Ferial de la Agasur, en Caja Seca, para reparar dos unidades de transporte estudiantil y reacondicionar la Extensión de Aula Sur del Lago

 

Luis Gerardo Petit

Foto: Archivo

 

Desde el 27 de junio de 2014, la Universidad del Zulia se sembró en el Sur del Lago para responder al compromiso social de ampliar el acceso estudiantil y de consolidar el desarrollo de los 21 municipios de la región zuliana a través de la formación de profesionales en las áreas de la Medicina, Ciencias Veterinarias, Agronomía, Economía y Humanidades.

 

En la actualidad, la grave crisis nacional, además del presupuesto deficitario que reciben las universidades autónomas por parte del Gobierno nacional, pone en peligro la operatividad de la Extensión de Aula Sur del Lago, ubicada en Gibraltar —municipio Sucre del estado Zulia—, luego de que la Gobernación le cediera a LUZ la antigua sede del Centro Regional de Apoyo al Maestro (CRAM) en condición de comodato por un periodo de 50 años.

 

Para evitar daños mayores en la infraestructura y reparar 2 autobuses estudiantiles, y en vista de que por ser una extensión de aula no tiene un presupuesto asignado para gastos de funcionamiento, ganaderos y agroproductores de la zona, en iniciativa con la Universidad del Zulia, realizaron una subasta ganadera el jueves 26 de julio de 2018 en el parque ferial de la Asociación de Ganaderos Sur del Lago (Agasur), ubicado en Caja Seca, capital del municipio sucre.

 

El decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia (Fagroluz), Elvis Portillo, informó que los animales subastados fueron donados por los ganaderos y productores de la zona. «Recibimos alrededor de 30 animales con el objetivo de que el dinero recaudado sea utilizado para la reparación de 2 autobuses, mantenimiento de algunos espacios, repotenciación de un vehículo asignado a la extensión y para garantizar algunos viáticos a los profesores». Portillo expresó que la iniciativa surgió de los ganaderos de la zona, quienes «han creído y creen en la institución».

 

El decano de la Fagroluz también destacó que la actividad permitirá la operatividad de los espacios hasta que finalice el año. «Es la única forma que nosotros podamos salir adelante. La infraestructura en el Sur del Lago cada vez se deteriora más por la falta de mantenimiento, y la Universidad no tiene los recursos para eso. Esta actividad no resolverá el problema general que hay en la extensión; pero, por lo menos, nos permitirá estar operativos durante el año».

 

Sin presupuesto asignado

 

Extender las carreras que ofrece LUZ a través de sus facultades al Sur del Lago nació con la intención de satisfacer la necesidad de la población estudiantil de los municipios de la zona y de los estados Mérida, Táchira y Trujillo, que comparten límites con el Zulia a través de la carretera Panamericana. Desde su inauguración —en 2014—, cerca de 1.500 universitarios comenzaron estudios en las licenciaturas en Contaduría Pública, Administración y Educación Integral, adscritas a las Facultades de Ciencias Económicas y Sociales, y Humanidades y Educación.

 

Un año después, en 2015, se sumaron las facultades de Ciencias Veterinarias, Agronomía y Medicina a través de la escuela de Enfermería. En total, 5 facultades de LUZ —que reciben un presupuesto deficitario para su operatividad— deben cubrir los gastos de funcionamiento de los espacios del Sur del Lago, debido a que el Consejo Nacional Universidades (CNU) aún no termina de aprobar la extensión como núcleo.

 

«Esas instalaciones no gozan de un presupuesto fijo para su funcionamiento. La extensión funciona con el presupuesto que manejamos las facultades involucradas y, para nosotros, aparte de que el presupuesto es deficitario, tener que cumplir con el mantenimiento de esa extensión se nos dificulta porque lo que nos envían no alcanza, siquiera, para el funcionamiento de las facultades en Maracaibo», expresó Elvis Portillo, al asegurar que LUZ hizo una inversión para remodelar los espacios del antiguo CRAM, pero cada vez se hace más difícil mantenerlos debido a que la Universidad, en lo que va de 2018, no ha recibido presupuesto para funcionamiento.

 

Portillo destacó la importancia de lograr que el Gobierno nacional, de una vez por todas, termine de aprobar la extensión como núcleo para que pueda gozar de un presupuesto. «El Gobierno habla de la municipalización de la educación superior, y creo que el Sur del Lago representa un potencial enorme para las facultades de Veterinaria y Agronomía. Las autoridades deben seguir impulsando en el CNU la aprobación de esta extensión porque, definitivamente, en un futuro vemos a una Facultad de Agronomía anclada en esa zona porque nos sale más económico formar a un ingeniero agrónomo allá que traerlo a Maracaibo».

 

Deserción estudiantil

 

En la actualidad, alrededor de 700 universitarios hacen vida en los espacios de la extensión de aula. Las condiciones del país han incidido en la deserción de estudiantes. «La gran mayoría de los estudiantes nuestros son foráneos y eso también nos ha afectado mucho porque hemos tenido una deserción de casi un 40 % en la sede de Maracaibo y en el Sur del Lago, a pesar de que están en la zona, tenemos casi un 40 % de deserción. Arrancaron 150 bachilleres y nos quedan 40», informó Portillo. La ausencia de estudiantes, a juicio del decano, se debe en gran medida a la falta de transporte. «Muchos viven en la margen de la Panamericana, en Mérida, Táchira y Trujillo, y tienen que desplazarse hasta Caja Seca. Sin duda, si no hay transporte ni condiciones, el estudiante termina abandonando».

 

La extensión de aula, que cuenta con 13 salones, una cancha deportiva, un comedor y un módulo de asistencia médica, no posee laboratorios para las carreras de Agronomía y Veterinaria, motivo por el cual los estudiantes tienen que trasladarse desde el Sur del lago hasta Maracaibo. «Muchas veces tenemos que traernos a los estudiantes a Maracaibo porque allá no hay condiciones para la creación de laboratorios y, a pesar de que la facultad le brinda un apoyo, el estudiante tiene que asumir el costo del hospedaje y la alimentación. Eso es un gasto enorme», aseveró.

 

Potencial agroproductivo

 

En la actual crisis económica y social que atraviesa el país, caracterizada por una acentuada escasez de alimentos, las universidades, desde sus facultades, tienen toda una trayectoria de conocimientos y profesionales que pudiesen representar una solución a los problemas de la nación. «Venezuela, en estos momentos, es un país que necesita producir comida y las facultades nuestras, tanto Veterinaria como Agronomía, significan un gran potencial para ello».

 

A juicio del decano Elvis Portillo, el Sur del Lago es una zona que se presta para la formación de agrónomos. «Ojalá que el Gobierno vea cómo estas facultades pueden integrar y contribuir al desarrollo agroproductivo del país. Veterinaria y Agronomía significan mucho para la región, igualmente que el resto de las facultades porque el país también requiere de enfermeros, de docentes y economistas porque también contribuyen con ese desarrollo. El Gobierno tiene que ver lo que implica que estas facultades hagan presencia en la zona para el desarrollo de la región».





Última actualización ( 27-07-2018 a las 13:18:41 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir