Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Falta de financiamiento imposibilita al CMC-LUZ el monitoreo de descargas eléctricas en la región PDF Imprimir Correo
28-06-2018 a las 11:50:39

A pesar de que el sensor instalado por el centro está inactivo, el Sivigila continúa haciendo pronósticos de densidad de descargas eléctricas en la cuenca del lago de Maracaibo


Karledys García

 

 
 Foto: Archivo
Contar con un monitoreo en tiempo real de los eventos atmosféricos en la cuenca del Lago de Maracaibo, que permita generar pronósticos estacionales y alertas en las zonas vulnerables, es la función principal del Sistema Integrado de Vigilancia de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Sivigila) del Centro de Modelado Científico (CMC) de la Universidad del Zulia.

 

Desde su lanzamiento oficial en 2016, la puesta en funcionamiento de la primera fase del Sivigila, a través de la página web datoteca.ole2.org, permite el acceso al cuarto de mapas de vigilancia y de pronóstico de variables climáticas y descargas eléctricas en la región zuliana. Con un sensor instalado por sus investigadores se realizaron mediciones de temperatura, humedad y presión; además de la detección en espacio y tiempo de la ocurrencia de descargas eléctricas en periodos de 6 horas.

 

Marling Juárez, coordinadora del eje Geociencias y del Sivigila, relata que desde 1998, el CMC ha realizado numerosos estudios sobre descargas eléctricas en la cuenca del lago de Maracaibo y en el norte de Suramérica, lo que les ha permitido comprender «los mecanismos físicos que controlan la variabilidad de rayos, mediante la realización de múltiples expediciones a la zona para el lanzamiento de globos cautivos hasta el interior de las nubes, portando sensores meteorológicos».

 

Monitoreo de relámpagos

 

En 2014, los Relámpagos del Catatumbo entraron en el libro de Récord Guinness y, en 2016, la Agencia Espacial Estadounidense (Nasa) declaró al lago de Maracaibo como la capital mundial del relámpago por tener la mayor cantidad de descargas eléctricas por kilómetro cuadrado al año. Este fenómeno meteorológico ha sido definido por Ángel Muñoz y Joaquín Díaz, ambos científicos del CMC, como un «conjunto de tormentas eléctricas que ocurren en promedio unas 260 noches al año en toda la cuenca del lago, pero especialmente al suroeste».

 

  
Foto: Archivo  
Marling Juárez explica que la formación de los relámpagos del Catatumbo obedece a la «interacción entre agentes locales, regionales y globales, que se ponen de acuerdo para hacer que este fenómeno ocurra en el sitio y en los tiempos determinados. Los Relámpagos del Catatumbo tienden a verse muy poco o incluso desaparecer en enero, y se aprecian más durante los máximos de lluvia. Este comportamiento responde a la variabilidad característica de actividad tormentosa en el noroeste de Suramérica y no es algo aislado de la Cuenca del Lago de Maracaibo».

 

Todo el conocimiento que se ha construido desde el CMC en los últimos 20 años sobre las descargas eléctricas vio sus frutos con la puesta en funcionamiento del Sivigila, que además hizo posible que en 2016 pudieran publicar «el primer estudio en el mundo sobre predicción estacional de la actividad de los rayos en el noroeste de Venezuela, generando de esta manera, los pronósticos estacionales que se pueden observar en la datoteca».

 

Los diferentes mapas sobre el comportamiento y densidad de las descargas eléctricas, que están disponibles en la página web del Sivigila, indican que el estado Zulia «es vulnerable a la ocurrencia de descargas eléctricas, siendo las poblaciones ubicadas al sur del Lago las más amenazadas por la presencia de este fenómeno meteorológico, ya que presentan la mayor tasa de descargas anuales de cualquier lugar del mundo», indica Juárez.

 

Sin monitoreo en tiempo real

 

La preocupación por las zonas de la región zuliana que son más vulnerables a una mayor actividad de descargas eléctricas es lo que ha hecho que el Centro de Modelado Científico se esfuerce en proveer de información a la población y a los entes institucionales y gubernamentales. «A través de la información en tiempo real se pueden ver las condiciones esperadas para la zona de interés, bien sea electroatmosférica o de condiciones climáticas y, asimismo, es posible promover una cultura de riesgo en las zonas más vulnerables por la presencia constante de este fenómeno», asegura la coordinadora del Sivigila.

 

Las mediciones realizadas a través de las Expediciones Catatumbo, que incluían el lanzamiento de globos con sensores, permitieron perfeccionar los modelos analíticos del CMC para conocer las condiciones climáticas, meteorológicas y atmosféricas en la que ocurren los relámpagos del Catatumbo.

 

  
  Haga clic en la imagen para agrandar
Infograma: CMC - Sivigila
Adaptación: Ender Peréz
La trascendencia de la investigación científica en la zona tiene su anclaje social en las posibilidades que ofrece en la prevención del impacto negativo de la alta actividad electromagnética en el desarrollo de actividades económicas que sirven de sustento a las comunidades como la pesca artesanal y la ganadería, pero además, en la industria petrolera.

 

La coordinadora del Sivigila expresa que actualmente no cuentan con ningún tipo de financiamiento para sus actividades de investigación, por lo que «desde agosto de 2017 no se han hecho más expediciones a la zona del Catatumbo para realizar lanzamientos de globos meteorológicos y así dar continuidad a nuestra investigación en la zona».

 

Pero no solo las Expediciones Catatumbo se han visto afectadas por la falta de presupuesto. «Por el momento, nuestro sensor de descargas eléctricas está fuera de línea. Como se puede observar en la datoteca, el mapa no está mostrando actividad en tiempo real; sin embargo, tenemos en línea los pronósticos mensuales, donde podemos observar las probabilidad de densidad de descargas eléctricas», asegura Juárez.

 

La realización de los pronósticos por parte del Sivigila es posible gracias a «un sensor de descargas eléctricas de la Red NowCast-Linet, otorgado por la empresa colombiana Keraunos e instalado en el Centro de Modelado Científico. Esto nos proporciona información en tiempo real de las descargas eléctricas ocurridas en la cuenca del lago de Maracaibo. Pero es importante resaltar la necesidad de incluir más sensores a lo largo del occidente de Venezuela» que permitan hacer validaciones y triangulaciones de la información detectada por cada uno de ellos.





Última actualización ( 29-06-2018 a las 15:02:24 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir