Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Unidades académico-productivas de LUZ se resisten ante la crisis nacional PDF Imprimir Correo
05-04-2018 a las 08:04:56

Pese a las amenazas de invasión y expropiación, hurtos y daños a las instalaciones, más de 60 años de contribución al desarrollo agroproductivo del país fortalecen el compromiso de la institución por recuperar sus espacios


LUZ Agencia de Noticias

 

Que la Universidad del Zulia cuente con 5 unidades académico-productivas no es un hecho fortuito. La responsabilidad de esta casa de estudios en la formación de los profesionales del agro y las ciencias veterinarias, junto a su destacada trayectoria científica, ha sido determinante en la disponibilidad de espacios que conjugan la docencia con lo productivo.

 

El artículo número 2 de la Ley de Universidades establece que estas «son instituciones al servicio de la Nación y a ellas corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales», por lo que la participación de la Universidad en la vida productiva del país y en la resolución de uno de los problemas más graves que afectan a la población, como es la alimentación, denota este interés universitario en el cumplimiento de la ley y en consolidar su rol social.

 

La obtención de las extensiones de terreno, los bienes y la infraestructura para las haciendas San Pedro, Alto Viento y La Esperanza; la Granja Experimental Ana María Campos y el Centro Experimental de Producción Animal (CEPA) ha sido posible gracias a los esfuerzos de la universidad y de otras instituciones que han confiado en LUZ para la administración y buen uso de los espacios en actividades académicas, científicas y de extensión que contribuyan al desarrollo del país.

 

La posesión de esas tierras por parte de la Universidad del Zulia ha generado, a lo largo de muchos años, disputas y conflictos institucionales, comunitarios y personales que buscan despojar a LUZ de esos espacios. Hoy, la situación de las unidades académico-productivas de la universidad es devastadora como consecuencia de las invasiones, la inseguridad y la coyuntura económica del país.

 

Espacios productivos

 

La estructura de la hacienda San Pedro —entregada a LUZ en 1983 en calidad de comodato y adjudicada en 1999 por el Congreso Nacional— servía principalmente para la producción de leche, de allí que posea una sala de ordeño, corrales y espacios para el manejo y la alimentación del ganado, además de una becerrera con 6 corrales, y un cuarto para leche con un tanque de enfriamiento con capacidad para 1.200 litros.

 

El trabajo productivo de la hacienda permitió que registrara unos 250 animales y que lograra generar 410 litros de leche al día. Este aporte de la hacienda servía como materia prima para la elaboración de productos lácteos que abastecían a la región.

 

Adicionalmente, en la hacienda se desarrolló un programa de ganadería sostenible de doble propósito que ha involucrado grandes logros en el mejoramiento genético, el uso de alternativas de alimentación y en la aplicación de biotecnologías reproductivas.

 

El Centro Experimental de Producción Animal, ubicado en el kilómetro 25 de la vía Maracaibo-Machiques, cuenta entre sus logros al programa de Transferencia de Embriones, aplicado en ovinos y caprinos, y con el que fue posible que en 2016 naciera el primer carnero por esta técnica biotecnológica.

 

En ese espacio también funcionaba el programa de Congelación de semen y de inseminación artificial de ovinos y caprinos, que servía para las unidades productivas de LUZ y ofrecía, a muy bajos costos, el servicio de creación de bancos de germoplasma a pequeños productores.

 

Jorge Rubio, coordinador del CEPA y profesor de la Facultad de Ciencias Veterinarias, explica que en el Laboratorio de Patología Porcina de ese centro se hacía el diagnóstico de enfermedades bacteriológicas y virales de los cerdos. Este laboratorio constituía un gran apoyo a los porcinocultores debido a que era el único del occidente del país.

 

Rubio asegura que 2 de los galpones del CEPA servían como espacio para la cría de pollos de engorde, en asociación con empresas privadas; por lo que hasta el año 2015 trabajó con la producción de unas 11 mil aves.

 

Relató que, en la búsqueda de generar acercamientos con la comunidad, desde el CEPA se elaboró un proyecto de servicio comunitario para la producción de bloques multinutricionales para animales rumiantes, que fueron donados a los vecinos con ganado bovino y caprino.

 

La Granja Experimental Ana María Campos —administrada por la Facultad de Agronomía— ha servido como espacio para la producción de pasto, frutales, hortalizas y leguminosas, así como para la cría de ovinos, cerdos y conejos. 

 

A través de un convenio con la empresa Venchi, en 2009 se desarrolló un proyecto para el cultivo experimental de una hectárea de sisal, una planta que sirve como fibra natural para la elaboración de textiles, cordeles, sacos, alfombras y recubrimientos de fibra óptica. También, en 2013 se hizo evidente el trabajo desarrollado junto con 14 consejos comunales de la zona a través del proyecto Innovación y economía socioproductiva comunal, con el que se prestó asistencia técnica y formación para el desarrollo de actividades agroproductivas.

 

El proyecto intitulado Implementación de la lumbricultura en zonas cálidas, realizado en conjunto con el Banco Central de Venezuela, fue otro de los aportes de la granja Ana María Campos al desarrollo comunitario. Además, la creación del banco genético de leguminosas sirvió para el desarrollo de líneas de cultivo con características acordes a las condiciones climáticas de la región.

 

En 2016, LUZ firmó un convenio con la Gobernación del estado Zulia para la producción de sorgo, que incluyó la siembra de 5 hectáreas en la granja y otras 10 en la hacienda Alto Viento.

 

Los logros de la hacienda Alto Viento en la ganadería doble propósito no se han hecho esperar. Desde 2005, la ejecución de un plan de mejoramiento genético del ganado ha generado grandes avances en el potencial lechero, la eficiencia productiva y reproductiva, y la adaptación de las razas a las condiciones climáticas.

 

Gracias al mejoramiento genético desarrollado en Alto Viento, en el 2009 se logró pasar la producción de leche de 4 o 5 litros diarios a 7,5 litros por vaca. El rebaño de la hacienda ascendía a 300 animales y se producían 600 litros de leche diarios, que servían para contribuir con el abastecimiento de leche y carne de la región zuliana.

 

Además, los resultados más resaltantes del trabajo genético se expresaron en la competitividad del ganado bovino de la hacienda, lo que le hizo ganadora de los primeros 5 lugares en la Feria Virgen del Carmen en 2009 y de 16 premios durante la Feria Agropecuaria del municipio Cañada de Urdaneta en el 2012.

 

Las 456 hectáreas de la hacienda La Esperanza han servido para el desarrollo de programas de mejoramiento genético, alimentación y sanidad animal, y control reproductivo. El rebaño, que estuvo constituido por entre 500 y 600 cabezas de ganado, permitió mantener la producción de leche y carne que servía para abastecer el mercado local.

 

Humberto Morales, coordinador de la hacienda La Esperanza, rememora que en sus inicios, ese espacio contaba con ganado de razas importadas debido a la accesibilidad y disponibilidad de adquirir tanto los animales como el alimento concentrado que requieren. En ese momento, la hacienda «estaba en muy buenos niveles de producción promedio por vaca y de producción diaria de leche, que era, en promedio, 1.300 litros de leche diarios. Eso fue así en los últimos 40 años».

 

Precisamente, el potencial del ganado produjo que, en 2010, la hacienda ganara los 2 premios más importantes de la XXXIX Feria Agropecuaria del municipio Rosario de Perijá. 

 

A todo esto se suma la gran cantidad de proyectos e investigaciones que se han ejecutado en todas las unidades académico-productivas de LUZ y que ha contribuido con la formación de los profesionales en las ciencias veterinarias y del agro. 

 

Lucha por la tierra

 

En 2009, durante el proceso de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas, la hacienda San Pedro quedó dentro de las poligonales de tierras que serían entregadas al pueblo yukpa en la serranía de Perijá. Sin embargo, la cadena documental que prueba la propiedad de LUZ sobre las 224 hectáreas de terreno y el desarrollo de las actividades académicas y científicas en esos espacios, hizo posible que esta unidad académico-productiva quedara fuera de la demarcación.

 

A principios de 2010, la hacienda era objeto, por tercera vez, de amenazas de expropiación. En este caso, debido a denuncias de la Cooperativa Sendero de Dios por la supuesta improductividad de las tierras pertenecientes a la hacienda, por lo que pedían que les fueran cedidas. Sin embargo, se logró demostrar la productividad de las tierras ante una comisión del Instituto Nacional de Tierras que se presentó en la hacienda el 27 de enero de 2010; por lo que la denuncia no procedió. 

 

La historia de la Gran Experimental Ana María Campos es aún más dramática en cuanto a la intensidad y recurrencia de conatos e invasiones efectivas. La ubicación de la granja en el municipio San Francisco y el crecimiento demográfico provocaron que quedara inserta entre varias barriadas urbanas, lo que aumentó las presiones sobre la ocupación ilegal de sus 75 hectáreas.

 

Solo en enero de 2013, los invasores fueron desalojados de la granja en tres oportunidades. En ese entonces, fueron incendiadas intencionalmente unas 70 hectáreas de terreno en la granja y se afectaron varios proyectos científicos y productivos que funcionaban en esos espacios.

 

En julio de 2017 y por una vez más, fue ocupada ilegalmente la primera y más antigua de las unidades de producción de la Universidad del Zulia: la Granja Experimental Ana María Campos. Dos meses más tarde, también sería víctima de la misma situación la Hacienda San Pedro.

 

El 8 de diciembre de 2017, nuevamente la Universidad del Zulia denunciaba la ocupación ilegal de la Granja Ana María Campos y la Hacienda San Pedro. La producción de la hacienda —que rondaba entre los 400 litros de leche diarios— cayó a cero, producto del robo de los animales y la invasión; mientras que en la granja fueron afectados los proyectos para la producción de sorgo que se habían venido desarrollando en convenio con la Gobernación del estado Zulia.

 

El Centro Experimental de Producción Animal también tiene un historial de intentos de invasión a partir del crecimiento poblacional del sector y la constitución de barriadas en los alrededores de sus instalaciones. 

 

Luego de 4 incendios provocados en los terrenos de la hacienda La Esperanza, propiedad de la Facultad de Agronomía desde hace más de 50 años, pesan rumores de una posible invasión de esta aula abierta ubicada en el municipio Machiques de Perijá. 

 

Inseguridad desbordada

 

A los intentos de expropiación e invasión se le sumó la inseguridad que afecta a las zonas de producción agropecuaria del país y, particularmente, del estado Zulia. En julio de 2016, la Universidad del Zulia, a través de un comunicado público denunció el robo de 53 animales —entre bovinos y equinos— con los que contaba la hacienda San Pedro.

 

En diciembre de 2016, la Granja Ana María Campos y los centros del Parque Tecnológico de LUZ, que también funcionan en esos espacios, fueron completamente desvalijados. Desde el cableado eléctrico, el techo, las puertas y ventanas de las instalaciones hasta pupitres, aires acondicionados, computadores y otros equipos, fueron hurtados de estos espacios universitarios.

 

Entre diciembre de 2017 y febrero de 2018, el CEPA sufrió más de 10 robos a sus instalaciones. La infraestructura donde funcionaban el Laboratorio de Patología Porcina y el Laboratorio de Congelamiento de Semen quedaron prácticamente inutilizables producto del robo de equipos y el sistema eléctrico, en el que se cuenta el robo de 3 transformadores.

 

Ante estos sucesos, la Facultad de Ciencias Veterinarias se declaró en emergencia académica, puesto que sus 2 unidades académico-productivas —la hacienda San Pedro y el CEPA— están completamente afectadas. A esto también se sumó la Facultad de Agronomía con sus unidades productivas perjudicadas o en riesgo, por lo que en febrero de 2018 se realizó una sesión extraordinaria del Consejo Universitario en la hacienda La Esperanza, con el fin de hacer presencia en estos espacios universitarios, generar estrategias para su resguardo y establecer alianzas con las sociedades de ganaderos de la zona para hacer acciones conjuntas.

 

La academia no se rinde

 

Mientras que la inseguridad y la violencia arremeten contra las unidades productivas de LUZ, las labores académicas y científicas que allí se desarrollan se resisten a morir.  Humberto Morales explica que la crisis y el cambio climático han hecho mella en los sistemas de producción, sobre todo a los sistemas doble propósito. De allí que desde la hacienda La Esperanza se han encargado de generar respuestas a esta situación con el trabajo genético del ganado: «Casi el 70 por ciento de los animales tienen una genética con más tendencia a ganado criollo, incluso, muchos de ellos con gen portador de pelo corto que está asociado a esa adaptabilidad o tropicalización del ganado, por lo que resiste aún más al cambio climático y a la restricción del alimento concentrado».

 

Detalló que con los incendios en la hacienda no tienen pasto para alimentar a los animales, pero que el apoyo de los productores no se ha hecho esperar. «Un productor nos donó 38 rollos de heno que logran sostener a los animales por un periodo y otro productor también nos cedió unas 200 hectáreas de pasto de corte fresco. Con esas ayudas, podemos mantener los animales hasta que lleguen las lluvias y podamos restablecer nuestro pasto».

 

También en el CEPA, el apoyo de un productor vecino les ha permitido resguardar los pocos animales que se conservan y utilizar sus espacios para las prácticas de campo de los estudiantes.

 





Última actualización ( 05-04-2018 a las 08:29:50 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir