Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
El 70 % de un cuerpo sano depende de cómo se alimenta PDF Imprimir Correo
23-02-2018 a las 11:31:34

La especialista en Nutrición Clínica, Hazel Anderson explica cómo se debe comer en tiempos de crisis. «Hay que garantizarle salud a las familias, con buena alimentación cocinando de manera correcta los alimentos más accesibles».

 

Nayarith Gutiérrez M.

 

La hiperinflación en Venezuela registró una tasa mensual de 84,2 %, según cifras ofrecidas por la Asamblea Nacional, todo esto se traduce en pobreza y hambre en la población venezolana. En tiempos de crisis como los que transita el país urge garantizar la salud y bienestar de los ciudadanos, consagrado como un derecho humano universal. Para la especialista en Nutrición Clínica, Hazel Anderson «el 70 % de nuestra salud depende de la forma en que nos alimentemos diariamente».

 

Las cifras de desnutrición infantil en el país superaron el umbral de 10 % establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), esos número rojos llevaron a la organización Cáritas de Venezuela a declarar emergencia humanitaria como lo ha advertido en reiteradas ocasiones la especialista en nutrición y gestión alimentaria, Susana Raffalli.

 

Para la profesora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad del Zulia (LUZ), Hazel Anderson, cuando se detiene una alimentación de forma adecuada, el cuerpo recibe los nutrientes que necesita para mantener la vida. Pese al alto costo de los bienes y productos, la hiperinflación que se vive en Venezuela, debe existir una buena selección de los alimentos que se consumen para preservar la salud y evitar padecer enfermedades ante la escasez de los medicamentos.

 

Para Anderson lo importante es la calidad y no la cantidad. Aconseja formas de preparación prácticas y más accesibles de acuerdo a lo que se consigue en el mercado. Entre los más accesibles mencionó las sopas, porque dan sensación de saciedad y aportan suficientes nutrientes que quedan en el agua para enriquecer la preparación.

 

Explicó que a la sopa se le agrega auyama, que es muy rica en Vitamina A y ayuda proteger la vista de las personas; los vegetales verdes que más se consiguen como la acelga, el perejil, el cilantro, la espinaca que proporciona una sustancia llamada luteína que cuida la visión, rica en magnesio, en vitamina K y previene el cáncer. También se le puede agregar uno o varios tubérculos: papas, apios, ocumos. Un cereal como el arroz o pasta. 

 

En la elaboración de una sopa lo más costoso es la parte proteica, pero se puede hacer con huesos rojos (costilla de res y/o osobuco) que proporcionan mucho hierro a la dieta. La nutricionista recomendó colocarlos cuando el agua esté a temperatura ambiente para que las sustancias nutritivas queden cuando el agua hierva. 

 

«De esa manera cubrimos las proteínas que ayudan a formar la masa muscular, aumentar las defensas, aportan hierro para evitar la anemia, la auyama y los vegetales verdes protegen la piel y la vista, la pasta o el arroz agrega los carbohidratos y cuando está lista se le agrega el aceite vegetal comestible que es el aporte de grasa», detalló.

 

La profesora Hazel Anderson aseguró que preparando la sopa de esa manera, permitirá que se tenga todos los nutrientes que necesita el cuerpo humano en una comida.

 

Selección de alimentos

 

    Hazel Anderson
  Foto: Eloy Hernández
Hazel Anderson, quien coordina la Especialidad en Nutrición Clínica en la Facultad de Medicina de LUZ, aclaró que la palabra dieta se traduce a lo que comen las personas durante todo el día, puede ser rica en calorías, proteínas o saludable.

 

Destacó que uno de los alimentos básicos que debe ingerir toda persona son los huevos, porque son fuentes de vida y tiene todos los nutrientes básicos, hierro, grasa y proteínas. «Si a un niño, adulto o mujer embarazada le damos un huevo le aporta todo los aminoácidos que necesita, y si lo acompañamos con una arepa en el desayuno con mantequilla, tomate, cebolla o pimentón es una comida completa que se puede complementar con jugo de la fruta de la estación».

 

Recomienda estar pendiente sobre lo que indica el calendario de cosechas de frutas y vegetales para saber qué se puede conseguir seguir la estación que ofrece la Fundación Bengoa en su página web www.fundacionbengoa.org

 

Nutrición para niños 

 

De acuerdo al último monitoreo de la situación nutricional que realizó Cáritas Venezuela se obtuvo que un 68 % de los niños evaluados en 32 parroquias del país ya tienen algún déficit nutricional o están en riesgo de tenerlo. Un 32,5 % estaba en riesgo de desnutrición (ya habían comenzado a deteriorarse), un 32 % no tenía déficit nutricional, un 21 % se encontraba en desnutrición leve y un 14,5 % de los niños ya estaban en el nivel de desnutrición moderada y severa.

 

La nutricionista Hazel Anderson, señaló que en las condiciones actuales de desnutrición, la población con mayor riesgo son los niños, le siguen las embarazadas, porque el cuerpo si no recibe las calorías que necesita, entonces usa los alimentos en calor. Por ejemplo, de esos nutrientes en 1 gramo de proteína hay 4 calorías, en 1 gramo de grasa hay 9 calorías, en 1 gramo de carbohidratos hay 4 calorías y el cuerpo debe recibir esos aportes de nutrientes completos.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un niño debe recibir 150 gramos de calorías al día, un adolescente hasta 300 gramos, nutrientes que se reciben de las grasas y los carbohidratos. Mientras que las proteínas ayudan a cuidar las defensas y mantener el hierro en el cuerpo.

 

Para los recién nacidos su alimentación principal es la lactancia materna y no tiene sustituto, por eso se le debe garantizar de manera exclusiva los primeros 6 meses de vida. Luego se le van incluyendo en resto de los alimentos, sin embargo, para que la madre pueda dar lactancia materna exclusiva debe estar alimentada lo mejor posible.

 

Anderson indicó que los niños menores de 2 años deben recibir la alimentación que requieren para el desarrollo de su cerebro, entonces se les debe garantizar el aporte de nutrientes necesarios para su crecimiento.  

 

La leche es un alimento fundamental en los primeros 2 años de vida del niño porque contiene la proteína del crecimiento, sin embargo, en el país escasea y es costosa. Según la profesora Hazel Anderson, existen algunas alternativas más accesibles para sustituirla, por ejemplo, la ricota y el requesón son buenas fuentes de proteína que se consigue a menor costo en el mercado. Para mejorar su sabor se le puede agregar una grasa, vegetales, aguacate que proporciona proteínas.

 

Hay dos tipos de carbohidratos que se necesitan para alimentar a los niños: los refinados y los no refinados. Los primeros se encuentran en los cereales como el maíz, el trigo, el sorgo, el arroz, en la papa, ñame, yuca, ocumo, batata y el plátano, vegetales y frutas. 

 

En el caso del cambur es muy importante para aportarles las calorías que necesita un adolescente, porque en 100 gramos de cambur hay 20 gramos de azúcar. La lechosa es otra de las frutas con más aportes de carbohidratos para los niños y adolescentes. La profesora Anderson aclaró que si no se tiene suficiente cantidad de las frutas se pueden preparar en jugos.

 

Promover la salud a través de la alimentación 

 

Como especialista en Nutrición Clínica, Hazel Anderson explicó que el proceso de alimentación externa comienza cuando la persona piensa en la comida, si está disponible en el mercado, si se puede comprar, se adquiere, se prepara y se come. Mientras que la alimentación interna comprende la masticación, la deglución, la digestión gástrica e intestinal hasta que es absorbido por el organismo. 

 

Precisó que importante conocer que después viene la parte de la nutrición que envuelve a los procesos metabólicos que se dan a nivel de las células que involucra el crecimiento, desarrollo y reproducción de las células que permiten llevar a cabo las actividades esenciales del cuerpo humano. Los alimentos son todos los productos naturales o industrializados que contienen los nutrientes proteínas, grasas, carbohidratos, minerales y agua que garantizan la vida de las personas.

 

La profesora Hazel Anderson, especialista en Nutrición Clínica, preocupada por los hábitos de alimentación de la población que se hacen más difíciles cumplir con el alto costo de los productos, iniciará una serie de talleres y conferencias para educar sobre la forma de comer en tiempos de crisis. Está dispuesta a transmitir su mensaje a la comunidad universitaria. Se espera que en los próximos días se efectúe la conferencia en las instalaciones del Colegio de Profesores de la Universidad (APUZ) y en las facultades que lo soliciten. Para contactarla pueden llamar al número (+58) 414 6394812. 

 





Última actualización ( 23-02-2018 a las 13:06:43 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir