Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Expertos de LUZ consideran poco fiable el diálogo Gobierno-Oposición PDF Imprimir Correo
01-12-2017 a las 09:59:23

Los docentes manifestaron que en el país no existen condiciones favorables para lograr una negociación que beneficie a los ciudadanos


Laura Nieto Carrillo

Foto: Eloy Hernández

 

Ante la premura del evento que reunió a los representantes del Gran Polo Patriótico y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en República Dominicana entre el 1 y 2 de diciembre de 2017, la Fundación Sinamaica realizó el foro «Diálogo Político en Venezuela en un Clima Polarizado», en el que participaron alumnos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia.

 

Durante la mañana del 28 de noviembre de 2017, los profesores Juan Romero, historiador y politólogo; Morelba Brito, politóloga; y María Petzold, abogada, fueron los responsables de dirigir la 11.ª edición del Foro Venezolano Itinerante de la organización Sinamaica, orientada a determinar —a través del debate— el impacto de los condiciones políticas, económicas y sociales del país en el éxito de la nueva iniciativa emprendida por el Gobierno de Nicolás Maduro en septiembre de 2017.

 

Lucha de fuerzas

 

Durante el encuentro, los especialistas explicaron que, pese a la urgencia de desarrollar soluciones efectivas a la crítica situación que afecta a la nación, el diálogo entre el oficialismo y la oposición continúa generando desconfianza.

 

Desde el 2004, fecha en que el Ejecutivo y los opositores políticos acordaron la realización del referéndum revocatorio de aquel año, los procesos de negociación entre las fuerzas políticas venezolanas se ha caracterizado por ser escenarios de desacuerdo, en los que predominan los intereses propios y la falta de compromiso de los participantes.

 

Juan Romero sostiene que es necesario que los dirigentes políticos renuncien a los extremos, los ideales y objetivos partidistas y, finalmente, cedan para encontrar un estado de paz. Afirma que, aunque «lo natural es la diversidad en conflicto, se puede construir una «página estable» en la que oficialismo y oposición asuman como prioridad trabajar por los ciudadanos y no demostrar su poder.

 

En efecto, Romero expresó la importancia de considerar a la gran mayoría que no se identifica con ninguno de los 2 bandos. «Hay un sector, una mayoría que no se está tomando en cuenta. Entonces este diálogo que se va a dar es importante, pero por cuestiones de poder. Realmente no va a responder a las necesidades de la mayoría», comentó.

 

Asimismo, a la postura radical de las partes —que imposibilita la construcción de condiciones favorables para un relación ganar/ganar— se debe sumar, según Morelba Brito, el cruce de otros múltiples factores como la existencia de experiencias negativas previas y la asistencia de una oposición debilitada; así como la presión y las sanciones internacionales, el endeudamiento externo y la existencia de grandes objetivos disímiles entre ambas partes.

 

Para la especialista, la influencia internacional juega un papel fundamental. Brito explica que, frente a las demandas de distintos gobiernos del mundo al Estado venezolano de restituir el hilo constitucional y solventar el gran endeudamiento externo que posee el país, el Ejecutivo necesita la intervención de la oposición.

 

En un panorama positivo para la presidencia de Maduro, el proceso de diálogo finalizaría con éxito si la MUD y demás partidos anti oficialistas asumen el rol de mediador entre Venezuela y los Estados u organizaciones de los 5 continentes; es decir, si interceden esta vez como garantes de la puesta en marcha del proceso de enmienda y rectificación que tanto se ha exigido gobierno nacional.

 

«Venezuela se ha convertido en un problema público para la comunidad internacional. En este momento determinado, el Estado necesita de la Asamblea Nacional para poder manejar el gran problema de la deuda, que formalmente no puede hacerlo sin el apoyo del parlamento nacional», explicó.

 

Además, reiteró la incidencia de la falta de incompatibilidad en los propósitos de la mesa de discusión instalada en República Dominicana: «Lo que para uno son las condiciones, para el otro son los objetivos», explicó a los estudiantes. Sostuvo que, en el caso de la oposición venezolana, aunque ciertos representantes exigían, por una parte, como condición, la inclusión de actores internacionales y, como objetivos, la apertura del canal humanitario y la liberación de los presos políticos; para otros estos aspectos eran considerados condiciones para la negociación.

 

En relación a las exigencias entre la oposición y el Gobierno, informó que también existían disyuntivas sobre las condiciones para asistir al encuentro que podían dificultar la obtención de resultados favorables: «Lo que para alguno de los sectores uno de los puntos de negociación es, por ejemplo, el reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente, para los otros lo es el reconocimiento de la Asamblea Nacional. Cuando existen estas diferencias, se puede deducir que serán discusiones muy difíciles de llevar adelante».

 

En ese sentido, María Petzold afirma que las condiciones para un proceso de diálogo exitoso no están dadas. En su intervención, la docente y abogada de LUZ explicó que establecer y cumplir requisitos mínimos de común acuerdo resulta fundamental para garantizar el éxito de cualquier convenio, pero en el caso venezolano los intereses son incompatibles. «Para mí no se puede ir a un proceso de negociación», sentenció.

 

Frente a las posibilidades de un nuevo fracaso en la mesa de negociación, sugiere el desarrollo de nuevas alternativas para la solución del conflicto y la crisis que afecta cada vez más a los ciudadanos. «Es totalmente necesario plantearse un plan B», insistió la jurista.

 

En pro de la ciudadanía activa

 

El evento «Diálogo Político en Venezuela en un Clima Polarizado» es parte del Foro Venezolano Itinerante de la Fundación Sinamaica. A través de estos eventos, la organización sin fines de lucro creada en 2014 establece espacios que fomentan la confrontación de opiniones y la «interacción creativa» entre la sociedad y el Estado, abordando el reto de estimular la tolerancia, la libertad y el respeto a los derechos de los individuos, haciéndoles más activos, responsables y creativos en la toma de decisiones y la construcción de propuestas que contribuyan a solucionar los problemas del país.

 

En la actualidad, la Fundación Sinamaica llega además múltiples estados del país con su proyecto Programa de Liderazgo para la Transformación en el Ámbito Público, iniciado en 2016. Caracas, Barquisimeto, Yaracuy, Falcón, Vargas, Miranda, Valencia y Portuguesa integran los territorios en el que también la institución ha identificado y formado a jóvenes líderes estimulando su capacidad diálogo, potenciando sus habilidades y ayudándoles a reconocerse como promotores del bienestar de la ciudadanía.





Última actualización ( 01-12-2017 a las 11:19:32 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir