Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Danzar sin escuchar: una historia de inclusión e igualdad en Danzaluz PDF Imprimir Correo
26-10-2017 a las 13:56:38

Deynis Luque es un artista con discapacidad auditiva, el único bailarín sordomudo en Venezuela. Cuenta, con el apoyo de su intérprete, toda la historia de su paso por la Compañía de Danza de LUZ 


María Mercedes Pérez

 

Danzar sin escuchar: una historia de inclusión e igualdad en Danzaluz

Foto: Cortesía Dirección de Cultura
 
Abrir caminos para el logro de la integración de personas con discapacidad a través de la danza contemporánea es uno de los motores que impulsa los programas que se ejecutan en este departamento para el impulso de políticas de inclusión que abran el abanico de posibilidades expresivas.

 

Colocándose a la vanguardia dentro del mundo dancístico, el departamento suma acciones a favor de la integración incluyendo dentro de su personal permanente al bailarín y coreógrafo Deynis Luque, artista con discapacidad auditiva (Sordo), quien entrega su pasión por la danza desde las filas de la agrupación patrimonio de LUZ Danzaluz. Luque es además licenciado en Educación, mención Desarrollo Cultural, asesor de artes y artista plástico. 

 

Gilberto Rincón, jefe del departamento de Danza, explica: «la inclusión no solamente es decir 'brindémosle la oportunidad a un sordo, a un ciego, a un mudo, a una persona con dificultades motoras'. Va más alla de brindarle la oportunidad. Es también darle las herramientas para que puedan lograrlo».

 

La integración de un artista sordo es un emblema de la inclusión que se promueve desde el departamento. Desde allí, el objetivo es incentivar su crecimiento personal y profesional, así como también la promoción y consolidación de una comunidad sorda integrada, consciente de la excelencia que genera la convivencia. «Sordos y oyentes trabajando unidos», destaca.

 

Es el único bailarín sordomudo en Venezuela, su hacer creativo conserva vivo el arte dancístico. Actualmente se desempeña como uno de los profesores del Centro Formativo Danzaluz y tiene en su haber numerosas obras coreográficas, presentaciones y reconocimientos por su trabajo. 

Tal vez un poco tímido e impaciente, su apariencia no le permite pasar desapercibido por la gente. Siempre está preparado para dar a conocer su condición destacando sobre todo sus éxitos profesionales, a pesar de la discapacidad que tiene desde su nacimiento. 

 

Mediante el intérprete de señas, Rafael Lugo expresó su entrega a este arte. «En el 2006 fue el inicio de mi carrera en una compañía profesional y ahora en Danzaluz. A pesar de ser una agrupación donde sus miembros son oyentes, encontré la oportunidad de ingresar y desarrollar mi arte y mi pasión que es el baile», aseveró.

 

Su sueño siempre fue ser un gran bailarín y afirma que lo ha conseguido. «Para mí la danza es una vía de escape y me encantaría poder integrar a más personas con mi condición a esta práctica cultural», afirmó.

 

Gilberto Rincón comenta que se trata, sin duda, de un bailarín con un potencial ilimitado, que sabe perfectamente a dónde quiere llegar. De allí que siempre está presto a escuchar los consejos de sus profesores, quienes le dicen que él puede, que siga adelante y contribuya desde el Departamento de Danza a desarrollar actividades que conjuguen la integración, inclusión e igualdad».

 

No existen límites

 

Si bien Luque carece de herramientas para comunicarse, busca otras alternativas para lograr una relación efectiva con sus alumnos y compañeros. «La manera de comunicarme es, en su mayoría, visual. Cuando voy a enseñarles algo, lo hago yo primero, o lo grabo en video, para que ellos lo copien y puedan hacerlo».

 

«Para los Sordos nunca había oportunidad para la danza, sobre todo a nivel profesional. Mis profesores, entre ellos Gilberto Rincón, me han dicho que yo puedo, pero que tengo que trabajar y en Danzaluz conseguí esa oportunidad». Quienes comparten con él lo definen como una persona que se entrega apasionadamente a su labor, trabajando intensamente para alcanzar las metas que se propone.

 

La Danza es uno de los medios que le permite a Luque expresar su creatividad y su interpretación del mundo circundante; Danzaluz es el puente que la ha permitido mostrar su hacer. «Siento que la oportunidad que recibí de pertenecer a esta compañía profesional de danza me ha dado la posibilidad de realizar un trabajo importante, el cual es producto de la  buena educación que me han suministrado mis profesores».

 

Muestras de integración

 

La integración es clave en la  propuesta de Danzaluz con Deynis Luque, quien por primera vez conjuga en Venezuela el arte expresado por sordos y oyentes.

 

Múltiples muestras de su danza se han ejecutado en lo que va de 2017. En mayo se presentó en la 5.ª Muestra de Arte Sordo 2017, en la ciudad de Medellín, Colombia, con la obra El Albedo de Aries, idea original y coreografía de Gilberto Rincón. Su pasión en la escena colombiana le hizo merecedor de ser escogido como el único artista por Venezuela en párticpar en el Bay Area International Deaf Dance Festival en San Francisco, California, Estados Unidos, durante agosto, donde compartió con artistas de Australia, Estados Unidos, Colombia, entre otros países.

 

  + Arte incluyente
    El 24 de noviembre de 2017, la compañía Danzaluz bajo la dirección de Ivol Timaure estrenará Z00 Instintivo «Sin que se tenga conciencia de la razón a la que se obedece», idea original y coreografía de Deynis Luque, la cita será en su auditorio, ubicado en la Facultad Experimental de Ciencias, edificio Grano de Oro, segundo piso, a las 5 de la tarde.
Montaje que se repite el 29 de noviembre en honor del arte de la danza, dirigida a todo público a partir de las 7 de la noche, en el Teatro Baralt, ambas con entrada por colaboración de Bs. 2 mil.
Bajo su dirección y coreografía la compañía Danzaluz presentó el espectáculo Desde el silencio el 12 de septiembre de 2017 en el Teatro Cajamag Pepe Vives Campo de Santa Marta, Colombia, en la XXVIII edición del Festival Internacional de Teatro del Caribe, realizado en el marco del Día Internacional de Personas Sordas, presentación que brindó al público asistente un mensaje integrador sin límites. Una gran noche para celebrar desde el vecino país los 126 años de creación de nuestra Universidad del Zulia.

 

Estos festivales ofrecieron también a los artistas del Departamento de Danza de LUZ compartir elementos relacionados con el área formativa académica de la danza en un conversatorio en conjunto con la Universidad del Magdalena, el taller Señando mi cuerpo a estudiantes Sordos y oyentes de distintas instituciones educativas de Santa Marta, Colombia, en el Claustro San Juan Nepomuceno. Y Gilberto Rincón ofreció el taller Contact Improvisation a estudiantes de danza y bailarines profesionales de distintas áreas. 

 

De estas experiencias, Luque destaca: «tuve la oportunidad de ver cómo se hacían inclusiones de otras personas con discapacidad en el tema de la formación en cuanto a las artes escenicas».

En evidencia quedó la pasión y la entrega con la que nuestros bailarines y equipo artístico desarrollaron las obras y se mostraron internacionalmente. Se trata de intercambios artísticos permanentes que han hecho posible el contacto y la vinculación con artistas Sordos en los países donde estuvieron presentes. 

 

El llamado que hizo Deynis Luque en el marco del Día Internacional de las Personas Sordas es a que la sociedad que en el mundo despliega las artes escénicas abra su accionamiento y «permita que todas aquellas personas con capacidades diversas tengan accesibilidad de forma igualitaria al crecimiento humano y espiritual que la danza, el teatro, la música, el circo y muchas otras disciplinas permiten». 

 

Aunque en Venezuela no existe ninguna compañía profesional con alumnos sordomudos, Luque afirma que le gustaría iniciar un proyecto similar. «No todas las personas Sordas quieren ser bailarines como yo, pero hay que darle oportunidad a quienes quieran hacerlo. Tal vez no aquí en Danzaluz, pero sí en cualquier otra. Me gustaría que otras personas con mi condición se desempeñen en actividades culturales». Su mensaje es claro: «¡No a la discriminación!». Enfatiza que una persona sorda «no tiene ningún impedimento físico y puede ser elegida para desarrollar cualquier actividad que desee».

 

Deynis Luque es reconocido en LUZ  por su valor, como un ejemplo de perseverancia, del significado de la entrega de un ser humano en aras de lograr unos objetivos. Este joven logró vencer las dificultades y mostrar sus cualidades artísticas.

 





Última actualización ( 26-10-2017 a las 14:38:17 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir