Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Hacienda San Pedro: entre la violencia y la imposibilidad de las prácticas de campo PDF Imprimir Correo
11-10-2017 a las 10:22:01

El 6 de octubre de 2017 se intentó realizar una visita guiada y clase vivencial con 22 estudiantes de Veterinaria, pero un grupo de invasores impidió de forma violenta el ingreso de los universitarios

 

Karledys García 

 

Hacienda San Pedro

Foto: Karledys García
 
Desde Maracaibo, llegar a la hacienda San Pedro implica atravesar al menos tres municipios: San Francisco, Rosario y Machiques de Perijá. El verdor de la vegetación que serpentea en el camino es síntoma de la época de lluvias, mientras que los grandes árboles se convierten en signo de varias décadas de presencia y cobijo. También el ganado adorna el paisaje con un aire de tranquilidad, totalmente alejado de las abrumadoras dificultades que enfrentan los productores venezolanos.

 

Los camiones y camionetas que transportan insumos para las fincas, ganado y hortalizas son parte del paisaje de una de las zonas de producción agropecuaria más importantes del estado Zulia. Así, la imagen la Venezuela antes de la explotación petrolera se entremezcla con la actual, trastocada por la crisis. 

 

Muy cerca del río Apón y con la Sierra de Perijá de fondo, la hacienda San Pedro —propiedad de la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) desde 1999— representa una unidad de producción de leche y carne para la región, así como un espacio para el desarrollo de actividades docentes, de investigación y extensión. Sus 206 hectáreas de extensión territorial le ha permitido sostener por más de 30 años la formación de los médicos veterinarios egresados de la Universidad del Zulia y de técnicos agropecuarios de los institutos cercanos. Sin embargo, hoy sus portones están cerrados por la arbitrariedad de los invasores que se amparan en el ejercicio del «poder popular». 

 

Sin prácticas de campo

 

Hacienda San Pedro    
Foto: Archivo  
Producto de la crisis presupuestaria que envuelve a la universidad, y que impide la reparación de las unidades de transporte de la facultad, la tramitación de viáticos y de insumos básicos, se ha imposibilitado cada vez más la realización de las prácticas de campo necesarias para que los estudiantes tengan contacto permanente con las realidades de lo que será su campo laboral y lograr mayores avances en la investigación y desarrollo de unidades de producción. También la inseguridad en la zona y el robo de 53 animales que representaban la totalidad de ganado que tenía la hacienda —ocurrido en julio de 2016— produjo una debacle en la producción, que en otrora era de un aproximado de 130 mil litros de leche anuales.

 

Después de varios meses sin la posibilidad de hacer prácticas de campo en la hacienda San Pedro, el 6 de octubre de 2017 se intentó realizar una visita guiada y clase vivencial con 22 estudiantes de Veterinaria. Sin embargo, en la entrada de la hacienda aguardaban unas 30 personas que aseguran pertenecer a comunas y consejos comunales de los sectores aledaños y que mantienen invadidos los espacios desde diciembre de 2016. 

 

La bienvenida al grupo de estudiantes y profesores que se dirigían a la hacienda fue violenta. Con amenazas, machetes y palos en mano, los invasores impidieron la realización de la clase vivencial de la cátedra de Genética que dictaría Atilio Aranguren, profesor de la FCV; actividades de servicio comunitario y el recorrido por los espacios de la hacienda. 

 

La reacción del grupo de estudiantes ante la imposibilidad de hacer su práctica de campo fue una mezcla de rabia, tristeza y decepción. Luego de dos horas de recorrido desde Maracaibo, los estudiantes vieron diluirse sus expectativas de obtener un aprendizaje in situ y estar en contacto directo con los animales, por lo que se escucharon motivados a organizarse para tener mayor presencia en la hacienda y recuperarla.

 

Violación de acuerdos

 

Elvis Martínez, profesor de la FCV y coordinador de la hacienda San Pedro, explicó que en una reunión junto a autoridades de varias instituciones del municipio Machiques de Perijá se estableció un acuerdo con los invasores de que no impedirían las actividades en la hacienda y que solo podría permanecer en sus espacios una comisión de vigilancia integrada por un máximo de 10 personas. Detalló que estos acuerdos debían mantenerse hasta tanto el Instituto Nacional de Tierras tome una decisión definitiva con respecto al destino del terreno propiedad de LUZ.

 

Martínez destacó que se han hecho las denuncias correspondientes y que durante las últimas reuniones con las diferentes autoridades de la zona, le han informado que en los próximos días se hará un desalojo de los invasores para devolverle las tierras a la universidad, pero hasta la fecha no se ha cumplido esa promesa. Expresó que ha recibido información de que el proceso de desalojo es complicado e involucra la presencia de varias instituciones, además de la decisión formal de un tribunal o del Instituto Nacional de Tierras.

 

La información obtenida a través del personal de la hacienda es que aún quedan 20 animales propiedad de LUZ. A pesar de contar con un lote de ganado reducido en número, son incuantificables las potencialidades de la hacienda San Pedro como unidad de producción y como aula abierta para la formación de técnicos y profesionales de la región, por lo que se hace cada vez más urgente la intervención de las autoridades del estado en la recuperación de las tierras y de la producción que puede aportar al país.

 





Última actualización ( 16-10-2017 a las 09:03:18 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir