Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Atentado al arte: el Maczul es víctima del hampa por tercera vez en 2017 PDF Imprimir Correo
14-07-2017 a las 10:16:44

Lourdes Peñaranda, presidenta del Maczul, aseguró que tienen previsto presentar una campaña de recolección de fondos y de concienciación para lograr que la colectividad asuma como suyos los espacios del museo


LUZ Agencia de Noticias

Foto: Eloy Hernández

 

«Era el único lugar de la zona que faltaba por robar», asegura con preocupación Lourdes Peñaranda, presidenta del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul). Precisamente esa alerta que mantenía el museo debido a los hechos delictivos registrados en las adyacencias y que incluyen el hurto del cableado que por segunda vez en el año los mantiene sin servicio de teléfono e internet y la ausencia de alumbrado público producto del hurto de cables y lámparas, se convirtió en realidad los primeros días de julio de 2017.

 

El 7 de julio de 2017 entre las 6 y 10 de la noche, un grupo de delincuentes robó un camión cava propiedad del Maczul para cargar con equipos como computadoras, video beam y pantallas, además de herramientas de trabajo como taladros, esmeriles, compresores, máquinas de soldar y caladoras. «Esto prácticamente nos deja sin herramientas para trabajar. Se llevaron todo en la cava del museo. Era el único museo que todavía tenía transporte y no solo servía para el traslado de obras hacia otros museos del país, sino también de artistas».

 

Las pérdidas materiales son millonarias, pero la repercusión de estos hechos delictivos en el bagaje artístico-cultural que reposa sobre las instalaciones del Maczul es incalculable. El robo de equipos «deja nuestras salas desmanteladas, con obras que no se pueden mostrar porque no tenemos los equipos y con la inflación que hay en el país, conseguir nuevamente esos equipos es casi imposible. La mayoría de esos equipos eran donados y ahora tenemos ese dolor moral con las personas que los donaron y que creyeron en el museo».

 

«El equipo en el que se proyectaba esta obra fue robado por el hampa», reza un cartel ubicado en la base donde estuvieron instaladas las pantallas que proyectaban las obras de la exposición La fachada de los héroes del artista internacional Federico Solmi. La intención de los letreros es mostrar a los usuarios la crítica situación que enfrenta el museo producto de la inseguridad y la pérdida de equipos valiosos y necesarios para las actividades que allí se desarrollan.

 

«Estábamos muy orgullosos porque teníamos muestras en sala que no tenía ninguna otra institución, porque es arte contemporáneo de alta factura. Teníamos una exposición de Federico Solmi que era completamente digital. Toda la muestra era de 8 videos y teníamos el privilegio de poder brindarle al público exposiciones de esa categoría. Habíamos conseguido eso con el apoyo de otras instituciones y ahora quedamos sin esa posibilidad», manifestó Peñaranda.

 

Actividades como el registro y la programación de exposiciones se ven afectadas por el robo de computadores que servían para realizar esas labores. Asimismo, el robo de computadoras también afectó a la oficina de la Fundación Aula Magna del Zulia que funcionaba en las instalaciones del Maczul luego de varios robos suscitados en su sede.

 

  
Foto: Eloy Hernández
El desvalijamiento del área de Servicios Generales es otro de los dramas que enfrenta hoy el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, puesto que el robo de sus herramientas «nos impide trabajar en las museografías, en el montaje de exposiciones. Se llevaron soldadoras, esmeril, taladro, compresores. Se llevaron todo lo que había». Debido a esta situación, han recibido la colaboración de la Dirección de Cultura de la Universidad del Zulia en el préstamo de algunas herramientas para hacer las reparaciones de puertas y de algunas áreas afectadas por el robo.


Antesala al ultraje

 

Pocos días antes del robo masivo, el Centro de Documentación e Información, ubicado en la planta baja del museo, sufrió el hurto de todos los computadores, un escáner y un deshumidificador. Con los equipos de computación «se perdió el registro, toda la hemeroteca que estaba siendo digitalizada, y ahora tampoco tenemos escáner para seguirlo haciendo».

 

La tensión nuevamente se alojó en el Maczul cuando el 6 de julio de 2017 se encontraron con que una de las puertas de la sala 5 estaba completamente rota. En esa oportunidad, los delincuentes no lograron llevarse nada pero los elevados costos que implican la reposición de la puerta obligaron al personal del museo a cubrir el espacio con materiales que tenían disponibles para evitar dejar los espacios de la sala expuestos a la delincuencia. 

 

La presidenta del Maczul expresó que en virtud de esos 2 primeros sucesos, solicitó mayor atención de parte de los cuerpos de seguridad del Estado y de la Dirección de Seguridad Integral de la Universidad del Zulia. Sin embargo, la inseguridad que afecta al país trastocó directamente al museo por tercera vez en el año.


Solicitud de ayuda

 

A través de un comunicado emitido el 12 de julio de 2017, la Junta Directiva del Maczul expresó: «Para continuar con nuestra labor museística es urgente sumar las iniciativas y fuerza de todos, de lo contrario, será imposible salir adelante. Es del conocimiento la crisis profunda que afecta a todos los actores del país, pero necesitamos del apoyo de los venezolanos y la aguerrida defensa de las instituciones para seguir construyendo una Venezuela cada vez mejor». 

 

Lourdes Peñaranda aseguró que el Maczul continuará abierto al público, pero que las condiciones de trabajo son cada vez más difíciles de enfrentar. «Decidimos mantener las salas expositivas abiertas y que el público vea lo que está pasando. No queremos ocultarlo, sino que todo el mundo sepa».

 

Destacó que en este momento, una de las prioridades consiste en reforzar los portones y la malla espacial de la entrada al museo, por lo que necesitan más de 400 metros de tubos o barras metálicas que sirvan para disminuir el tamaño de los triángulos que componen la estructura.

 

«Estamos pidiendo la colaboración de quien pueda donarnos las barras para poder poner los huecos del pórtico más pequeños, porque partimos de la idea de que no podemos seguir pidiendo que nos donen equipos si no podemos garantizar su seguridad. Necesitamos el apoyo para completar la reja y que no sigan entrando por allí los delincuentes».

 

Lourdes Peñaranda aseguró que tienen previsto presentar una campaña de recolección de fondos que incluya la posibilidad de realizar donaciones en bolívares y en moneda extranjera, además de «convertirlos a todos en dolientes, involucrarlos en lo que hacemos y que la comunidad local, nacional e internacional sea doliente de los espacios del museo», puesto que el Maczul «no solo es del Zulia, es de todo el país». 





Última actualización ( 14-07-2017 a las 10:38:45 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir