Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
En el Zulia se consume hasta 3 veces la cantidad de sal requerida PDF Imprimir Correo
30-06-2017 a las 09:54:26

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ingesta de de sal necesaria para mantener una dieta adecuada es de 5 gramos al día. Sin embargo, en el Zulia los índices de consumo de sodio se triplican y aumentan el riesgo de hipertensión arterial en la población


Carlos Fuenmayor / José Miguel Rincón

 

Pese a que los populares hábitos alimenticios de los zulianos forman parte ya del legado cultural de la región, los altos índices de consumo de harinas y quesos registrados por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida Venezuela 2016 amenazan con elevar los niveles de sodio en el organismo, poniendo en riesgo la salud cardiovascular y renal de las personas.

 

  
  Foto: Eloy Hernández
En efecto, para el director del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Cardiovasculares de la Universidad del Zulia (Iecluz), Gustavo Calmón, la sal ciertamente está vinculada con el aumento de la presión arterial y otros  problemas cardiacos. «En el mundo, cada minuto alguien está teniendo un infarto y cada 45 segundos alguien muere a causa de ese infarto. Entonces es de suma importancia conocer el drama que se está viviendo actualmente y uno de nuestros problemas es la mala alimentación», indica.

 

Un ingrediente desconocido

 

Si bien la sal ocupa un lugar único en las cocinas de los hogares venezolanos como condimento de platillos y alimentos, la población desconoce que es un elemento esencial en términos nutricionales. Compuesta por 40 % de sodio, contribuye a mantener el potencial hidrogeno (PH) de la sangre y regular los fluidos del cuerpo vital para conservar la salud. Sin embargo, su consumo se hace indiscriminadamente. 

 

De hecho, a la sal es posible clasificarla, de acuerdo a su presencia dentro de los alimentos, como sal agregada, que es aquella añadida conscientemente en la comida, y sal invisible, que es la que trae la mayoría de los productos procesados que se consumen día a día. De aquí que entre 9 y 12 gramos por día en promedio, según la OMS, son consumidos por los individuos —por encima de los 5 gramos recomendados—.

 

Salud vs. crisis

 

«Al faltar la sal o sodio afectaría el cuerpo humano, pero es difícil que tengamos una falta de consumo de sal por nuestra propia cultura y nuestros hábitos de alimenticios. En Venezuela se consume muchos alimentos procesados y todo alimento procesado viene con sal agregada, pero no estamos conscientes de eso. Siempre se le agrega más sal a las comidas y ahí es donde vienen las consecuencias y riesgos cardiovasculares», sostiene Montiel.

 

Frente a la escasez y el alto costo de los alimentos, a la dieta de los venezolanos la integra una lista de alimentos que, si bien son asequibles, se alejan de los términos nutricionales saludables; disminuyendo el consumo de proteínas e incrementando la ingesta de cereales, especialmente los derivados del maíz, según el informes sobre resultados preliminares abril-septiembre 2015 de la Encuesta Nacional de Consumo de Alimentos, publicada en junio de 2016 por el Instituto Nacional de Estadística.

 

No obstante, en el caso del estado Zulia la producción e ingesta de alimentos con alto contenido calórico y grasas saturadas forma parte del modo de vida de sus ciudadanos. La licenciada en Nutrición y Dietética del Iecluz Beatriz Montiel explica que la alimentación en el Zulia es exageradamente alta en el consumo de sal; destacándose la ingesta de quesos, por ser un alimento indispensable en la dieta de los maracaiberos y una de las principales fuentes de proteínas consumidas por la población. «Ya solo con el queso tenemos esa cuota de sodio que el cuerpo necesita», comenta.

 

Hipertensión y riesgo cardiovascular

 

Si bien la sal por sí misma no produce daños al organismo, según el director de Iecluz, «múltiples estudios han comprobado que la prolongación o el consumo a larga data de sodio afectan notablemente al organismo, aumentando la presión arterial y contribuyendo al descontrol de la hipertensión».

 

Para Calmón las principales evidencias de este atentado contra la salud aparecen cuando se presentan casos de retención de líquido en los vasos sanguíneos, aumentando notablemente su tonicidad y produciendo la rigidez que caracteriza a la hipertensión arterial, una patología crónica que se manifiesta en el aumento de la presión sanguínea.

 

«El corazón es un músculo que cuando se ejercita se empieza a poner tenso y, cuando comienza a luchar contra las altas presiones de líquido, es como si  se ejercitara para poder llevar el oxígeno a todo el organismo. Por ende, el músculo se va engrosando y llega un momento donde ese músculo se vence y comienza a dilatarse y es en ese momento donde aumentan los volúmenes y disminuyen su funcionamiento», explica.

 

Según investigaciones del Iecluz en la región zuliana el 36 % de los pacientes mayores de 20 años sufre de esta condición cardiovascular, mientras que en el caso del municipio Sucre la incidencia puede llegar a un 40 %. Esto debido a la mala alimentación que se mantiene en la región. 

 

Por su parte, el Ministerio del Poder Popular para la Salud indica que más del 20 % de la mortalidad es consecuencia de las enfermedades cardiovasculares; constituyendo así la primera causa de muerte en el país.

 

Recomendaciones de los expertos

 

La especialista en Nutrición y Dietética Beatriz Montiel apunta que es recomendable para los pacientes que deben disminuir el consumo de sal, apostar por alimentos orgánicos y no-procesados, «que seamos nosotros personalmente quienes elaboremos nuestras comidas y no se compre todo embotellado o enlatado ni comidas que vienen congeladas; evitar el cubito y adobo y darle más cabida en nuestra dieta a las especias naturales como sustitución a estos alimentos procesados».

 

Así mismo, el doctor Calmón invita a la población a mantenerse en un chequeo constante, pues comenta que, en el 90 % de las veces, las personas diagnosticadas con alta presión arterial, por ser enfermedad que no muestra síntomas visibles ni molestias corporales, desconoce su condición. «Cuando la persona se da cuenta que es hipertensa ya es demasiado tarde porque la mayoría de las veces es porque ya ha sufrido un infarto o un pre-infarto. Por eso es importante mantener un chequeo constante y estar al día con la salud cardiovascular esto podría salvar muchas vidas», afirma.





Última actualización ( 30-06-2017 a las 10:50:40 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir