Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Inversión sanitaria vs. inversión militar: ¿Cuál es la prioridad del gobierno venezolano? PDF Imprimir Correo
23-06-2017 a las 09:13:36

De acuerdo a lo establecido por el Ejecutivo nacional para el 2017, el gasto militar (497.107 millones) supera en un 3.088,6 % al presupuesto destinado a la compra de productos farmacéuticos y medicamentos (16.095 millones)

 

Luis Gerardo Petit

 

En Venezuela, la salud está en cuidados intensivos.

Foto: Telemundo
 
El diagnóstico es generalizado: en Venezuela, la salud está en cuidados intensivos. El desabastecimiento de medicamentos, de vacunas, de insumos médicos quirúrgicos, la falta de equipos y de camas, el escaso número de personal especializado, así como las condiciones inadecuadas de los centros hospitalarios han conducido a la reducción de la atención médica en el país. 

 

De los más de 8 billones de bolívares destinados para el presupuesto 2017 de la nación, Bs. 4.174.674 serán para cubrir gastos sociales, entre ellos, el sector salud. Sin embargo, cuando se comparan los recursos otorgados al sector salud con los gastos en materia de seguridad y defensa, el último tiene una mayor inversión. 

 

De acuerdo con el presupuesto 2017, presentado por el presidente Nicolás Maduro ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia por considerar que la Asamblea Nacional está en desacato, al Ministerio del Poder Popular para la Salud se le asigna una partida de 563.137 millones de bolívares, mientras que al Ministerio del Poder Popular para la Defensa se le otorgan 761.811 millones. 

 

La compra de equipos y armamento de orden público, seguridad y defensa ha tenido una inversión de 10.874 millones de bolívares desde los últimos cuatro años, siendo el 2014 y 2015 los periodos con más gasto (3.504 y 3.341 millones), sin embargo, y aunque el presupuesto destinado para las compras de armamento fue menor en el 2016 (2.625 millones), la partida para la adquisición de insumos médicos —en ese mismo año— fue de 309 millones. 

 

El gasto militar ha sido de 778.555 millones de bolívares desde el 2015. Tan solo en el 2016, el Gobierno priorizó los gastos en defensa y seguridad de la nación (138.166 millones) por encima de la inversión en el mantenimiento y acondicionamiento de la infraestructura de los hospitales (972 millones). 

 

Inversión sanitaria vs. inversión militar

Haga clic en la imagen para ampliarla.
Infografía: Anthony García.
 


Según con un análisis realizado por Transparencia Venezuela, la inversión en seguridad interna y orden público (355.470 millones desde el 2015) también sigue siendo prioridad para el Gobierno. El presupuesto destinado para el 2017 es de 158.893 millones de bolívares, mientras que la inversión destinada para la adquisición de insumos, medicamentos y acondicionamiento de centros hospitalarios es de 39.811 millones, es decir, 399,1 % menos. 

 

Aunque prevalece la inversión militar por encima del gasto en la seguridad de los ciudadanos, ambos son considerablemente superiores al monto destinado por el Ejecutivo al área de la salud durante el 2017. El presupuesto del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz es de 1.627.675 millones de bolívares, mientras que el gasto en salud —sumando el aporte (618.914 millones) de otras instituciones públicas— es de 1.182.051 millones.

 

De acuerdo con la asociación civil Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, el gobierno de Nicolás Maduro ha disminuido «ostensiblemente» en un 90 % la compra de equipos y sistemas de armas para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana durante el 2015 y 2016 con respecto a los dos años anteriores; sin embargo, en el 2016, aumentó las compras de armamento militar en un 5 % con respecto al 2015. 

 

Inversión sanitaria vs. inversión militar    
Haga clic en la imagen para ampliarla.
Infografía: Anthony García.
 
En el 2016 —según Control Ciudadano— se destaca una mayor adquisición de equipos y sistemas antimotín destinado a la Guardia Nacional Bolivariana. Recientemente, Rocío San Miguel, presidenta de la asociación civil, informó que el gobierno gasta 40 mil dólares diarios en material antidisturbios para reprimir las manifestaciones de la sociedad civil que se han derivado luego de las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia y en rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por el presidente de la República. 

 

Para el 2017 —de acuerdo con lo presupuestado por el Ejecutivo nacional—, el gasto militar (497.107 millones) supera en un 3088,6 % al monto para la compra de productos farmacéuticos y medicamentos (16.095 millones). Es 22.074 % mayor a lo destinado para la adquisición de insumos médicos (2.252 millones) y, además, está 2.316 % por encima de la inversión que se hará en el mantenimiento y remodelación de la infraestructura hospitalaria del país (21.464 millones). Inclusive, si se compara con el presupuesto total destinado al Ministerio para la Salud (593.137 millones), la diferencia porcentual es de apenas 16,2 %. 

 

Reducción del gasto en salud 

 

Al llegar a un centro de salud, la mayoría de los venezolanos se enfrenta a lo que, con el pasar de los años, y producto de la grave crisis económica, se ha convertido en la regla del sistema público de salud: la desinversión sanitaria. De acuerdo con Transparencia Venezuela, entre el año 2000 y el 2012 —cuando la inflación aún no superaba los tres dígitos—, en el país se redujo el gasto en salud en más de un 95 %. 

 

Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud revelan que Venezuela se ubicó como el país que menos aumentó su gasto en salud en el 2012. Una inversión pública de apenas un 34 % (32.642 millones) con relación al Producto Interno Bruto, que se situó en 4,7 %. En el 2013, el gasto ejecutado por el Ministerio para la Salud fue de 50.214 millones.

 

En el 2015 —según el análisis de la organización no gubernamental— el 74 % del gasto en salud fue financiado con créditos adicionales, debido a que, mediante la ley de presupuesto, al Ministerio del Poder Popular para la Salud solo se le asignó 38.507 millones, una disminución de 59 % con respecto al presupuesto del 2014, que se ubicó en 86.024 millones de bolívares. 

 

El gobierno venezolano ha destinado recursos al sector salud; sin embargo, los montos no han sido ajustados al índice inflacionario de los últimos años. Según la Ley de Presupuesto de la Nación de 2016, la partida asignada al sector salud tuvo una disminución de 62 % con respecto al 2015. 

 

Control de divisas
Según la Cámara de Industria Farmacéutica, la deuda con proveedores internacionales alcanza los 657 mil millones de dólares desde el 2012. Se estima que las importaciones de medicamentos se ubican en un 70 y 85 %, mientras que la adquisición de insumos básicos y accesorios, materiales e instrumentos médico quirúrgicos, reactivos de laboratorio, equipos médicos y repuestos es de un 90 %. El control de divisas por parte del Gobierno es otro de los problemas que se suman a la crisis de salud nacional.
La última información oficial sobre el índice de precio al consumidor fue la correspondiente al 2015, que se ubicó en 180,9 %, muy superior a la tasa que se había estimado en el presupuesto de ese año (entre 25 y 30 %). En lo que respecta al 2016, la inflación planteada fue de 60 %, sin embargo, se ubicó en 550 % según la Asamblea Nacional. 

 

Para el 2017, según el diputado José Trujillo, vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, se requieren más de 4 billones de bolívares solo para cubrir los gastos del sector salud; sin embargo, el Ejecutivo solo aprobó 593.137 millones de bolívares, más los 618.914 millones que aportarán las distintas instituciones públicas, entre ellas, el Ministerio del Poder Popular para la Defensa, que otorgará 46.784 millones de bolívares. 

 

«Hay una importante contracción en el valor de los recursos destinados para el 2017 en términos reales, tanto para el Ministerio para la Salud como para los otros sectores de la salud pública nacional, al observarse variaciones reales negativas de –76% y –75% respectivamente», se reseña en el documento sobre el análisis del presupuesto 2017 que realizó Transparencia Venezuela. 

 

Aunque el presupuesto 2017 para gastos de salud es 300,5 % mayor con respecto al otorgado en el 2016, la inflación —que según la Asamblea Nacional es de 127,8 % hasta mayo de 2017, y según estimaciones del Fondo Monetario Internacional cerrará en 720,5 % al finalizar el año— no permite que en términos reales haya un aumento. 

 

Otro ejemplo es que para la adquisición de productos farmacéuticos y medicamentos en el 2017, el presupuesto tuvo un crecimiento de 6.624 millones en 2016 a 16.095 millones en 2016; sin embargo, el efecto de la inflación hace que el monto tenga una variación real de –1 %, según la asociación civil.  

 

En julio del 2015, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas mostró su preocupación por la crítica situación del sistema de salud público, e instó al Estado venezolano a destinar los recursos suficientes y a adoptar las medidas necesarias que garanticen la disponibilidad y calidad de los servicios de salud «asegurando que haya un número suficiente de establecimientos, bienes y servicios públicos de salud que cuenten con personal médico capacitado, medicamentos y equipo hospitalariocientíficamente aprobados y en buen estado, así como con condiciones sanitarias adecuadas». 

 

Radiografía de la crisis 


    «Faltan insumos»
Una encuesta realizada por la organización Red de Médicos por la Salud en 130 hospitales de 19 estados del país arrojó que un 61 % de los hospitales tiene fallas graves o absolutas de material médico quirúrgico, 65 % no cuenta con catéteres y sondas, 86 % tiene los equipos de Rayos X inoperativos, el 94 % no dispone de  tomógrafos, mientras que un 94 % tiene fallas de reactivos para las pruebas de laboratorio y un 44 % tiene los quirófanos cerrados o inoperativos. 

 

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida) y el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) denunciaron que más del 80 % de los centros de salud públicos —que concentran más del 70 % de las camas— reportan graves condiciones de precariedad. «Existen reportes de 70 % de escasez en insumos básicos y médico quirúrgicos; 80 % de desabastecimiento en medicinas; 50 % de disminución de personal médico, 60 % de paralización de equipos de diagnóstico y tratamiento, y fallas constantes de agua y energía eléctrica», denunciaron a través de un informe. 

 

Además, según la Federación Farmacéutica Venezolana, la escasez de medicamentos es de un 80 % en todo el país, y la mayoría de los hospitales ha tenido una disminución de un 50 % en camas operativas, según cifras ofrecidas por la Red de Sociedades Científica Venezolana. «Entre 2009 y 2014, se redujo en más de 10 mil el número de camas operativas en los hospitales públicos, que pasó de 30.964 a 20.821», se especifica en el comunicado suscrito por las organizaciones civiles. 

 

Por otra parte, los hospitales y ambulatorios han perdido 6.700 médicos —según estadísticas de la Federación Médica Venezolana— lo que equivale a un 24 % del personal profesional disponible, como consecuencia de las múltiples restricciones para ejercer adecuadamente la práctica médica, la permanente violación de los derechos laborales y la hostilidad e inseguridad en los ambientes de trabajo. 

 

La crisis de salud en Venezuela «presupone deficiencias en el diseño y ejecución de las políticas públicas emprendidas por el Estado en el marco de sus obligaciones de garantizar este derecho», denuncia Transparencia Venezuela. En ese sentido, la ONG considera que la desinversión sanitaria ha sido conducido al sistema de salud público «a condiciones financieras extremadamente vulnerables» en la medida de que los recursos económicos para garantizar que hayan los bienes y servicios necesarios en el sector –90 % de ellos importados– dependen de las divisas bajo el control del Estado. 





Última actualización ( 27-06-2017 a las 10:12:44 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir