Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Fallas en el alumbrado público mantienen a Maracaibo a oscuras PDF Imprimir Correo
24-02-2017 a las 10:47:14

La falta de claridad sobre el ente responsable, la escasez de recursos, el vandalismo y el poco mantenimiento del sistema eléctrico serían las principales razones por las que no se cuenta con una iluminación óptima


Yémily Berrueta



La ciudad que de día está iluminada de manera intensa por el sol queda en penumbras luego de las 7 de la noche debido a las fallas en el alumbrado público. Vías principales de Maracaibo como la avenida Universidad, Delicias, Guajira, Bella Vista, La Limpia, las zonas de Grano de Oro, parte de la Circunvalación 2 y 3, vía a La Concepción y otras tantas por las que transitan miles de conductores y peatones diariamente están alumbradas únicamente por la luz proveniente de establecimientos comerciales y áreas residenciales.
 

El problema se agrava cuando no hay claridad sobre el ente que debe presentar la solución. A partir de 2010, la Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico Nacional señala en su artículo 28 que el operador y prestador del servicio será la Corporación Eléctrica Nacional S.A. (Corpoelec) y estará encargado de la «generación, transmisión, distribución y comercialización –de la energía eléctrica– en todo el territorio nacional». Sin embargo, la Ley Orgánica de Régimen Municipal de 1989 señala en su artículo 36 que los municipios –alcaldías– deben prestar «cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad», incluyendo la «distribución y venta de electricidad y gas en las poblaciones de su jurisdicción».
 

Ricardo Cuberos, experto en planificación urbana y territorial, y profesor de la Facultad de Arquitectura y Diseño de LUZ, explicó que «Corpoelec puede alegar que es problema del municipio, pero el municipio indica que su responsabilidad está sujeta a lo que indiquen otras leyes, ya que no pueden solventar el inconveniente del alumbrado si no tienen electricidad». Acotó que se suele presentar una diatriba similar cuando se trata del servicio de agua potable, cloacas y gas. Resaltó que la Constitución establece el principio de corresponsabilidad, de cooperación y de concurrencia, y en la concurrencia de competencias se plantea que cuando sobre algún problema hay jurisdicción del poder municipal, estatal y nacional, quien priva es el poder superior. 
 

  
  Foto: Archivo
La centralización como agravadora de la burocracia
 

«Si tuviésemos descentralización a nivel municipal, lo que dice un alcalde no lo puede contradecir un gobernador o un ministro, pero no es nuestro caso, ya que el gobernador priva sobre el alcalde, y los ministros o el presidente privan sobre el gobernador. Bajo este esquema, las alcaldías pueden alegar que la responsabilidad radica en el poder superior», aseguró Cuberos y comentó que en estos casos también influye la jurisdicción sobre las vialidades, ya que «hay vialidad considerada municipal, otra es regional y hay vialidades nacionales. Entonces el mantenimiento del alumbrado público variaría según la vialidad afectada, pero los insumos debe proporcionarlos Corpoelec».
 

Expresó que la labor de este ente puede estar afectada por la dependencia de directrices nacionales y falta de autonomía que tenía antes como Enelven por ser un servicio descentralizado. «Antes se trabajaba con contratistas que atendían al público, pero se calificaba como modo de tercerización de trabajadores. Con la ley del trabajo de 2012, se eliminó este sistema y muchos de los trabajadores pasaron a depender directamente de la empresa. Antes era responsabilidad del contratista, ahora es responsabilidad de los trabajadores que están sujetos al sistema burocrático del país. Hay quienes dicen que esto puede haber afectado el tiempo o capacidad de respuesta oportuna hacia el usuario final».
 

Manifestó que tanto la centralización como la crisis económica nacional pueden retrasar las labores de Corpoelec, dado a que deben esperar «la disponibilidad de las partes y equipos de la red de distribución. Para nadie es un secreto las dificultades que implica conseguir un transformador. Corpoelec debe proveerlo pero, en muchas ocasiones, les solicitan a los suscriptores que se encarguen de ello y eso afecta obviamente al sistema de alumbrado». 
 

Josimar Tello, profesora de la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la Facultad de Ingeniería de LUZ, concuerda con Cuberos: «La información que tenemos es que Corpoelec en Zulia no cuenta directamente con todos los insumos para solucionar y hacer el mantenimiento frecuente que debe llevar nuestro sistema. Deben solicitar todos los materiales y el proceso lleva tiempo». Agregó que, al igual que en muchas empresas, muchos profesionales han emigrado, por lo que actualmente «tienen déficit de personal y se han acercado a LUZ en busca de pasantes y tesistas».
 

Cuberos agregó que el subsidio de los servicios públicos hace que lo recaudado en rentas no sea significativo. «El sistema de rentas municipales está rezagado con respecto al aumento de los precios. Los montos son realmente bajos en comparación con todos los costos de las cosas. Mientras existan menos empresas privadas que hagan cotización en impuestos municipales, se aumenta la merma del ingreso propio de los municipios».
 

Más espacios para delincuentes
 

Por otro lado, se suma el hurto de cableado eléctrico, de telecomunicaciones y de transformadores para la posterior comercialización de estos. El Ministerio Público divulgó una nota de prensa intitulada Algo más que un simple robo en su sitio web, en la que asegura que el cobre es el material estratégico más hurtado en el país y suele ser sustraído de estos objetos. 
 

Tello puntualizó que a nivel internacional, los precios del cobre han aumentado significativamente desde hace 5 o 10 años, razón por la cual se ha hecho atractivo para su hurto y posterior venta o contrabando. «Se ha escuchado sobre contrabando de este material a Colombia para obtener dólares». 
 

Además del robo del cobre, se suele comercializar el cable completo, según afirma Cuberos: «El uso que se le da al cableado robado depende del tipo de cable. En algunos casos se revende el cable y en otros casos se comercializa el cobre que posee. Como hay deficiencias en inventarios en el ámbito de la construcción, ocurren estas cosas». Añadió que no solo el alumbrado público sufre las consecuencias de la delincuencia, también ha afectado los espacios universitarios. «Prácticamente todos los domingos o lunes hay un parte de guerra indicando los intentos de hurtos de cables en la universidad, la mayoría correspondientes al área de iluminación».
 

Advirtió que a pesar de no existir estudios que validen que la falta de iluminación en espacios públicos puede generar un incremento en la inseguridad, intuye que es posible. «Desde tiempos inmemoriales el crimen se oculta en los espacios oscuros. Quizá la oscuridad no es la causa del delito, pero sí un componente que pueden alentar el delincuente».  





Última actualización ( 03-03-2017 a las 07:50:31 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir