Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Acreditación ante el Mercosur no ha dejado huella en los profesionales de LUZ PDF Imprimir Correo
20-01-2017 a las 14:32:16

En 2016 se venció la acreditación de Ingeniería Agronómica, mientras que este año vencen las correspondientes a Medicina Veterinaria y Arquitectura. Sin embargo, hasta el momento no se ha logrado la ejecución de ninguna actividad como parte de la acreditación


Karledys García

 

En mayo de 2010 el Sistema de Acreditación Regional de Carreras Universitarias del Sur (Arcusur) del Mercado Común del Sur (Mercosur) aprobó la acreditación de la carrera Ingeniería Agronómica de la Universidad del Zulia. Más tarde, en diciembre de 2011, también alcanzó la homologación Medicina Veterinaria y Arquitectura. La acreditación por parte del Mercosur reconoce la calidad académica de los títulos universitarios emitidos por las carreras aprobadas en un plazo de 6 años. 
 

El Arcusur tiene entre sus objetivos la facilitación de «la movilidad de personas entre los países de la región y servirá de apoyo a mecanismos regionales de reconocimiento de títulos o diplomas universitarios». Además de que «su pertinencia y relevancia permitirán asegurar el reconocimiento recíproco, la movilidad y la cooperación solidaria entre las respectivas comunidades académico-profesionales», por lo que los escenarios planteados ante la posible firma de convenios entre Venezuela y los países miembros del Mercosur parecían beneficiosos para los profesionales de las carreras acreditadas. 
 

  
  Haga clic en la imagen para ampliar
Infografia: Anthony García
En Venezuela, el Comité de Evaluación y Acreditación de Programas e Instituciones de Educación Superior (Ceapies) —creado el 7 de octubre de 2008 según la Gaceta Oficial número 39.032 y adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología— es el ente encargado de coordinar los procesos de acreditación de las instituciones, programas y carreras universitarias. Es así como entre 2008 y 2009 se abrieron las convocatorias de participación para la acreditación ante el Mercosur de carreras del área de Agronomía, Veterinaria y Arquitectura, en las que participó la Universidad del Zulia.

 

Carreras acreditadas
 

Con las convocatorias del Ceapies se dio inicio al proceso de acreditación, que contempla la candidatura voluntaria de las carreras universitarias y el cumplimiento de un proceso de autoevaluación, evaluación externa de los «pares evaluadores» y entrega de la documentación requerida por el comité. José Manuel Rodríguez, decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, rememora que luego de publicada la convocatoria del Ceapies se inició el proceso de autoevaluación de todos los aspectos que se conjugan en el funcionamiento académico y administrativo de la Escuela de Medicina Veterinaria. Según el manual presentado por el Arcusur, «la autoevaluación debe ser una práctica permanente de las instituciones de educación superior y consolidar una cultura de evaluación es un presupuesto básico para la mejoría de la calidad», es por ello que para el proceso de autoevaluación de las carreras universitarias se requiería el abordaje de 4 dimensiones de análisis: el contexto institucional, el proyecto académico, la comunidad universitaria y la infraestructura.
 

  
Foto: Eloy Hernández  
Susana Gómez, decana de la Facultad de Arquitectura y Diseño de LUZ, explica que la acreditación de las carreras ante el Mercosur es una iniciativa del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y que a pesar de la rapidez con las que se debió hacer el proceso desde el programa de Arquitectura, «fue una experiencia satisfactoria. Vinieron pares evaluadores de otros países —un representante del Ceapies y 2 internacionales— y uno de los aspectos que más le llamó la atención a ellos fue que cómo podíamos trabajar tanto con las actividades docentes, de investigación, extensión y administrativas».
 

Gómez asegura: «En el momento en el que nos hicieron la evaluación, nos evaluaban la estructura curricular que ya hubiese generado egresados; entonces nos estaban evaluando la estructura del 2000 porque la que estaba recién implementada aún no había generado el primer lote de egresados. Nos evaluaron tanto lo curricular como los espacios físicos, la estructura organizacional y operativa de la facultad». 
 

Luego de las evaluaciones y de la entrega de los informes respectivos, el Ceapies debe emitir el dictamen sobre la aprobación de la acreditación y este puede contener algunas sugerencias o consideraciones que contribuyan a mejorar la calidad de las carreras universitarias. En el caso de Veterinaria, Rodríguez expresa que ante la sugerencia de crear una base de datos con los contactos de los egresados, se han logrado crear vínculos a través de las redes sociales y el Colegio de Médicos Veterinarios para cumplir con este punto.
 

 
  Foto: Eloy Hernandez
Para Elvis Portillo, decano de la Facultad de Agronomía, contar con la acreditación de Ingeniería Agronómica en el Mercosur es un reconocimiento importante para la Universidad del Zulia: «Creemos que es ventajoso tener esa acreditación, pero desde el punto de vista práctico, no le he visto todavía ese impacto porque la facultad haya sido favorecida con un intercambio. Es un reconocimiento muy importante, pero no sé si es que nos ha faltado ser más persistentes para tratar de lograr algún tipo de alianza o intercambio, pero la situación es que Venezuela está en desventaja porque tenemos problemas financieros para lograr un intercambio académico, ya sea de estudiantes, profesores o investigadores».


LUZ ante el Mercosur
 

Pese a que uno de los objetivos estratégicos del Arcusur es «contribuir a la integración regional acordando y ejecutando políticas educativas que promuevan una ciudadanía regional, una cultura de paz y el respeto a la democracia, a los derechos humanos y al medio ambiente», esto no se ha logrado con la acreditación de Ingeniería Agronómica, Medicina Veterinaria y Arquitectura.
 

Portillo destaca que con la acreditación ante el Arcusur se tenían grandes expectativas para el  intercambio de profesionales y de conocimientos; sin embargo, «la situación que tiene Venezuela es desventajosa por el control de cambio que tenemos desde hace años. La divisa se hace cada vez más difícil y en el marco de esta acreditación del Mercosur, la Facultad de Agronomía no ha podido llevar a alguien ni lograr ese intercambio académico con otras instituciones que estén aliadas al Mercosur. No se ha logrado, no se ha avanzado en ese aspecto», explica Portillo.
 

La situación del programa de Arquitectura es semejante a la planteada por Portillo. Susana Gómez, decana de la Facultad de Arquitectura y Diseño, asegura que no se ha logrado la participación de estudiantes, profesores e investigadores en intercambios, planes de formación o proyectos de investigación provenientes del Ceapies o del Mercosur. 
 

 
Foto: Eloy Hernandez  
Por su parte, José Manuel Rodríguez, decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, manifiesta que tampoco desde la Facultad de Veterinaria se ha logrado hacer un intercambio entre «los estudiantes que aspiran a hacer un entrenamiento o una pasantía fuera del país. Tampoco los profesores han tenido esta opción, pues no hay apoyo gubernamental, no hay dólar preferencial para ello y con el sueldo de un profesor es imposible».
 

En la misma tónica, el decano Portillo enfatiza las dificultades que enfrentan los profesionales para salir del país: «la realidad es que no consigues las divisas, no consigues los boletos y cada vez se ha restringido más porque también eliminaron los cupos de viajero. Cualquiera no puede salir del país, a menos que el otro país pague todo y esas no son las condiciones de una alianza, de pertenecer al Mercosur. La idea es que ambos países salgan favorecidos, es un ganar-ganar, pero lamentablemente en el caso nuestro, bajo el clima político y económico que vivimos, yo no veo viable que se tengan esos intercambios». Asimismo, detalla: «como investigadores nos cuesta salir del país para ir a un congreso a actualizar los conocimientos o hacer algún tipo de estudio porque no tenemos divisas; entonces la única forma de salir del país para hacer cualquier intercambio o mejoramiento desde el punto de vista profesional es que se haga a través de un convenio o un proyecto».
 

Entre los beneficios de la acreditación de las carreras universitarias ante el Mercosur está el reconocimiento de los títulos de grado en los países que integran este bloque regional, aunque en sus normativas especifican que esto no garantiza el derecho al ejercicio profesional. Al respecto, Portillo explica que desconoce si desde la acreditación de Ingeniería Agronómica en el 2010 se ha logrado contar con este reconocimiento: «Nosotros hemos dado constancia a los estudiantes y egresados que han salido del país y que han solicitado la posibilidad de contar con la certificación de esos documentos, pero no tenemos certeza de que eso haya sido posible». También los decanos de Veterinaria y Arquitectura y Diseño aseguran que les han dado los documentos necesarios a los profesionales que han solicitado la constancia de la acreditación de sus carreras ante el Mercosur, pero desconocen la efectividad de esos documentos.

 

¿Aprobarán otra evaluación?
 

En 2016 se venció la acreditación de Ingeniería Agronómica, mientras que este año vencen las correspondientes a Medicina Veterinaria y Arquitectura. La incertidumbre sobre si podrán participar en otro proceso de acreditación crece ante el cese de los derechos de Venezuela como Estado parte del Mercosur y la inexistencia de convocatorias de acreditación por parte del Ceapies.
 

Rodríguez detalla: «Estamos esperando si Venezuela va a continuar o no con esta política porque la acreditación es voluntaria, pero era posible a través de un acuerdo que tenía el Ceapies con el sistema de acreditación del Mercosur. Se suponía que iban a venir más convocatorias y no fue así. No sabemos si al finalizar el tiempo de la acreditación se podrá realizar la reacreditación porque estamos a la dependencia total del Ministerio de Educación Universitaria a través del Ceapies, que era la oficina que coordinaba eso y traía a los pares evaluadores internacionales para que evaluaran nuestros programas».
 

El decano explica que desde el Ceapies se debe hacer la convocatoria y las facultades deciden si participan o no: «Cada facultad decide si se somete a un proceso de autoevaluación para ver si es acreditado o no. La última convocatoria del Ceapies fue en la que nosotros participamos —Agronomía, Medicina Veterinaria y Arquitectura— y por eso ninguna otra facultad ha tenido la oportunidad de participar en la acreditación».
 

No sólo la falta de convocatorias dificulta las posibilidades de contar con una reacreditación de las carreras universitarias ya aprobadas en LUZ, sino que también la situación de las instituciones universitarias se suma a las dificultades de recibir la certificación del Arcusur. Al tomar en consideración los aspectos académicos y las condiciones de la infraestructura, Rodríguez plantea que hay algunas diferencias con respecto al momento en que se dio la acreditación: «Tenemos una planta profesoral que ha venido disminuyendo producto de las jubilaciones y de las renuncias de los profesores, esto aunado a que los concursos que sacamos quedan desiertos porque no hay quién quiera participar. También ha habido un franco deterioro de la infraestructura porque no hay mantenimiento, solo hay tratamiento curativo y con la inseguridad hemos perdido una cantidad considerable de bienes en la institución».
 

Manifiesta que en la Facultad de Ciencias veterinarias «a pesar del esfuerzo que estamos haciendo todos los profesores y las autoridades de mantener la calidad académica, no tenemos insumos para los laboratorios y la flota de transporte cada día se deteriora más porque la más nueva data de hace 15 años en una carrera donde la práctica docente de campo es esencial para la formación del profesional. Indudablemente se visualiza que se ha afectado la calidad académica».  
 

El decano de la Facultad de Agronomía, Elvis Portillo, destaca que ante la posibilidad de participar nuevamente en la acreditación del Arcusur, «la facultad cuenta con la infraestructura adecuada. Tenemos algunas deficiencias en algunas áreas sobre todo por el problema de los aires acondicionados, pero más del 90 % de la Facultad de Agronomía está en óptimas condiciones para pasar una prueba de ese tipo». Desde el plano académico, asegura que se han dado grandes pasos para ampliar la oferta académica de la facultad y actualizar los planes de estudios.
 

Aunque los decanos de LUZ aseguran que luego de la entrega de la acreditación no han recibido instrucciones u otras convocatorias de parte del Ceapies, los decanos mostraron la intención de volver a medirse para conseguir nuevamente la acreditación de sus carreras universitarias en el Mercosur, ante la inexistencia de un mecanismo de este misma naturaleza en el ámbito nacional.





Última actualización ( 23-01-2017 a las 08:42:21 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir