Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Concesiones y estructura de la Conatel: foco de la reforma de la Lotel PDF Imprimir Correo
15-07-2016 a las 10:59:15

El proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones incluye la modificación de más de 20 artículos en los que se privilegia lo relacionado a las concesiones y habilitaciones de las radiodifusoras y televisoras del país


Karledys García

 

«Establecer el marco legal de regulación general de las telecomunicaciones, a fin de garantizar el derecho humano de las personas a la comunicación y a la realización de las actividades económicas de telecomunicaciones necesarias para lograrlo, sin más limitaciones que las derivadas de las leyes y de la Constitución de la República», así reza el primer objetivo de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones (Lotel), promulgada el 12 de junio del 2000 y reformada —según Gaceta Oficial N° 6.015— el 28 de diciembre de 2010. 
 

El 28 de abril de 2016 la Asamblea Nacional aprobó el Proyecto de Reforma de la Ley de Telecomunicaciones presentado por la Comisión Permanente del Poder Popular y Medios de Comunicación, así como el cronograma de lo que fue la consulta pública. Una vez cerrada la consulta, el 7 de julio de 2016 se reunió la comisión para elaborar el informe que irá a segunda discusión en la plenaria en los próximos días.
 

En base al primer documento presentado en la Asamblea Nacional, el proyecto de reforma de la Lotel incluiría la modificación de 18 artículos, la derogación de los artículos 59 y 174, la incorporación del artículo 154 en el capítulo III y la sustitución de la primera, segunda y tercera disposición transitoria por una nueva redacción intitulada Disposición Transitoria Primera. De igual manera, en la reforma se deroga la quinta, octava y décima disposición transitoria y se incorporan 3 nuevas que pasarían a formar parte del Título XIV de la ley.
 

Carlos Correa, director de la organización no gubernamental Espacio Público, manifiesta que esta reforma pretende «tratar de solventar parcialmente algunos de los desafíos que están vinculados en el ámbito regulatorio de telecomunicaciones en Venezuela» y que precisamente uno de estos desafíos consiste en el rol de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en la asignación de las frecuencias de radio y televisión porque «Conatel tiene mucho tiempo que no determina, no da, no asigna las frecuencias».

 

Concesiones sin respuesta
 

Una de las preocupaciones centrales de periodistas, académicos, asociaciones civiles, gremios y empresarios de radio y televisión tiene que ver con la duración y permanencia de las concesiones y habilitaciones administrativas para su operación en el espectro radioeléctrico del país. Jesús Urbina, profesor de LUZ y presidente de la Red de Emisoras Universitarias de Venezuela (Reuve), explica que particularmente en el caso de las radiodifusoras y televisoras es necesario contar con ambos permisos: «la concesión te permite tocar directamente el espectro radioeléctrico, que es un bien de dominio público y que está bajo tutela del Estado, y la habilitación es el permiso para que puedas operar la red de telecomunicaciones que se genera a partir de esa señal».
 

En relación a la dinámica de la asignación de concesiones y habilitaciones por parte de la Conatel, Urbina manifiesta que ambos permisos deberían tener la misma duración, sin embargo, «ha venido ocurriendo en el país que para controlar la difusión de contenido crítico al Gobierno y al Estado en general, han podido dar una concesión por 15 años, pero controlan las habilitaciones dándolas hasta 5 años. Cada 5 años tienes que renovar la habilitación y eso se ha convertido en una espada de Damocles para muchos radiodifusores porque sienten que deben cuidar los contenidos que difunden, cuidarlos en el sentido de no irritar la voluntad regulatoria del gobierno porque cada 5 años tienen que conseguir la renovación y si no la renuevan pueden tener la concesión pero la habilitación, por el atributo de esa radio, en ese lugar en específico y con esa potencia en específico, la perderían».
 

La reforma propuesta para los artículos 21 y 73 de la Lotel contempla la extensión del periodo de las habilitaciones y concesiones a 20 años, aspecto que a juicio de Luisa Torrealba, profesora de la Universidad Central de Venezuela e investigadora del Instituto de Investigaciones de la Comunicación, «permite que haya una sostenibilidad real de un medio de comunicación a partir de la inversión que se ha hecho». Sobre este punto, afirma que la importancia de fijar un periodo de 20 años para estos permisos radica en que «la operación del servicio de telecomunicaciones, en el caso particular de la radio y televisión, requiere de un lapso de tiempo para desarrollarse, para su plena operatividad, y la creación de una emisora de radio y una televisora necesita una inversión muy alta, tanto en infraestructura como en equipos, materiales y personal y no tendría sentido que tuviese una duración muy breve, por ejemplo, de 5 años».
 

En esta misma tónica, Correa asegura que este proyecto de reforma podría «dar certeza en la lógica de la administración del espectro, podría permitir que se redujera la arbitrariedad y la discrecionalidad en la asignación de la frecuencia». Plantea que en ella se incluye la resolución de buena parte del problema de las concesiones y habilitaciones, tomando en cuenta que «el 80 % de las frecuencias en Venezuela están sin un régimen de estatus legal». 
 

Urbina destaca que una de las fallas del proyecto de reforma presentado en primera discusión es «no haber entendido que tampoco se puede dejar entrever que existe el derecho de preferencia, es decir, que quienes han sido licenciatarios y quien es concesionario y habilitado para radiodifundir y para televisar, no llegue a pensar que tiene desde ese momento y para siempre, la titularidad sobre esa porción del espectro radioeléctrico. Eso no lo ha evitado el papel que está propuesto ahora».
 

En un trabajo intitulado Proyecto de Ley sobre las Telecomunicaciones ¿injerencismo y privatización?, el abogado Carlos Gutiérrez, manifiesta que lapsos de 15 o 20 años son innecesarios para las habilitaciones y concesiones, ya que esto «no garantiza la seguridad jurídica sobre la habilitación». Plantea que «toda contratación o concesión pública debe ser evaluada de manera permanente y 20 años es mucho tiempo como para que pasen 3 periodos constitucionales de gobiernos sin considerar la habilitación, al menos que se esté al frente de una pérdida de soberanía».

 

Cambios en la Conatel
 

Buena parte del articulado que contiene el Proyecto de Reforma de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones está referido a aspectos que tienen que ver con el rol y el funcionamiento de la Conatel. En este sentido, Urbina expresa que la «situación de carencia total de autonomía de Conatel es una de las preocupaciones mayores de la comisión —encargada de la reforma de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones de la Asamblea Nacional— y se nota en el papel de trabajo que presentaron para la consulta pública». A su juicio, la Conatel «se ha comportado como un órgano gubernamental y hasta partidista en algunos momentos, porque su director general se ha presentado casi como vocero de la posición política del gobierno más que de la administrativa, en consecuencia, sabiendo que es un militante del Partido Socialista Unido de Venezuela, entendemos que ahí hay una consonancia orgánica entre su rol como director y su papel como miembro militante del partido de gobierno y él no ha diferenciado una cosa de la otra».
 

La reforma del artículo 35 aclara que la Conatel debe estar adscrita a un órgano rector sólo a efectos de la tutela administrativa y establece que éste debe ser distinto del que dependan las empresas de telecomunicaciones del Estado. Mientras que el artículo 40 introduce que a pesar de que los miembros del Consejo Directivo continuarán siendo designados por el presidente de la República, la Asamblea Nacional debe ratificar esa designación y, además, podrá objetarla. En este mismo artículo se precisa que el periodo de permanencia del Consejo Directivo es de 3 años y que ante la falta de cualquiera de sus miembros por más de 30 días y el silencio del Ejecutivo, la Asamblea Nacional podrá designar un nuevo director.
 

Torrealba expresa que la Lotel actual «establece que los directivos son cargos de libre remoción y nombramiento por parte del presidente de la República, esto implica que usualmente estas posiciones sean ocupadas por personas que militan activamente en el partido de gobierno y que la lógica con la que conducen la Conatel es una lógica partidista». A juicio de la especialista, la modificación del artículo 40 abre el compás en la manera en la que se ha venido produciendo la designación de la directiva de la Conatel: «si el presidente de la República no es quien tiene la potestad exclusiva para designar a la directiva, se abre un pequeño espacio, una pequeña posibilidad de que en la designación de las personas prevalezca su experiencia en el área de telecomunicaciones y no necesariamente una visión partidista».
 

Sobre la efectividad real que tendría la reforma una vez que sea aprobada por la Asamblea Nacional, Correa explica que el problema básico reside en la necesidad de «construir una política de Estado. Una ley es un paso necesario, pero no es el único que hay que dar para construir una política. Hay muchísimos elementos que son los que van a permitir que efectivamente se construya una política que pueda resolver el problema o algunos de los problemas que tenemos en la administración del espectro. Este es un paso y yo creo que contribuye, que es necesario, pero quizás no es suficiente».





Última actualización ( 15-07-2016 a las 14:28:25 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir