Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
LUZ fomenta cultura de prevención ante fenómenos naturales PDF Imprimir Correo
01-07-2016 a las 09:56:52

Frank Audemar, investigador de Funvisis, alertó en la conferencia inaugural sobre la posibilidad de tsunamis en las zonas de costas bajas y la necesidad de preparar a la población para una situación de riesgo


Giovani Fernandez S.
 

El lunes 27 de junio de 2016, en el Auditorio Dr. Hesnor Rivera de la Facultad de Humanidades y Educación (FHE) de la Universidad del Zulia (LUZ), se instalaron las II Jornadas Riesgos Naturales y Educación, bajo el lema «Por una cultura de prevención ante los riesgos naturales». La iniciativa convocó a estudiantes, profesores, investigadores en el área y representantes institucionales del gobierno nacional y regional.
 

En el acto de instalación, la decana de la FHE, Doris Salas de Molina, resaltó la importancia de adoptar una actitud consciente ante el medio que nos rodea, y del cual formamos parte indisoluble. «Corresponde a la pedagogía, a la escuela, a la universidad, desempeñar un papel fundamental en este proceso», dijo.
 

Para la decana, se requiere que la información, resultados, visiones y los nuevos cambios que vienen produciéndose en materia de formación sobre riesgos naturales, sean puestos a disposición de un público mayor para que los resultados a alcanzar en este tipo de eventos lleguen a un mayor número de personas y actores sociales.
 

La profesora Kati Montiel, coordinadora la cátedra libre Geodinámica Ambiental y Riesgos Naturales, destacó la importancia que esta cátedra tiene en LUZ al desarrollar actividades para la instauración de una cultura de riesgo en el Zulia. «La población debe estar culturizada sobre los riesgos que podemos sufrir en nuestro estado, estamos propenso a sismos, inundaciones, deslizamiento de tierras, y la población lo desconoce».
 

Como autocrítica, Montiel apunta que hay mucha información científica sobre el tema, pero es compartida solo por los investigadores y sus pares. «Es la población quien necesita saber cómo actuar antes, durante y después de un fenómeno natural. Lamentablemente el grueso de la ciudadanía la desconoce». 
 

Concluye que desde la cátedra Geodinámica Ambiental y Riesgos Naturales, se trabaja arduamente para orquestar actores institucionales, comunitarios, investigadores y estudiantes, para constituir en el Zulia una cultura preventiva y de educación ante los riesgos presentes.
 

Acompañando también el inicio de las jornadas estuvo la profesora Sheila Ortega, coordinadora de las Cátedras Libres. Para ella, la participación estudiantil es fundamental, ya que estos fungen como agentes multiplicadores del mensaje de prevención, tanto en planteles educativos, como en comunidades de residencia.    
 

«Son los jóvenes estudiantes de Ciencias Sociales de la Escuela de Educación, quienes trasladan experiencias como las que vivimos en estas Jornada, a los planteles educativos, son ellos quienes siembran el interés y la preocupación sobre los fenómenos naturales», comentó Ortega.  
 

La vicerrectora académica de LUZ, Judith Aular de Durán, invitó a «seguir en la búsqueda y profundización del conocimiento con el aporte de diferentes instituciones y de expertos en la materia para encontrar soluciones que generen cambios verdaderos».
 

Aular de Durán exhortó a los líderes comunitarios a formarse y llevar a cada familia los conocimientos básicos de la prevención. Asimismo, recomendó a las autoridades la constante revisión y aplicación de los sistemas de gestión de riesgos en cada municipio.
 

  
Foto: Giovani Fernandez S.  
Venezuela es zona de tsunamis 
 

Franck Audemar, investigador de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), fue el conferencista inaugural de las jornadas. Afirma empáticamente que en el ciudadano común existe un desconocimiento casi total sobre la potencial afectación del territorio nacional por tsunamis
 

«Vivimos en un país que además de estar sujeto a terremotos, en las costas bajas puede verse afectado por tsunamis, por olas y maremotos». Audemar explica que la historia venezolana demuestra la producción de esos fenómenos naturales en el territorio, y que si bien no son de la amplitud de sismos típicos de subducción —que pueden traer olas de decenas o veintenas de metros de alto—, afortunadamente para los venezolanos las olas tsunamis en el país miden 5 metros como máximo. 
 

El experto de Funvisis alerta que zonas bajas como Barlovento, Lecherías, Cumaná o ciudades portuarias como Guanta, La Guaria, Puerto Cabello y Maracaibo, podrían verse fuertemente afectadas por tsunamis.
 

Preocupa a Audemar la falta de preparación de la población para afrontar estos fenómenos. «Lo que primero debemos hacer es identificar el problema, estudiarlo, eso es lo que hacemos desde Funvisis. Luego viene el proceso de culturizar, divulgar en las comunidades, pasando por quienes toman decisiones. Nada hacemos con pasar por las comunidades sin que se toman medidas contra tsunamis». 
 

Como ejemplo de la efectividad de estas medidas el experto refiere al sismo de Japón en 2011, cuando el país fue afectado por olas de 16 metros, pero al tener contrafuertes, como protecciones de hasta 6 metros de altura, la efectividad de las mismas se redujo a olas de 10 metros. «Eso minimiza daños, reduce las zonas de inundación y las personas sometidas a riesgos».





Última actualización ( 01-07-2016 a las 16:04:59 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir