Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Estudiantes de LUZ construyen prototipo de vehículo todoterreno PDF Imprimir Correo
19-05-2016 a las 15:35:32

El monoplaza diseñado y construido por el equipo de Baja SAE LUZ —llamado El Apache— podría ser utilizado en el campo agrícola, por grupos de rescate de respuesta inmediata o para la vigilancia costera. El proyecto aún requiere financiamiento


Karledys García

 

La innovación no escasea en los pasillos de la Universidad del Zulia. El espíritu de 15 jóvenes universitarios de diferentes carreras se integró para la fundación de Baja SAE LUZ, un equipo de trabajo que se constituyó entre el 2006 y 2007. Con el diseño de un primer prototipo a cuestas, los estudiantes trabajan desde 2010 en la construcción de un vehículo monoplaza todoterreno que bautizaron como El Apache.
 

vehículo monoplaza todoterreno que bautizaron como El Apache   
Foto: Luis Gerardo Petit  
«La ventaja que tiene este todoterreno sobre otro tipo de vehículo es que es mucho más económica su construcción y es más ecológico porque podemos usar un motor a gas o un motor eléctrico para que no tenga emisión de gases tóxicos ni nada de eso», asegura Valmore Estrada, estudiante de Ingeniería Mecánica y vicepresidente de la asociación Baja SAE LUZ. Así, además de la innovación en el diseño del vehículo, éste se presenta como una alternativa para el mercado automotor del país.

 

Todoterreno en construcción
 

En los espacios de la Facultad de Ingeniería de LUZ y con el uso de algunas máquinas con las que cuenta esta casa de estudios, los miembros de Baja SAE LUZ han trabajado en el diseño y elaboración de «las bocinas del vehículo, el chasis, el sistema de amortiguación, la caja de transmisión y el sector de dirección. Esas son piezas que nosotros hemos fabricado aquí con los tornos de la universidad y los materiales que hemos buscado», explica Estrada. 
 

Adicional a las piezas del vehículo, esta asociación estudiantil diseñó «un dinamómetro para probar el torque y las revoluciones por minuto del motor y se construyó un banco de prueba para probar las constantes de amortiguación de los resortes». 
 

Con 1 metro y 70 centímetros de altura, 2 metros de largo y un poder de arrastre estimado de 900 kilogramos, se espera que El Apache alcance una velocidad que oscile entre los 60 y 80 kilómetros por hora. «Este vehículo no está pensado para alcanzar grandes velocidades. Lo que se busca es tener torque, fuerza, potencia en el motor; es decir que tenga acceso a esas áreas difíciles donde los vehículos de alta velocidad no pueden acceder».
 

Estrada explica que en el caso del prototipo en el que trabajan «el motor actual funciona con gasolina pero es un motor que ahorra bastante combustible, no consume en grandes cantidades y de hecho, el envase del combustible es de 5 litros», pero considera que puede adaptarse perfectamente para el uso de otro tipo de motor y para el traslado de varias personas.
 

Todas las innovaciones en el diseño de este prototipo son únicas en el país, puesto que cada uno de los equipos universitarios que trabajan en esta área se encargan de los procesos de diseño conceptual, construcción y pruebas. Universidades como la Simón Bolívar —en Caracas— han logrado destacarse con sus prototipos en competencias nacionales e internacionales debido a su trayectoria y las posibilidades de financiamiento por parte de grandes empresas. Sin embargo, en el caso de Baja SAE LUZ aún no han podido terminar este segundo prototipo para poder asistir a este tipo de competiciones. 

 

Innovación con pertinencia social
 

Entre las funcionalidades del vehículo, el equipo estudiantil tiene la convicción de que sirva para usos en el campo agrícola, para grupos de rescate de respuesta inmediata, vigilancia costera o patrullaje en zonas rurales. 
 

Para diseñar un vehículo con las características del monoplaza todoterreno de Baja SAE LUZ es necesario trabajar arduamente, es por ello que en el transitar de este prototipo han encontrado asidero 6 trabajos especiales de grado y actualmente «hay disponibles unas 4 tesis que se pueden hacer sobre el vehículo; pero para hacer una tesis de esas, sería sobre diseño y construcción y la parte de construcción es muy difícil monetariamente».

 

En busca de financiamiento
 

«Lo que fue el primer prototipo lo desmantelamos para reforzar el que tenemos actualmente. Tenemos la esperanza de hacer otro este año, pero en vista de la situación del país se nos ha hecho mucho más complicado», expresa con pesar. La escasez y el alto costo de los materiales y las piezas que no pueden construir, ha impedido la culminación de este proyecto. 
 

Armar el vehículo es imperante para el equipo de Baja SAE LUZ: «necesitamos armar el prototipo para hacer las primeras pruebas y ya después que se tengan, se hacen las mejoras y se busca ir a competencias con él». La fase de prueba del prototipo es clave para detallar los aspectos de diseño conceptual que deben volverse a revisar y mejorar en virtud de los resultados. 
 

Con los avances de su todoterreno, este equipo ha participado en diferentes exposiciones regionales y eventos científicos que les ha permitido presentar el proyecto, darse a conocer y obtener ayuda de particulares y empresas privadas. Sin embargo, estiman que aún necesitan «unos 200 mil bolívares para completar el prototipo, para ponerlo a rodar. Fundamentalmente, nos falta lo que es el sistema de tripoides, el sistema de eje de atrás, la cadena con el sistema de catalinas, parte del sistema de dirección, la caña del volante y las bombas de frenos».
 

Adicionalmente a la ayuda financiera que necesitan, Estrada destaca que también requieren del apoyo de empresas que cuenten con maquinarias que sirvan para la construcción del prototipo. «En la Facultad de Ingeniería contamos medianamente con las máquinas que están. Ahí hay unos tornos pero funcionan a medio paso, entonces nos sirven para ciertas cosas pero hay piezas que necesitan mucha precisión y no las podemos fabricar en ese tipo de torno sino que tendríamos que acudir a empresas que tengan unos tornos de control numérico donde se pueda fabricarlas con exactitud».
 

Con la esperanza ver rodar su prototipo, Estrada prosigue: «si encontramos lo que necesitamos podemos terminar y quizás ya en noviembre tengamos el prototipo terminado para poderlo exhibir. No necesariamente tiene que ser ayuda económica o de algún bien, sino que también puede ser ayuda académica, algún profesional que esté interesado en dictarnos un curso en cierta área específica».





Última actualización ( 20-05-2016 a las 15:09:04 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir