Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
El salario de los profesores universitarios agoniza frente a la economía del país PDF Imprimir Correo
29-04-2016 a las 06:25:30

En 2015 renunciaron 30 trabajadores, de los cuales 11 corresponden a cargos docentes. En lo que va de 2016 se han recibido 26 renuncias de trabajadores, entre las que se cuentan 14 profesores, solo en LUZ


Karledys García

 

«Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales», así lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 91. Desde septiembre de 2015 cuando se aprobó la II Convención Colectiva Única (IICCU) para el sector universitario el gobierno nacional ha decretado 2 aumentos del salario mínimo: un 30 % a partir del 1 de noviembre de 2015 y otro 20 % desde el 1 de marzo de 2016. Sin embargo, el salario de los trabajadores universitarios permanece inmóvil y el único aumento oficial es el 20 % aprobado en la IICCU para septiembre de este 2016. 

 

  
  Haga clic en la imagen para agrandar
Infografía: Anthony Gar
cía
Mientras que al salario mínimo nacional se le hizo un aumento que ascendió al 75 % para el 2015, en el caso del sector universitario apenas fue de un 45 %. Esto sumado a una tasa de inflación que cerró en 180,9 %, implica que los trabajadores venezolanos y en especial los universitarios vean mermadas las posibilidades de cubrir sus necesidades básicas. 

 

Salario de «guerra económica»

 

En el mismo artículo 91 de la Constitución se señala que el Estado «garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica». 

 

Keta Stephany, profesora de la Universidad Central de Venezuela y secretaria de información de la Fapuv, expresa con preocupación la situación de los salarios de los profesores universitarios: «Ningún profesor gana lo que la Constitución establece que debe ser el salario mínimo. Según la Constitución el salario mínimo se debe definir sobre la base de la canasta básica, de manera que permita al asalariado garantizar la manutención de su familia. En ninguno de los escalafones de los profesores universitarios se cubre ni siquiera un cuarto de la canasta básica en Venezuela».

 

Según el estudio elaborado por el vicerrectorado administrativo de la Universidad Nacional Experimental del Táchira intitulado Aplicación de las normas de homologación para el incremento de sueldos de los profesores universitarios, a los profesores titulares a dedicación exclusiva les correspondería para el 2010 un salario –basado en las normas de homologación— de 26.340 bolívares; sin embargo, lo aprobado por el gobierno nacional para ese año fueron 5.165,37. Para noviembre de 2010, el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) reportó que el costo de la canasta básica era de 6.159,89 bolívares mientras que la canasta alimentaria se ubicaba en 2.472,11 bolívares. Estos datos permiten deducir que aún cuando el sueldo de los profesores universitarios no alcanzaba para cubrir la canasta básica, al menos era suficiente para costear la alimentación familiar.

 

Entre las peticiones de la Federación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) ante la discusión de la IICCU, se encontraba el ajuste de la tabla salarial que llevaría a los profesores titulares a dedicación exclusiva a obtener un salario mensual de 182.554 bolívares, esto tomando en consideración la acelerada inflación y las proyecciones en el costo de la canasta básica. Sin embargo, el monto aprobado en la discusión entre las federaciones y el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología es de 36.812 bolívares, lo que representa un 20,16 %  de lo solicitado por la Fapuv. 

 

Adicionalmente, según el reporte del Cendas para abril de 2016 el costo de la canasta alimentaria es de 142.853 bolívares, mientras que el precio aproximado de un almuerzo es de 1.100 bolívares. Ante estos datos se desdibuja lo recibido por los trabajadores en el Bono de Alimentación que apenas llega a 442,5 bolívares –a razón de 2,5 unidades tributarias– y que debe abarcar la dieta diaria completa.

 

  
Foto: Archivo  
Stephany explica que un profesor universitario con la categoría de instructor –el  escalafón más bajo–  «debería ganar 200 mil bolívares porque la canasta básica está casi en 200 mil bolívares. Un instructor debería ganar eso, por lo menos, así de poquito porque estamos en crisis. De ahí en adelante, con una interescala del 24 o 25 % entre cada uno de los escalafones para arriba. Eso es lo que debería ganar un profesor universitario».

 

Telémaco Figueroa, coordinador del área docente de la FTUV, asegura que los profesores universitarios deben ganar lo justo y para eso «debemos acabar con la inflación forzosa que acaba con lo que le pongamos en el bolsillo o lo que ponga el gobierno en el bolsillo de los trabajadores. Cualquier cosa que nos pongan se va a volver sal y agua en la misma medida en que no acabemos con los bachaqueros y con los que está guerreando al pueblo, con los que están impulsando la guerra económica, y no se sea efectivo contra esa guerra económica».

 

Figueroa manifiesta que los trabajadores universitarios «no son uno solo en este país, los trabajadores universitarios somos venezolanos y los venezolanos estamos sujetos a una guerra económica de sectores de la derecha que nos están empujando a otro tipo de situaciones fuera de lo normal en lo económico, en lo social, en lo político, y como no somos un hecho social aislado, sencillamente estamos sujetos a la condición general del país y a la condición general de todos los trabajadores».

 

Por su parte, Stephany asegura que en el contexto económico del país «no puede ser que le metan la mano en reiteradas oportunidades a los asalariados porque ya nosotros pagamos el IVA. Entonces te quitan el IVA, te quitan los bachaqueros, el Impuesto Sobre la Renta y te quitan por el salario porque te definen el salario para después definir un salario mínimo que lo va a sobre pasar».

 

Se van los profesores

 

Las condiciones del país, los bajos salarios y las dificultades para hacer actividades académicas, de investigación y extensión figuran entre los motivos para la migración de profesores e investigadores venezolanos. En reiteradas oportunidades las autoridades universitarias han mostrado su preocupación en relación a la gran cantidad de renuncias que llegan a los consejos universitarios de las diferentes casas de estudio del país. 

 

En el caso de la Universidad del Zulia, en el 2015 renunciaron 11 profesores de las diferentes facultades y núcleos, mientras que en lo que va 2016 suman 14 renuncias de docentes. En total renunciaron 30 trabajadores en 2015 y 26 en el primer trimestre de 2016, entre profesores, empleados y obreros. «No va a haber quién atienda al nuevo ingreso si el gobierno no termina de sentarse a resolver problemas de las universidades», sentencia Stephany.

 





Última actualización ( 02-05-2016 a las 10:06:47 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir