Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Venezuela encaminada al colapso eléctrico PDF Imprimir Correo
28-04-2016 a las 11:04:36

Para evitar el colapso del Guri, expertos consideran que la Gran Caracas, Nueva Esparta y Vargas deben incluirse en el Plan de Administración de Carga o duplicar los racionamientos en el resto del país


Luis Gerardo Petit
 

Solo hay 2 opciones para lograr que El Guri trabaje a menor capacidad y detener su caída: tener 9.200 megavatios térmicos disponibles o duplicar los racionamientos. Recientemente, el actual ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, advirtió que la Central Hidroeléctrica El Guri –que provee la energía a más del 60 % de la población–podría llegar a un colapso eléctrico. Por tal motivo, el jueves 21 de abril de 2016, anunció la puesta en marcha del Plan de Administración de Carga, que consiste en racionar la electricidad durante 4 horas por 40 días o hasta que los niveles del embalse dejen de bajar. 
 

  
  Foto: Cotersía Oriente20
Alejandro López, ingeniero eléctrico y profesor invitado del Centro Socioeconómico del Petróleo y Energías Alternativas de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad del Zulia, considera que el colapso eléctrico se ha dado progresivamente. «El Guri está muy próximo a tener una cota que ya hace imposible la generación de electricidad desde una cantidad importante de sus máquinas». El pasado miércoles 27 de abril de 2016, el embalse registró una cota de 2.768 hectómetros de volumen para llegar a los 240 metros sobre el nivel del mar. 
 

Colapso inminente  
 

Con 20 unidades repartidas en las casas de máquinas I y II, la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar es la cuarta hidroeléctrica más grande del mundo. José Aguilar, ingeniero eléctrico y experto en la materia, explica que, en la actualidad, solo hay 16 unidades disponibles para el despacho de energía. «Son más de 1.600 megavatios fuera de servicio en toda la central». Además, expresa que, si El Guri llega a la cota 240 sobre el nivel del mar, el complejo pasará de ser una planta de 6.400 megavatios a una de 2.600 porque se tendrían que detener 8 turbinas. «Se le llama colapso, porque tendríamos una merma total de 6.600 megavatios o una reducción del 40 % de la energía del país».
 

Por su parte, el profesor Alejandro López explica que, si se llega a un nivel tan bajo, las turbinas dejarán de generar electricidad. «Cuando la cota del Guri no permite generar electricidad en las turbinas del embalse, de la manera como normalmente se hace, se habla de un colapso porque se pierden 7.600 megavatios que ya no se aportan al Sistema Eléctrico Nacional y, a partir de ese momento, es imposible generar la electricidad que sí deberían empezar a generar las termoeléctricas y los parques que actualmente no tenemos en toda su capacidad». Agrega que el racionamiento es una medida de emergencia ante una situación sobrevenida que se debe atender de manera inminente. «El racionamiento no soluciona nada de raíz, pues es una consecuencia del problema».
 

Duplicar el racionamiento 
 

A juicio del ingeniero José Aguilar, se necesitan 9.200 megavatios térmicos disponibles o duplicar los racionamientos para lograr que El Guri trabaje a menor capacidad. «Todo apunta a que los apagones, justificados desde el lunes 25 de abril de 2016 en el Plan de Administración de Carga de Corpoelec, deberán pasar de 2 mil megavatios a 5 o 6 mil, pero eso solo será posible incluyendo en el cronograma a la Gran Caracas, Vargas y Nueva Esparta». Agrega que esto significa una posición incómoda para el Gobierno, debido a que ya se han desencadenado protestas por las interrupciones fuera de la programación, y se mantiene la tesis de proteger a la capital por el costo político que podría implicar. 
 

Aclara que, de lo contrario, los cortes serán de más de 24 horas continuas y rotativas por bloques en el resto del país. Asimismo, califica como «falso» que se haya reducido la caída del embalse de 20 a 10 centímetros diarios con la declaración de los viernes no laborables para el sector de la administración pública, que oficializó el Ejecutivo a través del Decreto Presidencial 2.294. «La causa ha sido la combinación entre el intenso racionamiento residencial y que ha llovido algo, aunque no lo suficiente». Agrega que la administración pública representa el 11 % del consumo del sistema eléctrico nacional. «Mandar a toda esa nómina a sus casas no significa una reducción de ese porcentaje, sino el traslado de ese consumo hacia el residencial, que, según el Gobierno, es de 63 %». 
 

Energía renovable: una salida a la crisis 
 

Como una medida para tratar de revertir el colapso eléctrico, López considera que se debe activar el parque termoeléctrico y los parques eólicos del país para garantizar las necesidades de demanda eléctrica sin tener que sobreexplotar El Guri o recurrir a racionamientos. «Recuperar todo el parque termoeléctrico es una medida que hay que tomar de inmediato, pero no es una medida que dará todos los resultados a corto plazo, a pesar de que el colapso eléctrico es inminente». Recalcó que activar el parque termoeléctrico tardaría entre 1 y 2 años
 

A juicio del experto en energías renovables, se deben recuperar los proyectos del parque eólico de La Guajira y de Paraguaná para suplir la demanda del occidente del país de manera sustentable con energía no renovable. «Necesitamos unos 5 mil megavatios entre los 2 parques, con un sustento de las termoeléctricas a gas, para mantener un equilibrio dinámico de la generación y poder darle una mayor estabilidad al sistema eléctrico nacional». 
 

Ahora bien, según declaraciones del director general de Energía Alternativa del MPPEE, Alberto Urdaneta, la inversión por parte del Estado para llevar a cabo la primera fase del parque eólico de La Guajira, que contó con la instalación de 12 aerogeneradores de 2,1 megavatios cada uno, fue de 70 millones de dólares para producir 25, 2 megavatios. En ese sentido, Josimar Tello, profesora de la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la Universidad del Zulia, manifiesta que, según la última información suministrada por el MPPEE, solo se estaban produciendo alrededor de 12 megavatios. «No tenemos información por parte de Corpoelec de cuánto, en la actualidad, se está generando en el parque eólico de La Guajira. La última información es del 2012».  
 

El proyecto, que se prometió para finales de 2012 con la intención de sumar 75,6 megavatios al sistema eléctrico nacional, se presupuestó en 225 millones de dólares. De acuerdo con López, en 4 años y medio se podría recuperar la inversión del parque para generar 2.000 megavatios en una primera fase. «En una fase de generación de 2 mil megavatios, recuperaríamos en 4 años y medio la inversión, porque todo el gasoil que se quema en las centrales termoeléctricas quedaría libre para la exportación y, actualmente, ese dinero no está entrando a la República». 





Última actualización ( 29-04-2016 a las 05:52:29 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir