Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Larry Salinas, el ángel de Guayana PDF Imprimir Correo
31-03-2016 a las 11:10:54

Salinas tenía un don de integración. Participó en la creación de la Coral Infantil Integral de LUZ y ayudó a desarrollar la dinámica educativa para atender a los niños especiales a través de la enseñanza de la música como estilo de vida


Liliana Bracho Carrillo
 

    Larry Salinas
  Larry Salinas trabajó durante 20 años en la educación musical de niños especiales en Guayana.
Foto: Cortesía Coral Infantil Integrada de Guayana 

Su día comenzaba a las 6 de la mañana. Las calles de Villa Brasil, en el organizado Puerto Ordaz, lo reconocían pues allí nació, creció y trabajó. Sus vecinos, que para él también eran hermanos, lo veían ir y venir con la misma sonrisa, gesto que reflejaba lo feliz que lo hacía su labor como director de la Coral Infantil Integrada de Guayana. 

 

Larry Salinas no tenía poses, estaba conforme con su labor. Sin quejarse y hasta disfrutando, caminaba kilómetros en busca de personas necesitadas a quienes ayudar. 

 

No hacía nada diferente. Estaba dedicado a las corales integrales desde hace 20 años. En estos grupos, el director incluía a niños con diversas dificultades como el síndrome de Down, otros que vivían en situación de pobreza extrema, hasta algunos que pertenecían a bandas delictivas, sufrían cáncer u otra enfermedad terminal.


Morir y renacer
 

La integración fue su bandera y con esa premisa formaba a los pequeños. Sus alumnos están claros, con su Maestro aprendieron mucho más que música. Larry Salinas regalaba bondad y en todos veía humanidad. Su espiritualidad fue el ancla que lo sostuvo en una sociedad llena para él, de «ángeles con una sola ala». Reconocía en los niños la pureza de alma y su carácter de hijos de Dios en su esencia pura, más allá de las limitaciones físicas o cognitivas que pudieran tener.

 

Hoy Larry no camina por las calles de Puerto Ordaz, tampoco está en un barrio de San Félix. Fue asesinado el 9 de marzo de 2016. El cuerpo fue hallado, en un terreno, en la vía a El Pao, en el estado Bolívar. Tenía 48 años. La inseguridad dejó a más de 1.500 niños huérfanos, pero con un alma nueva, pues, como a segura Luis Torres, ex alumno del Salinas, aprendieron a vivir. 

 

Un héroe 

 

La música fue el compromiso que Larry Salinas adquirió ante Dios, y así lo expresó en la última entrevista que dio a medios de comunicación. Todos lo recuerdan y lo definen como un «gigante». Torres, que es considerado hijo de Salinas, describe a su maestro, padre y amigo con 3 palabras: «Incomprendido, perseverante y espiritual». 
 

Reconocimiento
En el año 2013 la Universidad del Zulia le otorgó la Orden Rafael Rincón González al Maestro Larry Salinas por su trayectoria artística y por noble labor cultural en el mundo.

«Hoy no quiero idealizarlo pero tenemos que decir que fue un pionero y a pesar de que muchos no lo entendieran y hasta lo criticaran en su manera de proceder, siempre hacía lo correcto. Larry era un visionario y una persona muy elevada desde el punto de vista espiritual. Todos los alumnos aprendimos mucho más que cosas de canto y música. Su enseñanza fue que todos somos iguales». 

 

El trabajo de Salinas contribuyó a llevar la música a cientos de rincones y se convirtió en una forma de acercamiento con las comunidades más olvidadas. La bondadosa labor del músico lo llevó a conocer y entender bien a las personas con necesidades especiales, pero no las trataba diferente. 

 

Torres, que es médico de profesión y miembro del Orfeón Universitario de LUZ, asegura que el coro para los niños era el aliento que a diario le hacía olvidar su dolencia. «Dentro de la Coral todos sabemos nuestra misión, los niños regulares (sin ninguna condición), apadrinamos a uno especial y somos el ejemplo para ellos. Larry sabía que el conductismo era la vía. Los pequeños imitando aprenden disciplina y cómo comportarse en la sociedad». 

 

Todas las anécdotas relacionadas con el Maestro Salinas reflejan compromiso y total entrega. Los testimonios son infinitos y demuestran que los niños especiales, gracias a la música, pasan de estar en etapas muy duras de su condición a ser extravertidos, graciosos, decididos y hasta guías. 

 

Salinas, en una entrevista realizada en el 2005 por el diario Nueva Prensa de Guayana, contó una experiencia con un niño con cáncer. «Nació con cáncer en los ojitos y a los 3 meses ya había perdido los ojos haciendo metástasis. Cuando entró le quedaba poco tiempo y dije a la compañera de trabajo que lo haríamos feliz esos 6 meses. Duró 7 años y medio».
 

El hombre
Larry Salinas nació el 1 de septiembre de 1967 en Guayana, tenía 8 hermanos y era gemelo. Le encantaba comer patacones, empanadas y pasteles. Ver películas de terror en el cine y correr eran sus pasatiempos. Estudió en la Universidad Nacional Experimental de Guayana en el estado Bolívar y en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

«Una de las grandes misiones de este proyecto es educar a padres e hijos. La clave de la educación especial es la crianza, y esa fue la gran lucha de Larry. Que el adulto entendiera que la coral iba más allá de un concierto, una canción o una anota afinada. Es un proyecto que le muestra su capacidad de adaptarse, y mostrarse dentro de la agrupación, y que si pueden aportar cosas valiosísimas para la sociedad», puntualiza Torres. 

 

Salinas también diseñó un proyecto con la población reclusa, aún no implementado en todas las cárceles del país. Por su valor social, en el año 2012 fue nominado como Héroe CNN y participó junto con los pequeños, en la grabación del video musical del tema Tú de qué vas, con Franco De Vita. 

 

Maracaibo, su misión
 

Salinas comenzó en el mundo de la música tras aprender piano para suplir la ausencia de la pianista de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días (Mormona) a la que asistía desde muy joven. Era educador y tras 2 años fuera de casa evangelizando en Maracaibo, su perspectiva cambió y esta tierra se convirtió en su segundo hogar. 

 

En el año 2010, la Universidad del Zulia crea la Coral Infantil de Niños Regulares y por iniciativa de Reny Antequera, director del Orfeón Universitario de LUZ, en 2012, Larry Salinas llega a Maracaibo para participar en la creación de la Coral Infantil Integral de LUZ. Durante 3 semanas trabajaron en desarrollar la dinámica educativa para los niños especiales. 

 

El también jefe encargado del Departamento de Música de la Dirección de Cultura de LUZ, recuerda que Salinas siempre mencionaba que Maracaibo era especial. «Aquí cumplió su misión, fue atropellado, y hasta encarcelado por equivocación». 


Herencia en corazón
 

Salinas tenía un norte y lo decía en cada entrevista: «Este contacto con los niños, en su comunidad, en sus hogares, son el tipo de acercamiento que nos permite conocer de cerca sus necesidades y carencia y aprovechar el momento para sembrar valores en ellos y en quienes les damos una mano, pues creo que la mayor necesidad que tiene en este momento la sociedad venezolana es la siembra de valores para la paz, el amor y la ayuda mutua». 

 

El maestro puso alma, cuerpo y corazón a su proyecto. La labor ahora no es sencilla, pues como afirma Luis Torres, «necesitamos como 30 personas para suplirlo. La Coral Infantil Integrada era Larry Salinas». 





Última actualización ( 01-04-2016 a las 07:36:48 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir