Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Venezuela no tiene las divisas para sostener el nuevo convenio cambiario PDF Imprimir Correo
17-03-2016 a las 12:47:36

El Estado venezolano obtendrá 25 mil millones de dólares por renta petrolera este año. Especialistas consideran que es insuficiente reactivar la economía. Recomiendan al Gobierno legalizar el dólar paralelo o acudir al financiamiento internacional

 

Luis Gerardo Petit 
 

  Divisas
    En marzo de 2016, el Gobierno implementó 2 tipos de cambio: Dipro y Dicom.
Foto: Informe 21

Un nuevo convenio cambiario se sumó al Sistema Nacional de Divisas. Desde el 10 de marzo, el Ejecutivo y el Banco Central de Venezuela –en el marco del estado de emergencia económica– firmaron el Convenio Cambiario N° 35, que establece 2 tipos de cambio: el preferencial, con la denominación «Divisas con tipo de cambio protegido (Dipro)» y un régimen de mercado abierto denominado «Operaciones de divisas con tipo de cambio complementario flotante de mercado (Dicom)». 
 

El Dipro mantendrá el cambio preferencial a un precio de 10 bolívares por dólar, pero solo aplicará para las importaciones de alimentos, medicinas y otros bienes de primera necesidad, así como para la importación de las materias primas para la fabricación de alimentos y medicamentos en el país. Según Alberto Castellano, economista y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad del Zulia, con la implementación de esta medida hay una mejora en el sistema cambiario nacional; sin embargo, advierte que el precio del dólar preferencial está fuera de la realidad. «A pesar de que hay una mejora, aún persiste la posibilidad de un arbitraje cambiario porque el dólar preferencial sigue siendo demasiado económico». A su juicio, este elemento será usado para el arbitraje cambiario; «es decir, existe todavía la posibilidad de que este dólar sea vendido en el mercado mucho más caro». 
 

Con respecto al tipo de cambio en el Dicom —que se determinará por la concurrencia de oferentes y demandantes—, el profesor de LUZ califica como «positivo» que el dólar complementario vaya a fluctuar entre la oferta y la demanda. Expresa que todavía hay dudas sobre la cantidad de divisas para cubrir la alta demanda. 
 

En ese sentido, Gustavo Machado –economista y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad del Zulia– considera que el Gobierno realizó la propuesta cambiaria sin tener un respaldo de divisas suficientes para sostener las medidas. «Antes del ajuste cambiario, el Ejecutivo tenía que obtener de la comunidad financiera internacional divisas suficientes para contar con un fondo que le permita soportar ese esquema. Mientras no se tengan las divisas suficientes, el tipo de cambio va a seguir subiendo», advierte. Desde su punto de vista, la nueva propuesta de dólar flotante «no va a poder cumplir con el objetivo que tampoco pudo cumplir el Sistema Marginal de Divisas, que era estabilizar el mercado paralelo». 

 

Legalización del dólar paralelo 
 

Para efectos de lograr el buen funcionamiento de la economía, Machado considera que lo recomendable es mantener una tasa de cambio preferencial y legalizar el dólar paralelo para obtener los fondos en divisas, pero además, para empezar a bajar sustancialmente el precio de las divisas en ese mercado. «Difícilmente vamos a poder captar divisas sin legalizar el mercado paralelo». A su juicio, se necesita la inversión extranjera para captar divisas frescas. 
 

 «Para ello es importante legalizar el intercambio de divisas entre particulares». Explica que con esta medida, el Estado obtendría una cantidad importantes de recursos que permitiría dejar de utilizar al Banco Central de Venezuela como fuente de financiamiento del gasto público. «La idea es que el Ejecutivo cuente con los dólares suficientes para lograr una rebaja vigorosa en el mercado del dólar paralelo, ir subiendo poco a poco el precio del dólar preferencial hasta que, a la vuelta de unos 6 meses o un año, ambos precios se encuentren y lograr el tipo de cambio único».

Agrega que el problema central que enfrenta el Gobierno es cómo llegar a un tipo de cambio único de la manera menos traumática para el presupuesto familiar. 
 

Financiamiento internacional 
 

«Venezuela tiene un problema severo de liquidez de divisas y hay que solucionarlo. Sin solución a este elemento coyuntural, no creo que podamos incrementar la producción y productividad», manifiesta el profesor Alberto Castellano. Recuerda que Venezuela necesita insumos y esos insumos hay que cancelarlos con moneda extranjera.
 

Para el 2016, Venezuela obtendrá aproximadamente unos 25 mil millones de dólares por renta petrolera. A juicio del profesor Alberto Castellano, «eso no es suficiente para las importaciones que el país necesita y para el pago de intereses y monetización de la deuda nacional». Explica que es necesario que el Gobierno implemente un levantamiento de divisas para buscar un financiamiento internacional porque «en la medida que se tengan nuevos ingresos, se podrán tomar decisiones para lograr el buen funcionamiento de la economía». 
 

Además, cuestiona que el Ejecutivo no haya tomado la decisión de solicitar ante organismos internacionales el financiamiento para el desarrollo de proyectos de infraestructura. «Esa necesidad todavía no se ha discutido, a pesar de que necesitamos urgentemente el levantamiento de recursos frescos. El Gobierno no ha tomado la decisión de solicitar recursos ante la Corporación Andina de Fomento, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial». Añade que se tienen que elaborar los proyectos para ir a los organismos y solicitar las divisas necesarias para que se puedan ejecutar. «Es el momento de elaborar proyectos en áreas neurálgicas para la economía nacional, que pueden ser los sectores de construcción e infraestructura».
 

Gustavo Machado considera que las alternativas en caso de no acudir al financiamiento internacional afectarán aún más el aparato productivo nacional y agudizarán la recesión de la economía venezolana. «La importancia de recurrir al financiamiento internacional es para evitar que se tengan que realizar ajustes que profundicen aún más la recesión, la caída del poder adquisitivo y, en definitiva, la pérdida de la calidad de vida de la sociedad venezolana». 





Última actualización ( 18-03-2016 a las 09:48:07 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir