Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Decreto de emergencia económica agrava la crisis nacional PDF Imprimir Correo
17-03-2016 a las 11:58:13

Durante los 60 días del estado de emergencia económica, el Ejecutivo central no implementó un plan para captar nuevas divisas. Economistas de LUZ consideran que el decreto genera desconfianza en el sector privado

 

Luis Gerardo Petit
 

Prórroga del decreto de emergencia económica    
Foto: Noticias 24  
Transcurrido el plazo de 60 días, el Ejecutivo extendió el estado de excepción a través del decreto N° 2.270, publicado el 11 de marzo de 2016 en la Gaceta Oficial N° 6.219 Extraordinario. En ese sentido, la Constitución de la República establece que se podrá decretar el estado de emergencia económica cuando se «susciten circunstancias económicas extraordinarias que afecten gravemente la vida económica de la Nación» y explica que su duración será de hasta 60 días, prorrogable por un plazo igual. «La aprobación de la prórroga de los estados de excepción corresponde a la Asamblea Nacional», señala la carta magna. 
 

8 decretos en materia de asignación especial de recursos para la ejecución de proyectos y misiones sociales, regulación de compras públicas centralizadas, exoneración del Impuesto Sobre la Renta y la creación de un subsidio para «proteger a las familias más vulnerables», son algunas de las medidas que el Ejecutivo tomó en el marco del estado de emergencia económica. 
 

Alberto Castellano –economista y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FCES) de la Universidad del Zulia– considera que el Gobierno no necesita un decreto de emergencia económica para adoptar las medidas que, actualmente, ha tomado. «El Ejecutivo tiene la potestad de tomar decisiones en el ámbito cambiario, fiscal y monetario sin necesidad de un decreto». A su juicio, el estado de emergencia económica no le está dando ningún piso jurídico al presidente para cumplir sus funciones. 
 

Dentro del marco del estado de excepción económico, el Gobierno también aumentó un 20 % al salario mínimo y un 200 % el precio de la gasolina. Asimismo, creó el Consejo Nacional de la Economía Productiva para activar 36 sectores económicos y 14 motores productivos (hidrocarburos, agroalimentario, telecomunicaciones, industrial, turismo, economía comunal, banca pública y privada, exportaciones, petroquímica, minería, construcción, militar industrial, forestal y farmacéutico). 
 

En ese sentido, Gustavo Machado –quien también es economista y profesor de la FCES– manifiesta que las medidas económicas no han resuelto el problema fundamental de la economía venezolana, que es la carencia de dólares suficientes para su funcionamiento adecuado. «El decreto de emergencia económica no forma parte de la solución, genera más problemas». Asegura que mientras el decreto esté vigente será muy difícil que los inversionistas nacionales se animen a realizar nuevos emprendimientos. «Una de las restricciones que plantea el decreto de emergencia económica es que el Ejecutivo tiene el derecho a realizar cualquier acción que considere pertinente en el ámbito económico. Eso genera incertidumbre y desconfianza en los agentes económicos». 
 

Pocas expectativas 
 

Con una inflación de 180,9 % en 2015, una caída de la cesta petrolera que supera el 52 % y una economía en recesión (-7,1 %), el presidente Nicolás Maduro declaró el estado de emergencia económica en todo el territorio nacional desde el 14 de enero de 2016, para disponer de los recursos provenientes del ejercicio económico financiero 2015, asignar recursos extraordinarios a proyectos previstos o no en la Ley de Presupuestos, diseñar e implementar medidas para la reducción de la evasión y elusión fiscal; así como para tomar medidas que estimulen la inversión extranjera y la producción de alimentos, medicinas y demás bienes de primera necesidad. 
 

Exoneración del ISLR
El Ejecutivo —a través del decreto N° 2.266— exoneró el pago del Impuesto Sobre la Renta a las personas naturales residentes en el país que hayan obtenido un neto anual hasta de 3 mil unidades tributarias. Economistas consideran que para implementar medidas tributarias, el presidente no necesita un decreto de emergencia económica. 

Según Gustavo Machado, las medidas que ha implementado el Gobierno «no han cumplido con las expectativas de los entes económicos». A su juicio, el Ejecutivo no ha planteado «una estrategia clara que permita capturar las divisas necesarias para que la economía funcione con normalidad». Agrega que ese «es el gran indicador» para evaluar la efectividad del decreto. «Lo ideal hubiese sido que, en vez de mantener 2 tipos de cambio, se hubiese implementado una tasa preferencial y legalizar el dólar paralelo para obtener los ingresos por esa vía, pero sobre todo, enviar un mensaje bien claro a los agentes económicos». 
 

Por su parte, el profesor Alberto Castellano considera que el plan de los 14 motores económicos «es solo un anuncio», debido a que no existen acuerdos mínimos con los distintos actores económicos para efectos de realzar el aparato productivo. Afirma que, además de la caída de los precios del petróleo, las políticas económicas son muy adversas para efectos de incrementar la productividad económica. «Lo inmediato que debe generar el Gobierno es un cambio en la política económica sustancial. Se tiene que minimizar o mejorar la calidad de su gasto e impedir el financiamiento por parte del Banco Central de Venezuela a entes no financieros, específicamente, a Pdvsa». 
 

Acuerdos con el sector privado 
 

A juicio de Castellano, lo primero que realizar el Gobierno para superar la crisis económica es establecer acuerdos mínimos con todos los sectores de la economía, especialmente, con los inversionistas privados. «Sin este sector no se puede generar un crecimiento constante de la economía». Explica que para aumentar los niveles de producción y productividad, las decisiones económicas se deben tomar en función a un «acuerdo que, en estos momentos, no existe» para efectos de realzar el aparato productivo entre todos los agentes económicos. 

 

Igualmente, Gustavo Machado coincide en que la concertación y el diálogo social son los puntos claves para reactivar la economía. «La primera expresión de ese diálogo social debe ser un acuerdo con el sector privado para generar o elaborar un ambicioso programa de infraestructura que sirva para la recuperación de todos los sectores de la economía nacional». Agrega que el Ejecutivo debe acordar con el sector privado un ambicioso plan de infraestructura que permita reanimar el sector construcción. 
 

También, según el profesor de la FCES, el Gobierno debe elaborar —con el sector privado, con trabajadores de las distintas asociaciones sindicales y con actores pertenecientes a otros grupos políticos— «un plan de estabilización económica que parta de la premisa de que la economía venezolana crecerá en los próximos años para generar los recursos necesarios para pagar el endeudamiento que, necesariamente, tenemos que incluir hoy».

 

 





Última actualización ( 18-03-2016 a las 09:43:29 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir