Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Zika: una epidemia global que altera el sistema nervioso PDF Imprimir Correo
04-02-2016 a las 17:51:08

Un neurólogo genetista del Instituto de Investigaciones Biológicas de LUZ asegura que el zika afecta el sistema nervioso. En Venezuela hay 4.700 casos sospechosos 


Luis Gerardo Petit 
 

Considerado como una emergencia sanitaria global, el virus del Zika saltó al primer plano, tras el reciente brote epidemiológico en el continente americano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) puso a la epidemia en la misma categoría de atención internacional que obtuvo el Ébola en 2014, debido a que la infección –transmitida por el zancudo Aedes Aegypti– se ha relacionado con enfermedades neurológicas en niños recién nacidos.
 

  
  Foto: Archivo
En Venezuela, el ministerio para la Salud informó que no se han registrado casos de microcefalia; sin embargo, confirmó que existen 255 pacientes con el Síndrome de Guillain-Barré –trastorno autoinmune que afecta al sistema nervioso y desemboca en la parálisis progresiva de los músculos del cuerpo–, de los cuales 55 se encuentran en terapia intensiva. 
 

Carlos Chávez, neurólogo genetista y miembro del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad del Zulia (LUZ), considera que el zika posee neurotropismo, una predilección por el sistema nervioso. Asegura que el virus tiene una correlación clínica y directa con la afectación de mujeres embarazadas. Asimismo, manifiesta que en nuestro país están circulando 3 virus de manera simultánea, transmitidos por el zancudo patas blancas. 

 

Dengue, chikunguña y zika 
 

Actualmente, hay un repunte significativo de arbovirosis –virosis transmitidas por mosquitos–. Carlos Chávez, quien también es profesor del posgrado de Neurología del Hospital Universitario de Maracaibo, manifiesta que dentro de este grupo de virus, el dengue, la chikunguña y el zika se han vuelto endémicos
 

Según el boletín epidemiológico de la Sociedad Venezolana de Salud Pública, en 2015 se registraron 13.128 casos de chikunguña y 12.596 casos de dengue. Con respecto al zika, las autoridades oficiales informaron que, en lo que va de 2016, se han registrado 4.700 casos sospechosos. Lo cierto es que los 3 virus –a pesar de ser transmitidos por el mismo vector– presentan manifestaciones clínicas distintas. Chávez explica que la fiebre en pacientes contagiados por zika es aguda. «No es tan grave, es solo un malestar general», mientras que en pacientes con dengue y chikunguña es «extraordinariamente elevada». 
 

Otra diferencia entre la fiebre chikunguña y el dengue radica en las mialgias (dolores musculares) y en las artralgias (dolor en articulaciones). «En la chikunguña, las artralgias son más acentuadas al punto que queda una artritis reactiva. El paciente pasa hasta un año con artritis. En el dengue, las mialgias son acentuadas». Agrega que una de características del dengue es su variedad hemorrágica y la disminución importante de las plaquetas.
 

El resto de los síntomas son muy parecidos (cefaleas, dolor retrocular). Sin embargo, una manifestación clínica única del zika es la conjuntivitis y las lesiones de tipo rash. «Éstas son extraordinariamente pruriginosas». La picazón se extiende desde la cara hasta el tórax y los miembros del cuerpo, además de los síntomas gastrointestinales como diarreas. «Esas son observaciones en el zika que no se presentan en el dengue ni en el chikunguña», manifiesta el neurólogo genetista. 
 

Por su parte, Ana Carvajal, especialista en infectología, reseñó a través del artículo Infección por el virus del Zika y el embarazo que los 3 virus comparten características clínicas parecidas; sin embargo, sus diferencias orientan el diagnóstico clínico. «La confirmación de los casos se realiza mediante pruebas recomendadas las cuales deben estar disponible para los pacientes más vulnerables como: embarazadas, recién nacidos, pacientes con morbilidades, tercera edad y hospitalizados». 
 

Zika y microcefalia 
 

Manejo sintomático 
No hay una vacuna ni un tratamiento específico para el zika. La OMS recomienda un manejo sintomático que consiste en tomar acetaminofén para el control de la fiebre y descansar. Asimismo, aconseja el uso de repelentes para que haya menos posibilidades de sufrir una picadura.
La vinculación entre el zika y la microcefalia es «fuertemente sospechosa», pero no ha sido probada científicamente, informó la Organización Mundial de la Salud, tras declarar la emergencia global sanitaria el 1 de febrero de 2016. En Brasil, el ministerio de Salud informó que hay 4.783 casos sospechosos de microcefalia –trastorno neurológico que disminuye el perímetro cefálico de los bebés antes de su nacimiento–, por tal motivo, la OMS pidió a las mujeres embarazadas evitar viajar a zonas afectadas por el virus. 
 

«La microcefalia podemos detectarla ecográficamente en mujeres que hayan o no padecido el virus», advierte el especialista en neurología genética. Agrega que el feto puede sufrir alguna enfermedad neurológica en el primer trimestre de su desarrollo, debido a que en ese periodo se están desarrollando las estructuras del sistema nervioso. «Si en el primer mes del embarazo, la mamá es contagiada por el virus zika, evidentemente, el virus pasará a ser neurotrófico y afectará la formación del sistema nervioso del bebé». Las estructuras del cerebro (ganglios de la base, el tálamo y el cuerpo calloso) terminan mal formados, a raíz del virus, explica Chávez. «El contenido se atrofia y el cráneo tiene que adaptarse al tamaño de ese contenido».
 

Enfatiza que es allí cuando se evidencia la microcefalia. Recomienda a las mujeres embarazadas realizarse controles estrictos de ecografía. «Tienen que hacerse un seguimiento de ecografía trimestralmente para verificar cómo va el crecimiento del perímetro cefálico».  
 

Otras complicaciones 
 

Según Chávez, el virus del Zika es una «atrocidad», debido a que, una vez que el virus se incuba en el organismo, la videmia –replicación del virus en el interior del organismo– produce serias complicaciones. Agrega que el virus produce anticuerpos que atacan el sistema nervioso. 

 

Además de la microcefalia y el Síndrome de Guillain-Barré Chávez afirma que hay casos de encefalitis. «Tenemos pacientes con alteración del estado mental, cefaleas acentuadas y vómitos». Explica que el trastorno mental puede ser autolimitado en los casos más afortunados. Sin embargo, manifiesta que habitualmente conlleva a que el paciente sea recluido en una unidad de cuidados intensivos. Una persona con encefalitis puede padecer fiebres agudas, convulsiones, alteraciones del lenguaje, movimientos anormales, alteraciones sensoriales, auditivas y visuales.





Última actualización ( 05-02-2016 a las 10:00:22 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir