Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Eduardo López Rivas: un legado periodístico de trascendencia PDF Imprimir Correo
20-02-2015 a las 16:09:11

Uno de los periodistas zulianos de mayor impacto histórico –miembro de la misma generación de Francisco Ochoa– será inhumado al Panteón Regional

 

Roberto Torres Luzardo

 

  
   
Mucho se ha escrito sobre los obstáculos que los periodistas venezolanos hoy encaran: censura, cercos financieros, discriminación y persecución conforman una amplia lista. El contexto le sería perfectamente familiar a un periodista zuliano de impronta legendaria: Eduardo López Rivas.


Sobreponiéndose a exilios forzados, persecución y tiempo en la cárcel, su trayectoria resplandece en las páginas de la historia. Fue redactor, editor y propietario de seis periódicos. Fundó una de las publicaciones más longevas del siglo XIX, el diario El Fonógrafo, que alcanzó 38 años de publicación. Constituyó la Imprenta Americana, una de las más avanzadas del país en lo tecnológico y editorial. Pese a la estela que dejó, sus restos reposan en el Cementerio El Cuadrado, el mismo camposanto donde se ha denunciado la profanación de tumbas y robo de equipamientos.


Finalmente, los restos de Eduardo López Rivas serán inhumados en el Panteón Regional del Zulia este martes, 24 de enero de 2015, tal como amerita un hombre de su investidura, en un acto de la Secretaría de Cultura de la Gobernación del Zulia. Allí harán presencia las fuerzas vivas del estado, incluida la Universidad del Zulia con  la representación del Rector Jorge Palencia y miembros de la Escuela de Comunicación Social.


Alicia Pineda, periodista, profesora y autora del libro 100 Años de Periodismo en el Zulia, será la oradora de orden en el acto de inhumación. Pineda considera a López Rivas como “el periodista más grande que ha tenido el Zulia en los últimos 165 años”, debido a que sus méritos fueron locales, nacionales e internacionales.


En la época del nacimiento de esta figura (1850), los periódicos o eran contrarios al gobierno o se alineaban con sus políticas. En medio de ese contexto, apunta la profesora, fue un gran defensor de la libertad de expresión, del periodismo independiente y del periodismo comunitario como hoy en día sea conoce. “Promovió un periodismo que ayudara a crear y a orientar a la gente, con el objetivo de crear conciencia pública sobre el desarrollo social”, afirma.


Formó parte de una generación de intelectuales zulianos que incluía a Francisco Ochoa –primer rector de la Universidad del Zulia- y el poeta Rafael López Baralt. Su posición crítica ante los gobiernos de Antonio Guzmán Blanco y los caudillos regionales de turno le valió encarar destierros temporales, expropiaciones e incluso tiempo en la cárcel.


“Más allá de lo medible, lo intangible fue un aporte muy grande. Tanto desde la calidad de periodismo que hizo como la dignificación del periodismo como oficio”, asegura la investigadora. 

Germán Cardozo Galué, profesor de LUZ y miembro del Centro de Estudios Históricos, escribió que a Eduardo López Rivas se le debe el primer estudio y recopilación de periódicos zulianos, publicado bajo el nombre “Progresos de la Imprenta y del Periodismo” en el Anuario Estadístico de la Sección Zulia, 1 de julio de 1884 a 30 de junio de 1885, y en el número 2 del Zulia Ilustrado del 31 de enero de 1889. Esa edición estuvo acompañada por la reproducción facsimilar del número 1 de El Telégrafo del Zulia, que data del 14 de enero de 1827.

 

Legado familiar


Una dinastía de escritores e intelectuales se gestó en la descendencia de López Rivas. 4 de sus 7 hijos se hicieron periodistas y continuaron con la publicación de El Fonógrafo hasta que en 1917, tras un allanamiento, la dictadura de Juan Vicente Gómez clausuró definitivamente su publicación.


Esta escena la narra Leonor Hall, bisnieta del aclamado periodista, quien custodia con recelo buena parte del acervo documental de la trayectoria de su bisabuelo. Desde Suecia, donde reside, lamentó no haber podido trasladarse a Maracaibo para la inhumación al Panteón Regional de quien, según considera, dejó un importante legado en lo periodístico, lo empresarial y lo humano.


López Rivas fue eminentemente un zuliano que amó profundamente a Maracaibo, desde allí se explica toda su obra. Cuando estudió en la ciudad francesa de Marsella, una ciudad puerto como lo era Maracaibo, a menudo se acercaba al puerto y recordaba su tierra natal. Esto está asentado en uno de sus diarios”, aseguró Hall. 


Rosario de Pérez, otra de sus bisnietas, afirmó –en nombre de sus familiares– que la inhumación de esta intelectual al Panteón Regional supone un gran honor y una justa reivindicación a lo que su figura representó para el estado.


Su amor por el Zulia lo llevó a promover un concurso para decretar el himno estadal, tras tener acceso al presidente del Zulia José Ignacio Lares, quien convocó a este concurso en 1909. Además, fue quien instó al poeta Udón Pérez –cercano amigo suyo– a que participara. Su propuesta, “Sobre palmas”, fue escogida como la ganadora.  

Huella histórica


A juicio de Julio Portillo, historiador y expresidente de la Academia de la Historia del Zulia, los zulianos le deben a Eduardo López Rivas que se fundaran en Maracaibo las primeras publicaciones de trascendencia, incluso en fecha anterior de que se hiciera en Caracas. “Con El Zulia Ilustrado y El Fonógrafo, Eduardo López Rivas deja una huella verdaderamente importante en la historia del Zulia”, afirma el catedrático. 


Las publicaciones del intelectual llegaron a tener, debido a la comunicación entre Maracaibo y las islas neerlandesas, y por la amplia presencia de alemanes en el Zulia, sus propios corresponsales en Holanda y Alemania.


Portillo recordó que la Imprenta Americana, fundada por López Rivas, fue una de las primeras en reproducir en Maracaibo imágenes a color. “Su esfuerzo tipográfico y editorial fue una cosa extraordinaria”, opina.


A juicio de Portillo, la inhumación de López Rivas al Panteón Regional está más que merecida, debido a que el Panteón está hecho, no solo para próceres o héroes épicos, sino para ser “depósito sublime de los zulianos que le dieron nombre en los distintos géneros del saber a su arte, a su creación y a su profesión, y Eduardo López Rivas fue sin duda uno de ellos”.

 

Ceremonia


La inhumación de Eduardo López Rivas al Panteón Regional del Zulia será este martes, 24 de enero, a las 10 y 30 de la mañana. Previo a este acto, será custodiado en capilla ardiente en la Galería de Arte “Julio Árraga”, el lunes 23 de enero, de 11 de la maña a 7 de la noche, donde recibirá honores del Colegio Nacional de Periodistas, la Universidad del Zulia y demás fuerzas vivas del estado dispuestas en Guardia de Honor. 

 





Última actualización ( 20-02-2015 a las 16:23:31 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir