Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Malla en la lengua: un método extremo y no aprobado para adelgazar PDF Imprimir Correo
15-02-2013 a las 08:44:12

Las pastillas chinas, las anfetaminas y las inyecciones en partes localizadas del cuerpo son técnicas para adelgazar que no están aprobados por las ciencias médicas ni por los organismos de salud


Daniela Artigas


Hasta este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció un Plan de acción de la estrategia mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles que está vigente desde el año 2008.

 

 
César Oliveros, profesor de la Facultad de Medicina de LUZ.
Foto: Eloy Hernández

 

Desde ese momento, la obesidad se considera como una enfermedad no transmisible por la OMS y se encuentra en la lista de enfermedades para combatir sobre todo después de que desde 1980 se hayan duplicado los casos, mayoritariamente en países desarrollados.


Las dietas y las intervenciones quirúrgicas son las alternativas que tienen los pacientes obesos para perder peso. Sin embargo, hay una serie de tratamientos y técnicas calificados como milagrosos que abordan el mercado con técnicas innovadoras que superan las anteriores sin la permisología necesaria.


El tratamiento contra la obesidad conoce cada año una cura milagrosa para rebajar en tiempo récord y sin efecto rebote, condición temida por las personas que pretenden conseguir el peso ideal y mantenerlo.


La malla sublingual es una de ellas. Este novedoso método consiste en la aplicación de una malla o parche rectangular que se coloca en la lengua y se fija gracias a algunos puntos de sutura. Con esta malla se dificulta la deglución de los alimentos en estado sólido por lo que se requiere además una dieta líquida para que sea efectivo el tratamiento.

 

Venta de la malla en internet
En Venezuela, el tratamiento se ofrece por casi Bs. 2 mil e incluye malla, vacuna y seguimiento. En Mercado Libre promocionan tanto el servicio como la venta de los instrumentos para colocación de la malla. El Ministerio del Poder Popular para la Salud ya se ha manifestado a través de su Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS) para informar que aunque aún no han recibido denuncias al respecto investigarán sobre este nuevo método así como a aquellos que lo aplican, sobre todo para verificar que tengan registro sanitario.

Es un procedimiento reversible que requiere de una hora para colocar la malla, se alega que la recuperación es rápida y el paciente regresaría a sus labores habituales al día siguiente de la aplicación. Solo se vería afectado el habla por 48 horas como máximo mientras el individuo se acostumbra.

Una malla no aprobada


El profesor de la Facultad de Medicina de LUZ César Oliveros comenta que en Venezuela no hay experiencia en este procedimiento de la malla sublingual y enfatiza que no está aprobada ni por cirugía plástica ni por cirugía general.


“En ninguna parte oyes hablar de la malla sublingual, en ningún congreso serio”, precisa Oliveros, quien añade que las pastillas chinas, anfetaminas y la inyección de ciertas sustancias en el área abdominal son algunos de los tratamientos que se aplican las personas para rebajar. Afirma que ninguno de estos métodos cuenta con la aprobación de las autoridades nacionales e internacionales pertinentes.


Aclara también que la aplicación de alguna de las técnicas mencionadas anteriormente, además de conseguir perder kilos o eliminar la grasa localizada en alguna parte del cuerpo, puede causar daño renal y hepático, lo que le llevaría a un desequilibrio en su salud.

Vacuna peligrosa


País de gordos  
Según datos del año 2012 de la OMS el 10 % de los hombres y el 14 % de las mujeres (adultos mayores de 20 años) padecen obesidad y más de 40 millones de niños menores a 5 años tendrían sobrepeso. Venezuela es el tercer país latinoamericano con mayor nivel de obesidad con un 31% de su población afectada.

“Hay pacientes con 95 kilogramos que los han operado y las cirugías son muchas, está el balón intragástrico, el famoso bypass gástrico, el procedimiento de derivación del tracto gastrointestinal para que tu pierdas peso y casi siempre se realiza en pacientes que pesan más de 100 kilos; si cuenta con menos de 100 kilos, las dietas, no hay más nada”

La obesidad incide en el desarrollo de enfermedades no transmisibles (ENT), tales como problemas cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes. La OMS estableció que las ENT son la principal causa de mortalidad en todo el mundo, responsables por 36 millones de muertes en 2008. (Datos de la OMS, 2012)

 
Doctor Malla  
El doctor Nikolas Chugay de Estados Unidos es el creador de la polémica malla lingual la cual es promocionada en su sitio web entre los métodos para adelgazar que no requieren cirugía. Entre las explicaciones del Dr. Chugay en su web dice que mientras el bypass gástrico o la banda gástrica cuestan entre 14 y 30 mil dólares, la aplicación de la malla solo tendría un costo de 2 mil dólares.  

Como parte del tratamiento de la malla sublingual se aplica una vacuna que inocula las ganas de comer. Al respecto, Oliveros explica que es imposible que haya una vacuna que quite las ganas de comer. La malla es un dispositivo que está en la lengua que impide deglutir los alimentos. “Esto es muy extremo. Son procedimientos que no están aprobados en ninguna parte, no es serio, no es médico”, alerta.


Luego de la colocación de la malla, se sugiere seguir una dieta líquida que debe cumplirse mientras el individuo la tenga puesta. Con esta dieta, Oliveros tampoco estaría de acuerdo y aunque recomendó consultar un nutricionista precisó que los pacientes deben desarrollar hábitos de vida que sean saludables. La alimentación balanceada y el ejercicio físico siguen siendo la fórmula “mágica” para combatir los problemas de peso.

Métodos aprobados


Solo hay 2 maneras aprobadas para ayudar a la pérdida de peso, así que luego de estudiarse la condición de salud de cada individuo, por lo general, si el paciente está por encima de los 100 kilogramos de peso, se sugiere realizar cirugías pero si pesa menos de 100 se recomiendan dietas.


Se reduce el estómago para que haya menos absorción, tenga menos superficie para absorber los alimentos; es decir, se reduce el estómago para que, por ejemplo, en vez de 10 panes se coma 1 y se llene. Se reduce la cantidad de intestino para que haya menos absorción de nutrientes. Se puede, a su vez, disminuir la cantidad de alimentos por medio de una dieta establecida por un especialista en el área.


Pero no puede ponerse un obstáculo en la boca para dejar de comer o para que se dificulte comer porque qué es lo que va a hacer la malla. “¿Para qué te tienes que poner una malla en la lengua?, ¿para que no comas? Eso es demasiado radical, el cuerpo no está diseñado para eso, está diseñado para comer. Me parece que eso es extremo”, opina Oliveros.





Última actualización ( 15-02-2013 a las 15:25:41 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir