Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
María Guadalupe Núñez: "Es duro decirlo, pero el sector universitario no es prioridad" PDF Imprimir Correo
06-09-2012 a las 11:19:09

El Gobierno no tiene planificado créditos adicionales para cubrir el grave déficit para el funcionamiento de las universidades


Roberto Torres Luzardo

 


Núñez explica que LUZ se mantiene abierta gracias a la solidaridad de los proveedores.

Núñez explica que LUZ se mantiene abierta gracias a la solidaridad de los proveedores. Foto: Archivo

Apriétense los cinturones. Ese parece ser el mensaje que subyace en el silencio que guarda el Estado con respecto a los créditos adicionales que, con urgencia, requiere la Universidad del Zulia. De los Bs. 408 millones que LUZ solicitó en marzo, solo ha recibido Bs. 39 millones, al tiempo que partidas cruciales para el funcionamiento están en cero.

“Es duro decirlo, pero esa es la percepción que se tiene: el sector universitario no es prioridad. Hemos visto cómo se han aprobado una cantidad de créditos adicionales, muchos de ellos para gastos corrientes, mientras que no ha sido así para el sector universitario, que en su mayoría tiene presupuestos ampliamente deficitarios”.

La gravedad de la situación puede sentirse en el tono de voz de María Guadalupe Núñez, vicerrectora administrativa de LUZ. No es para menos: sobre sus hombros recae el manejo financiero de una institución acostumbrada a funcionar con cifras rojas.

“Estamos en una situación crítica y preocupante, porque esperábamos que en agosto se tramitaran los créditos adicionales que nos permitieran tener recursos en el mes de septiembre y hasta los momentos no tenemos información sobre créditos para cubrir las insuficiencias”, sentencia.

Conflicto previsible



Rendición de cuentas


A finales de julio se presentó ante el Consejo Universitario y se envió a la Ministra Marlene Yadira Córdova un informe del Vicerrectorado Administrativo sobre la rendición de cuentas de lo recibido y gastado durante 2011 y 2012. El informe detallaba que LUZ cumplió con el 86% de la rendición de cuentas de 2011. Luego se entregaron otras rendiciones y, en la próxima semana, se presentará un informe actualizado. “El compromiso es que para el 30 de septiembre logremos el 100% de las rendiciones de 2011 y paralelamente se están haciendo las rendiciones de 2012. La meta es cerrar el 2012 con todas las rendiciones entregadas o, al menos, que solo queden pendientes los recursos del último mes”.

La situación, para la autoridad, es crítica porque las partidas que se han agotado son altamente sensibles para la institución, e incluso pudieran llevar a conflictos con el personal al no poder cumplir con los pagos. Para Núñez, el pago –completo- de los 22 días de antigüedades es un ejemplo de cómo la Universidad no tiene capacidad para afrontar grandes desembolsos.

En medio de un tenso clima entre gremios y autoridades, se pagó parte de este concepto en marzo de este año, pero todavía se adeuda una porción importante a los trabajadores. “El compromiso fue cancelar la parte restante en septiembre pero, de no tener información sobre las insuficiencias, la Universidad no tiene capacidad para afrontar ese compromiso. Esto podría llevarnos a una paralización de las actividades”, advierte la Vicerrectora.

Otro pago que la autoridad considera sensible es la cancelación del bono de alimentación del mes de septiembre, asignado a las insuficiencias. El plazo para cancelar este concepto, según la normativa, caduca los primeros cinco días del mes siguiente.

Solo emergencias

Las partidas de vigilancia, mantenimiento, salud, comedores, transportes y becas estudiantiles están agotadas. La Universidad no tiene ni un bolívar para estas necesidades, así que cualquier eventualidad que surja debe ser resuelta por medio de los créditos adicionales, sobre los cuales no hay información alguna.

“En materia de mantenimiento, no podemos hablar de preventivo sino correctivo, porque estamos dedicamos a atender solo emergencias. Por ejemplo, ya tenemos una semana que el aire acondicionado de la nueva sede rectoral está averiado”. La vicerrectora explica que contingencias de este tipo se atienden gracias a que los proveedores de la institución prácticamente financian los costos, con el compromiso de cancelarlos una vez se tengan las insuficiencias.

Ya van seis meses desde que LUZ solicitó, con todos los soportes necesarios, el monto de las insuficiencias ante el Ministerio del Poder Popular para la  Educación Universitaria, que luego se encarga de tramitarla ante la Asamblea Nacional para su aprobación.

“Ese es el problema de esa figura de los créditos adicionales: se genera una inestabilidad en las instituciones porque no se sabe ni cuántos recursos llegarán ni cuándo”, afirma.

 





Última actualización ( 06-09-2012 a las 11:25:51 )
Me gusta

Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

LUZ en los medios

 

 

 

LUZ Periódico



 

Notas relacionadas

 

 



images/stories/botones/twitter_logo.jpg

 

 

images/stories/botones/logo_facebook.jpg

 

 

 

images/stories/botones/vimeo.jpg

 

 


Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir