Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
"Sobre las elecciones del 7/O nada está decidido" PDF Imprimir Correo
27-04-2012 a las 17:08:15

La politóloga Carmen Pérez-Baralt alerta sobre el peligro de una violencia política generalizada. Dice que se debe exigir una renovación del TSJ


Johandry Hernández

 


Pérez-Baralt asegura que el país necesita un proceso de renovación de sus instituciones, carcomidas por la corrupción.

Pérez-Baralt asegura que el país necesita un proceso de renovación de sus instituciones, carcomidas por la corrupción. Foto: Silvia Salas

Para la profesora e investigadora del Instituto de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de LUZ, Carmen Pérez-Baralt, no puede asegurarse que ya está decidido lo que pueda ocurrir el 7 de octubre, porque estas elecciones están cargadas de una profunda incertidumbre: “Desde hace mucho tiempo no hay certeza sobre el ganador en el panorama político venezolano. Las elecciones del 7 de octubre están cargadas de incertidumbre”, alerta la profesora.

A su juicio, dos factores profundizan este escenario: por una parte, no ha habido la suficiente transparencia informativa oficial sobre la enfermedad del presidente Hugo Chávez; y por el otro, las encuestadoras que usan una metodología seria y confiable constatan hoy -aún con la intención del voto lástima que ha despertado el cáncer del Presidente- que las preferencias del voto están muy reñidas.

Pérez-Baralt dice que la incertidumbre crecerá cada día más a medida que se aproxime la elección, porque la gente tendrá que decidir entre dos modelos de país propuestos por los dos candidatos en disputa: “Prolongar el socialismo del siglo XXI, más allá de Chávez, o apostar por un modelo de país alternativo”, afirma la investigadora.

Violencia política

 
La profesora Pérez-Baralt dice que ante la violencia generalizada que sufre el país, los riesgos de entrar en una etapa de violencia política profunda son factibles, principalmente por el lenguaje agresivo, el ambiente de polarización y el lenguaje de descalificación, a pesar del mensaje conciliador y de unión del candidato que representa las fuerzas que adversan al presidente en ejercicio hace más de 13 años. “No existe el imperio de la ley y esto es peligrosísimo para el país”, advierte.

 

Comillas

La toma de la herencia del poder es a muerte dentro del PSUV
Comillas


 

Recuerda que Venezuela vivió un proceso traumático de violencia en el año 1989 con las revueltas del Caracazo que marcó a la nación, sin embargo, y aunque los venezolanos al parecer aprendieron la lección, mucha agua ha corrido en estos primeros doce años del siglo, por lo que advierte la necesidad de apostar a la sensatez de la dirigencia política y de los factores del poder. “Una vez que permitimos que la violencia salga libre, es muy difícil contenerla, tenemos la urgencia de ponerle un freno. Hay muchas condiciones que favorecen un clima de violencia generalizado, pero debemos aprender a prevenirlas por un asunto de mera supervivencia”, opina.

Ausencia del Presidente



Transparencia en designación del TSJ


Sobre el caso del exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia Eladio Aponte Aponte, la profesora Pérez-Baralt dice que tiene graves consecuencias para el sistema judicial venezolano, trastocado por la percepción negativa de la población que prefiere entrar en complicidad con la delincuencia antes que confiar en la justicia. “En todos los momentos del sistema judicial hay cosas que no impresionan: la crisis permanente del sistema carcelario y la corrupción creciente”.

Asegura que frente a la debacle del sistema judicial venezolano no puede haber unas relaciones políticas sanas. La urgencia, expone, debe centrarse en la renovación de las instituciones democráticas absolutamente carcomidas por los vicios.

La Universidad debe desmontar esta maraña de corrupción e ineficiencia. Debemos exigir mayor transparencia en el nombramiento de los magistrados y su renovación, así como comprometernos a vigilar la formación de los jueces”, enfatiza.

La ausencia del Presidente -no necesariamente porque muera sino porque tome un tiempo para recuperarse- tiene profundas consecuencias para el futuro político venezolano.

Pérez-Baralt enfatiza que se ha pasado por una larga etapa de personalización de la política en la que las instituciones dejan de ser importantes. Cita como ejemplo el caso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado a imagen y semejanza del líder y que frena las posibilidades de liderazgos emergentes. “Esto ha obstaculizado la renovación del movimiento político y por eso está en crisis. La toma de la herencia del poder es a muerte en el PSUV. Hay muchos intereses que necesitan ser preservados, que no pueden ser expuestas ni sometidos a un escrutinio público”, refiere la especialista en política.

El liderazgo de Henrique Capriles, que aglutina todas las fuerzas de la oposición, representa, según Pérez-Baralt, una esperanza para la renovación institucional que una parte sustancial del país plantea, exige y asegura que el país requiere con urgencia. “Finalmente se ha logrado un proceso de aglutinamiento operativo que funciona, por eso hoy vemos pocos sectores de oposición fuera de la Mesa de la Unidad Democrática”, refiere.

Otro de los aspectos positivos que resalta la investigadora es el reto para la oposición y para el Gobierno de hacer verdadera política a través de partidos renovados, con oportunidades democráticas de hacer propuestas frente a la crisis de la sociedad venezolana. 





Última actualización ( 27-04-2012 a las 17:09:59 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir