Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Miguel Martínez Míguelez: "Los profesores están en un paradigma que ya no se sostiene" PDF Imprimir Correo
23-06-2011 a las 15:27:45

En tiempos de necesaria transformación universitaria, la academia debe reflexionar arduamente sobre la concepción que, en los albores del siglo XXI, tiene de la ciencia que se enseña en sus aulas de clase


Daniela Artigas

Tiene 40 años discutiendo con sus pares sobre la existencia del paradigma emergente mientras la academia se empeña en glorificar un sistema de creencias positivista que se encuentra agotado. Los pasillos de la Facultad Experimental de Ciencias albergaron las ideas de Miguel Martínez Miguélez, profesor con más de 90 trabajos relacionados al paradigma emergente y la metodología cualitativa.

 

  

“Una ciencia no es un mero sistema lógico”, asegura Miguel Martínez Miguélez.
Foto: Juan Cabrera

Quien presta atención a sus ideas notará que aparentemente no hay ejercicio científico que se resista a su análisis y crítica. Sea desde las ciencias puras o las sociales, reconoce que la crisis paradigmática ha afectado a todos por igual.

“La ciencia debe rehacerse de nuevo, esta ciencia nos ha conducido a un callejón sin salida y tenemos que retroceder”, explicaba mientras los asistentes a su charla Paradigmas emergentes y ciencias de la complejidad se enfrentaban con cada palabra a más incertidumbre.

A pesar del tiempo que se lleva discutiendo el tema de la transformación de los supuestos científicos, reconoce que los cambios de paradigmas y de lógica, donde inevitablemente se encuentra involucrado el pensar humano, siempre son muy lentos por la resistencia de quienes conforman la comunidad.

“Una ciencia no es un mero sistema lógico, los paradigmas tocan elementos vitales de nuestras vidas, la idea es repensar en ellos cada cierto tiempo para evitar la inercia mental”, acotó Martínez Miguélez.

Ciencia subjetiva

Aunque no era una clase de metodología, el invitado de la Universidad Simón Bolívar se impone ante la audiencia para hablar sobre lo cualitativo, la triangulación de métodos y técnicas además de dejar en evidencia la debilidad de los supuestos científicos suscritos.

La investigación para Martínez Míguelez no es solo un hecho que amerita la aplicación de un método científico preciso que debe proveernos resultados; la concibe como un ejercicio intimista y necesariamente multimetódico que deben plantearse los investigadores desde lo subjetivo para tratar de entender el evento ampliamente y según las distintas categorías que se manifiesten.

“Ahora sabemos que, cuando pensamos y consideramos algo, lo que llamamos conocer algo, no es tan fácil como se cree: ese conocimiento es mentira, es una ilusión, porque siempre entran en juego los valores, las creencias de las personas.”

Está consciente de que plantea como eje central la intrínseca intencionalidad del sujeto que investiga, pero esto se debe a que todo individuo tiene un sistema de valores y sentimientos que inciden y son difíciles de desligar de lo que se observa.

Al cambiar o flexibilizar el paradigma en el ejercicio de la investigación, ya se deja constancia de que el conocimiento no es objetivo, “ni siquiera en la física porque hoy día hay muchas realidades que son inobservables. Como son así, debo conceptualizarlas e interpretarlas, porque no las veo y no las puedo medir. Toda la física cuántica ya nos decía eso desde hace más de 80 años”, explica.

Para Martínez Miguélez, la metodología cualitativa es la que tiene presente esto y lo aplica a las ciencias humanas, donde las variables tienden a ser complejas y vastas, por lo que deben interpretarse acompañadas del paradigma sistémico para evaluar e interpretar los componentes de la realidad. El método hermenéutico es el que se usa hoy día para llegar a esto.

Mientras tanto, se sigue teniendo en las ciencias naturales un ideal: obtener una ciencia determinista y apegada a un esquema, mientras que el componente de incertidumbre lo manejan solo las ciencias humanas.

Cuestionamientos no tan positivos


Martínez Miguélez comenta que el paradigma positivista comienza a ser cuestionado primero por los psicólogos de la Gestalt a finales del siglo XIX, y luego a principios de siglo XX por los físicos cuánticos, lingüistas, biólogos y filósofos de la ciencia.

 

Todos fueron manifestando su insatisfacción con este tipo de racionalidad lineal y unidireccional cuya estructura básica consiste en la aplicación de un método científico que ya resulta tradicional.

Sobre el tema no hay conclusiones ni cierres, explica el investigador, quien señala que hemos estado viviendo una transformación radical del concepto de conocimiento y del concepto de ciencia.

 

Ahora, estos conviven junto con su actividad básica: la investigación y con los intentos de establecimiento de un nuevo proyecto de racionalidad científica, un nuevo paradigma que no está listo y que no se sabe si el mundo académico estará dispuesto a asumirlo.





Última actualización ( 23-06-2011 a las 15:28:45 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir