Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
7 escalafones del personal obrero y administrativo quedan por debajo del salario mínimo PDF Imprimir Correo
29-04-2011 a las 16:09:17

Denuncian que el aumento decretó la muerte de las Normas de Homologación. Los más perjudicados serán los obreros, empleados y profesores con los escalafones más bajos. Aumento del 40% no resuelve la crisis salarial del sector universitario.


Johandry A. Hernández

Al día siguiente del anuncio de aumento de 40% para los trabajadores universitarios, las caras serias de los profesores, empleados y obreros contrastaban con aquel auditorio chirriante que ofrecía vítores ante el anuncio del presidente Hugo Chávez y su equipo de Gobierno. Luego de una consulta a varios representantes gremiales de la Universidad del Zulia una frase aglutinaba el origen de la frustración: “Todo fue una burla”, expresaron.


Más allá del descontento, la meta propuesta por el Gobierno y los gremios en las mesas de negociación de las últimas semanas ya comienza a generar las primeras consecuencias: la Asociación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) anunció un paro de 48 horas el lunes 2 y martes 3 de mayo de 2011. La Asociación de Profesores de LUZ (Apuz) se plegará


Todo apunta, entonces, a que la crisis salarial del personal de las universidades venezolanas no se resolverá con el aumento de 40%. La secretaria de Seguridad Social de la Fapuv, Mildred Valera, dijo que luego de casi 4 años sin aumento, esta cifra es una burla. “Esto representa un aumento apenas de 12% anual”, denunció al tiempo que sacó un ejercicio matemático que, a su juicio, devela la injusticia laboral en las universidades: “Desde 2007, el salario mínimo ha tenido un incremento de 125% y ahora a nosotros nos aumentan solo 40% luego de casi 4 años”, sentencia.


Desde las universidades ya se había hecho énfasis en que los empleados y obreros ubicados en los escalafones más bajos de los tabuladores del manual de cargo de la carrera universitaria, han estado por debajo del salario mínimo. 


Precisamente, la jefa de la Dirección General de Planificación de la Universidad del Zulia, María Coromoto Hill, confirmó que ambos sectores serán los más perjudicados pues aún con el aumento decretado, 7 escalas en la carrera universitaria quedarán por debajo del salario mínimo. En el caso de los empleados administrativos las escalas son 2.1, 2.2 y 2.3 y en el caso de los obreros son los niveles 1, 2, 3 y 4. 


Se esperaba que con las mesas de diálogo esta irregularidad se solventara, pero tal como ha declarado el presidente de la Asociación de Empleados (Asdeluz), Omar Alvarado, no hay certeza sobre lo que ocurrirá. Antes del aumento, por ejemplo, un empleado administrativo ubicado en la escala 202 ganaba Bs. 1027. Con el aumento, su salario será de Bs. 1.351, que contrasta con los Bs. 1548 del salario mínimo decretado para este año. 


Alvarado declaró que el anuncio de aumento de 40% fue un irrespeto para los trabajadores, porque la propuesta en la que habían trabajado arduamente en las últimas semanas no fue tomada en cuenta. “Fue un aumento unilateral, que además no cubre las deficiencias inflacionarias a las que ha estado sometido nuestro sueldo en los últimos 4 años”, dijo.


En el caso de Asdeluz no hablan todavía de paro, pero sí de una reunión con la ministra Yadira Córdova para el martes 3 de mayo para que les explique y aclare varios puntos pendientes. Destaca entre ellos los pasivos laborales de los jubilados y la revisión de los tabuladores de sueldos y la retroactividad de los años 2009, 2010 y 2011.


En su condición de dirigente gremial universitario, criticó duramente a las federaciones que catalogó como entreguistas: “Es lamentable ver a gremios que se arrodillan al poder y que son incapaces de defender las ideas y propuestas que ellos mismos presentaron momentos antes del anuncio unilateral del Gobierno”, reprochó al tiempo que dijo que de no ser atendidas sus exigencias, volverán con protestas en las calles.

“Una patada a la mesa”


La presidenta de Apuz, Karelis Fernández, reprochó duramente la postura unilateral del Gobierno en el aumento y dijo que no entiende cómo hablan de diálogo y negociación y luego desconocen todo un trabajo sistemático y riguroso de estudio y proyecciones sobre los salarios reales que deberían tener los universitarios. 


“Con este anuncio, el país es testigo de cómo el Gobierno le dio una patada a la mesa. Los perjudicados somos todos los universitarios, incluso los que están a favor del presidente Chávez. Fuimos testigos de su descontento, el día del anuncio estaban ofuscados”, dijo.


Fernández dijo que luego de varias consultas, la Apuz decidió plegarse al paro convocado por la Fapuv como medida de protesta. “No estamos conformes con este aumento y demos analizar qué mecanismos aplicaremos en el futuro”.


Otra de las preocupaciones radica en otros temas que no han sido tomados en cuenta por el Gobierno como los intereses de prestaciones sociales y las prestaciones sociales. “De eso nadie ha hablado, estamos realmente preocupados y exigiremos respuestas”, declaró. 


La presidenta de Apuz de la seccional de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FCES), Elvira Annicchiarico, informó que este aumento no tomó en cuenta la extensión de beneficios laborales para los profesores, al tiempo que denunció una discriminación laboral para este sector.

 

Habló sobre los beneficios de la convención colectiva de la que ya gozan empleados y obreros, pero no los profesores como el caso de la prima por hogar y el seguro de salud para los profesores jubilados. 


Insistió en la tarea de derrumbar el mito de que los profesores universitarios quedaron con unos sueldos justos, tal como insinuó el presidente Hugo Chávez. “Dijo que un profesor titular a dedicación exclusiva ganará Bs. 7.232 y que con los beneficios llegaría a Bs. 10 mil. Hay manipulación por varias razones: el porcentaje de profesores con esta dedicación y categoría es bajo en las universidades y para llegar a este nivel deben pasar más de 15 años de trabajo duro de docencia e investigación. Pero no se refiere el Gobierno a los profesores con categorías más bajas, ni con menor dedicación, quienes son la mayoría de nuestras universidades y los que más sufren”, refirió.

Postura de Siproluz


Blanca Flor Valecillos, representante del Sindicato de Profesionales y Técnicos de LUZ, dijo que el aumento les pareció una injusticia sobre todo porque el propio presidente Chávez reconoció que el sector universitario tenía más de 2 años sin recibir aumento. “Aspirábamos a un aumento de 70% y la incertidumbre crece más porque no sabemos si el aumento decretado se aplicará al sueldo básico o al sueldo integral”, explicó.


Informó que Siproluz no maneja en este momento una medida de paralización como la que impulsan Fapuv y Apuz, sino que convocarán esta semana a asambleas con los trabajadores para consultar desde las bases si están de acuerdo con el aumento. 


Dijo que Siproluz –bajo lineamientos de la Federación de Sindicatos de Profesionales y Técnicos de Venezuela (Fenasipruv)- ha dado un plazo de 48 horas a la ministra Córdova para que pueda ofrecer explicaciones a los trabajadores universitarios y para saber qué pasará con la retroactividad.

Muerte de las normas de homologación


La profesora Annicchiarico dijo que esta es la primera vez que en el discurso presidencial no se hace alusión a las Normas de Homologación. Por eso los gremialistas consultados aseguran que esta normativa, aprobada por el Ejecutivo nacional el 17 de agosto de 1982 y publicadas en la Gaceta Oficial N° 32.539, ha muerto. 


El Gobierno no la toma en cuenta, tal como han denunciado, porque el Tribunal Supremo de Justicia en una sentencia de noviembre de 2010 estableció que no eran obligatorias para decretar aumentos salariales en las universidades. 


Esta normativa establece en su artículo 13 que el Consejo Nacional de Universidades (CNU) debe revisar las tablas de sueldo cada dos años y tomar en cuenta como criterio el índice promedio del costo de la vida durante esos dos últimos años, según datos que aporte el Banco Central de Venezuela. 


Pero las Normas de Homologación se cumplieron solo los primeros años entre 1982 y 1987. Desde entonces, los decretos de aumento para el personal de las universidades nacionales han sido unilaterales y, en consecuencia, han sido rangos inferiores, sobre todo en los últimos 10 años. 


En este último periodo, las inconsistencias entre las Normas de Homologación y el aumento real han sido más notorios. Avendaño muestra que en el año 2003 correspondía un aumento de 30% y fue aprobado 23%; en 2004 de 52% y solo se aprobó 23%; en 2005 y 2006 el aumentó debió ser de 60%, pero se aumentó 16% y 18% respectivamente. 


El último aumento fue en el año 2007, correspondía un aumento de 80% y solo fue aprobado 30%. En los últimos 3 años, el sector universitario no ha recibido un aumento y el porcentaje acumulado es 138%. La pregunta es si el gobierno actual decretaría un aumento de de ese tipo, sobre todo en el contexto de crisis económica actual. 


La representante de Siproluz dijo que se debe apelar esa decisión: “Creo que debemos impulsar un recurso de reconsideración ante el TSJ porque las Normas de Homologación históricamente han sido un mecanismo efectivo para el cálculo de nuestros salarios”, propuso.

“Rectifique, Presidente” 


La representante de Siproluz, Blanca Flor Valecillo, dijo que si el presidente Hugo Chávez quiere hacer un acto de justicia, debe aumentar el salario de los universitario en 70%. “Rectifique, Presidente, pues mientras los otros sectores también de la administración pública reciben aumentos progresivos, nosotros tenemos anuncios que no se ajustan a nuestra realidad”. Dijo, además, que el anuncio del aumento no tomó en cuenta el trabajo de las mesas en el Ministerio de Educación Universitaria.

Sí hay recursos


Antes del incremento de sueldo para el sector universitario, la ministra Marlene Yadira Córdova daba algunas pistas que podían predecir el porcentaje del aumento: “El Estado aumentará lo que esté en capacidad de pagar”. La secretaria de Seguridad Social de Fapuv, Mildred Valera, dijo que no cree en la incapacidad del Estado de cancelar lo que les corresponde por ley: “Cada día entra más dinero al país, la responsabilidad es de ellos, porque debieron aumentarnos cada año, de haber sido así este aumento de 40% así hubiera sido satisfactorio”, comentó.


Al consultar su opinión sobre la aprobación de recursos para providencias estudiantiles y pagos pendientes fue enfática al decir que no se trata de ninguna reivindicación: “Es deuda que tenía pendiente que hubieran podido evitar si otorgan un presupuesto justo a las universidades. Recuerden que Chávez está en campaña”.





Última actualización ( 29-04-2011 a las 17:02:33 )
Me gusta

Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

LUZ en los medios


 

 

LUZ Periódico



 

Notas relacionadas

 

 



images/stories/botones/twitter_logo.jpg

 

 

images/stories/botones/logo_facebook.jpg

 

 

 

images/stories/botones/vimeo.jpg

 

 


Conozca más de...

 

Universidad Global


 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir