Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
Zaffaroni: "La administración de justicia tiene poco que ver con la violencia en América Latina" PDF Imprimir Correo
25-03-2011 a las 11:06:46

El Ministro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, Eugenio Zaffaroni, dice que hay una enorme distorsión en todo el continente sobre inseguridad. “Una cosa es la inseguridad que existe y otra, la manipulación política mediática”


Nayarith Gutiérrez M

Eugenio Raúl Zaffaroni, penalista, criminólogo y Ministro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, estuvo de visita en Maracaibo, donde recibió el Doctorado Honoris Causa de LUZ.

 

También  ofreció varias conferencias en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, en las que habló sobre cómo se puede hacer un derecho penal de contención que refuerce el estado de derecho frente los embates de estados de policías que está sufriendo en Latinoamérica.  Asimismo, analizó la realidad de la violencia y la manipulación mediática que se vive en los países de América Latina.


El destacado académico internacional en Derecho Penal ofreció una entrevista al Semanario de la Universidad del Zulia, donde abordó aspectos sobre la administración de justicia en América Latina. Trajeado de negro, con mirada apacible, el profesor Zaffaroni, sonríe y saluda con gentileza. Sentado en uno de los sillones de un reconocido hotel de la ciudad, con serenidad,  responde a las preguntas de la entrevista.


Derechos humanos


El ilustre defensor de los derechos humanos Eugenio Zaffaroni asegura que en los últimos 30 años se ha avanzado en esta materia en American Latina, pero queda mucho por mejorar. Dice que existen varios problemas, a su juicio, debe darse un replanteo de las fuerzas policiales, porque ha habido un replanteo de fuerzas armadas, no del todo completo, hay que adecuarlo al siglo XXI. 


Resaltó que salvo el caso de Honduras, el resto de los países latinoamericanos tienen gobiernos constitucionales, que están en el marco de la Organización de Estados Americanos (OEA), y en consecuencia están sometidos al control de la Comisión Interamericana y de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.


“Creo que las cosas están pasando en el mundo, por ejemplo la situación de Japón, nos están mostrando que las fuerzas armadas van a tener que cumplir una función de salvar muchas vidas humanas, este es un siglo que de no alterarse la forma de explotación. Vamos a tener una serie de catástrofes generadas por la irracionalidad de la forma de explotación del planeta, y en ese sentido la capacidad operativa para salvar vidas que tienen las fuerzas armadas, no lo tiene otra institución, creo que tenemos que orientarlas en ese sentido”, afirmó.


Zaffaroni considera que la intromisión que han tenido las fuerzas armadas en dictaduras, las ha desprestigiado frente a las poblaciones, y cree que es injusto. “De alguna manera hay que devolverle una función clara que es primordial frente las amenazas del siglo”.


¿Cuál ha sido el modelo de las policías en América Latina?


-En América Latina no se ha definido un modelo de policía democrática, somos en algunas medidas tributarios del modelo de policías de ocupación territorial del siglo XIX. Se ha incurrido en graves errores que se traducen en retrasos salariales, sometimiento a un régimen disciplinario autoritario y arbitrario de las fuerzas armadas, árbitros de recaudación autónoma de la institución que somete al personal a una verdadera dictadura de las cúpulas. La clase media en una actitud ambivalente, por un lado pidiendo policía, por otro lado rechazándola con prejuicios racistas. Muchas veces se le niegan a las policías los derechos que tienen todo trabajador; a la sindicalización y  el derecho básico de discutir las condiciones laborales.


¿Quién es responsable de que eso ocurra?


-La culpa la tienen los políticos, no las policías. Desde hace 150 años, los políticos vienen acordando con las cúpulas policiales que ellos puedan recaudar autónomamente, mientras garanticen gobernabilidad, esto funcionó a lo largo de un siglo, mal, pero funcionó, cuando las fuentes de recaudación eran las clásicas, prostitución, juego. Hoy han entrado en el mercado una cantidad de servicios ilícitos bastantes rentables, cuyo poder económico quiebra la verticalidad policial, por más que se le quiera dar un orden autoritario, se desordenan mandos medios y de base. Esa técnica no tiene más eficacia, y lo que se está viendo es la disgregación y desorden.

 

  
Eugenio Zafaroni, cumple sus labores como Ministro de Justicia Argentina, y sus actividades académicas internacional.
Foto: Silvia Adrianza

 

¿Cómo se podría aplicar correctivos?


-Los correctivos tienen que empezar por quienes son responsables de la autoridad política, porque ahora se van dando cuenta que los golpes de estado no los dan los militares sino las policías, porque provocan desestabilizaciones de los gobiernos. Eso es un peligro político terrible.


En un informe del Banco Interamericano de Desarrollo del año 2000 se reseña que “la violencia es uno de los problemas más graves en América Latina, y parecen no haber salidas. ¿Qué desafíos tiene la administración de justicia en ese contexto?


-La administración de justicia tiene poco que ver con la violencia en América Latina. Las cifras del Banco Interamericano de Desarrollo son ciertas, pero no dice qué causa la violencia.  Me alarma que se elimine la pymes del servicio ilícito y estamos concentrando el servicio ilícito en las organizaciones que tienen mayor sofisticación, capacidad económica, tecnológica, mayor potencial de violencia y de corrupción. No hay servicio ilícito de mercado (criminalidad organizada) que pueda funcionar que dicten reglas de mercado. Los negocios y servicios ilícitos como la comercialización de productos falsos, el lavado de dinero, a mi juicio, puede poner en peligro el sistema financiero mundial. Ninguno de estos servicios ilícitos puede funcionar sin complicidad de algún estamento judicial.


Sistema penitenciario más humano


Venezuela tiene las cárceles más violentas de América Latina, hacinamiento, retraso procesal son algunos de los problemas. ¿Cuáles son las salidas para lograr un sistema penitenciario más humano y eficiente?


-Cada país debe tener el número de presos que puede tener y no más. Estados Unidos –por ejemplo- es el país que tiene el índice de prisionización más alto del planeta, llega a los 2 millones y medio de presos, otros están 3 millones controlados por el sistema penal. Mientras que Canadá tiene uno de los más bajos del mundo. A Estados Unidos le sigue Rusia, pero desde los tiempos de la Unión Soviética ha sido así. Finlandia tiene el índice de prisión más bajo del mundo. Ante esto uno se pregunta ¿cómo sucede? Hay delincuentes patibularios (psicópatas, violadores) que en ningún país del mundo se les suelta, hay infractores muy menores que en ningún país del mundo se les mete preso. Además, hay otros que comenten delitos como invasión a la propiedad sin mano armada, estafa relativa, donde cada país decide si lo lleva a prisión o no, es una decisión política, no hay reglas.  


¿Qué propone para mejorar el sistema penitenciario?


-Hay que determinar la capacidad que se tiene en las cárceles, que delincuentes deben ir a prisión, porque de lo contrario aumenta el número de prisioneros y la inversión se hace en aumentar el número de celdas. Hay que decidir a quienes llevar a prisión y qué hacer con el resto. Soy partidario del sistema de cupos, según el espacio con que se cuenta en las cárceles, y los otros se les aplica medida sustitutiva, alternativas, de menos gravedad, porque de lo contrario no hay presupuesto que alcance.  Estados Unidos invierte al año 200 mil dólares para mantener su sistema penal, Argentina tiene 100 mil millones de dólares de deuda externa, evidentemente no puede hacer esa inversión.

 

Ha trabajado en proyectos de reformas a los códigos penales de Argentina, Ecuador, Bolivia 2009 y Costa Rica. ¿Considera que son mecanismos para controlar el delito?


-No creo que el Código Penal controle el delito. Es un problema real de prevención, a través de las leyes penales estamos vendiendo ilusiones. Además estamos cometiendo graves errores, fabricando delitos con nuevas leyes, y eso ha creado una confusión legislativa tan grande que no lo sabemos ni los profesores de derecho penal. Como resultado se amplía la capacidad de árbitro de las policías, y si no las reformamos ampliamos la capacidad de recaudación, la corrompemos más y es resultado no de las policías sino de los políticos que hacen las leyes. Entonces volvamos al Código Penal donde se definan claramente los delitos, y además  se apliquen medidas de prevención primaria.


-¿Cómo se evita la impunidad?


-La impunidad es penalizada en alguna medida, porque el sistema judicial se mueve cuando le da la gana. La impunidad en casos graves, cuando hay por el medio muchísimo dinero e intereses del poder económico y político. El Poder Punitivo cada vez que lo usamos debemos saber que es selectivo, que va agarrar al más idiota e indefenso, el otro escapará.


Las cifras de inseguridad en Venezuela han aumentado en los últimos años. ¿De qué manera se pueden disminuir los índices de inseguridad?


-A mi juicio es necesario un observatorio de violencia, un espacio técnico lo más neutral que se pueda pretender en el ámbito político que monitoree la situación. La violencia debe resolverse a nivel muy local, la conflictividad que la genera es muy local, de barrio y ciudad, para eso debe manejarse información distinta a la policial bastante técnica para hacer prevención. Hay una enorme distorsión  en todo el continente, hay una creación mediática. Una cosa es la inseguridad que existe y otra, la manipulación política mediática de la inseguridad. Eso instala un pánico moral y un mundo paranoico.  Me llama curiosamente la atención es que el mismo discurso de medios e instalación del mundo paranoico del pánico moral se reitera desde México hasta el Cono Sur, algo raro está pasando en la manipulación de la información.

 





Última actualización ( 25-03-2011 a las 16:16:57 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

LUZ en los medios

 

Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir