Agencia de noticias de la Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
José Luis Berroterán: "Tienen que asumir que el PPI quedó atrás" PDF Imprimir Correo
17-02-2011 a las 17:05:57

El presidente del Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación visitó Maracaibo para aclarar las incertidumbres sobre el nuevo Programa de Estímulo al Investigador. Destacó su espíritu participativo para superar la investigación individual.


Johandry A. Hernández

El auditorio estaba repleto. Los investigadores de LUZ querían aprovechar la oportunidad para disipar las dudas, frustraciones y anhelos sobre las nuevas políticas para el desarrollo de la ciencia dictaminadas por el Estado venezolano con el nuevo Programa de Estímulo al Investigador (PEI). 


La visita a Maracaibo del presidente del Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Oncti), José Luis Berroterán, -gracias al auspicio de Fundacite Zulia- sirvió para despejar muchas dudas, pero también para asumir varios retos y decisiones.

 

  
El presidente del Oncti reconoció que los mejores investigadores del país están en Mérida y Zulia.
Foto: Anthony García
 

Berroterán es un hombre sereno, atento, pero también firme y rígido: “Hoy quiero decirles a los investigadores de LUZ que deben internalizar que el Programa de Promoción al Investigador quedó atrás, que hoy nace el PEI como una nueva modalidad, como nuevo mecanismo para impulsar el estímulo a la investigación en el país”, dijo en un claro afán por superar la nostalgia de un programa que por años rigió la productividad científica en Venezuela.


Ante una añoranza muy arraigada ante el PPI en LUZ, Berroterán lanzó un reconocimiento público que logró crear una atmósfera de entendimiento: “Los mejores investigadores del país, no hay duda de ello, están en Mérida y Zulia”, lo que desató un estruendo de aplausos que retumbó en la sala 1 del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul).  


Pero Berroterán fue honesto al admitir que el país tenía una gran debilidad en la ausencia de una base de datos consolidada sobre los investigadores y sus proyectos. Debido a los reclamos de por qué no se migró la base de datos del extinto PPI hacia el nuevo sistema, admitió que los anteriores registros eran rudimentarios, asistemáticos y por ello había sido sumamente complicada una migración de esos datos. “Pido paciencia a todos, estamos trabajando en un registro sólido de nuestros investigadores y podamos contar con una base de datos que esté al servicio del país, que podamos compartir con todas las instituciones”, prometió.

Punto de angustia: el nuevo registro
 


Berroterán exhortó a los investigadores a apostar por el Registro Nacional de Innovación e Investigación (RNII). Según dijo, desde que se abrió la primera convocatoria del PEI, se han registrado 5.700 innovadores e investigadores


Este fue uno de los aspectos que más generó conflicto, porque los presentes exponían su trágica experiencia con el RNII y sus defectos técnicos. Las quejas fueron aceptadas por Berroterán, quien se disculpó y dijo que habían trabajado incansablemente en la superación de los problemas técnicos y tecnológicos. “Es un sistema que está naciendo y es susceptible de tener errores”, expresó y alegó que ya se solventaron los problemas. 


Resaltó -como una de las potencialidades del nuevo RNII- la automatización del proceso de registro, lo que permitirá la evaluación en línea de las credenciales y de los proyectos inscritos y así será mucho más efectiva y rápida la clasificación en los nuevos escalafones del PEI, sean Innovadores o Investigadores. 


“Anteriormente, con el PPI, los investigadores tenían que esperar 3 o 4 meses para esperar los resultados de las evaluaciones de sus credenciales y de los proyectos. Con el PEI, el proceso será mucho más rápido, efectivo y obtendrán su clasificación más rápida”, aseguró Berroterán.


Otra de las angustias de los profesores se centraba en el hecho de que al ser una convocatoria nacional en la que se registrarán todos los investigadores en forma simultánea, podría colapsar el sistema, tal como ha ocurrido en las últimas semanas. Insistió Berroterán en que ya se han tomado todas las previsiones técnicas y tecnológicas para evitar futuros colapsos.

Anunció que el sistema ya está emitiendo automáticamente la constancia del RNII al finalizar el registro y que los reclamos se pueden hacer por los correos electrónicos y

“No es inconstitucional”

 

Carta abierta de los Consejo de Desarrollo Científico del país al presidente del Oncti

Durante el debate, el coordinador secretario del Consejo de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (Condes), Gilberto Vizcaíno, entregó varios documentos a Berroterán. Uno de ellos resume las observaciones de los investigadores de LUZ sobre el reglamento del PEI, producto de varias sesiones de trabajo. Otro fue una carta abierta hecha por los Consejo de Desarrollo Científico del país en la que piden al Oncti que se incorporen modificaciones al reglamento. El último documento, y quizá el más polémico, estaba suscrito por el Núcleo de Vicerrectores Académicos de las universidades autónomas, experimentales y privadas y que pide la suspensión inmediata del PEI. La propuesta fue hecha por la vicerrectora académica de la Universidad de Los Andes, Patricia Rosenzweig y fue aprobada por unanimidad el 10 de febrero. 

 

Documento del Núcleo de Vicerrectores Académicos de las universidades autónomas

Los aplausos estallaron, pero la respuesta de Berroterán fue una especie de contención firme: “El PEI no es inconstitucional, al contrario, refuerza los artículos 109 y 110 de la Constitución Nacional, en los que el Estado reconoce el interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, la innovación y sus aplicaciones al servicio del país”, expresó. 


Quedó claro, entonces, que el PEI se seguirá impulsando desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias. Berroterán insistió en que se trata de un nuevo proyecto de estímulo a la investigación, con una concepción de amplitud y participación. “Todo aquel que desarrolle ciencia y tenga resultados, tendrá cabida en el PEI”, enfatizó y pidió respeto y consideración con los 5.700 investigadores que ya están registrados.

Pagan tercer trimestre del PPI 


Uno de los anuncios más importantes durante la visita de Berroterán a Maracaibo fue la cancelación del último trimestre de 2010 del extinto Programa de Promoción al Investigador (PPI). Al hacer efectivo el pago la última semana de febrero de 2011 no quedará ninguna deuda pendiente por este concepto.

Nueva convocatoria


La segunda convocatoria del PEI será el último trimestre de 2011, informó Berroterán. Se espera que se modifique el reglamento del PEI y se incluyan las observaciones hechas por los investigadores. Hubo compromiso por parte del Presidente del Oncti para la formulación de sugerencias y observaciones durante los meses por venir.  

Efectiva campaña del Sistema de Medios


La vicerrectora académica, Judith Aular, entregó al doctor Berroterán una carpeta con todas las inquietudes de los investigadores, recopiladas durante una semana a través del portal LUZ Web en la campaña “Pregúntale a Berroterán”, impulsada por el Sistema Integrado de Medios de la Universidad. La intención era propiciar un debate desde la base. El Presidente del Oncti se llevó la carpeta con el compromiso de aclarar todas las dudas.

 

 

Berroterán respondió

 


En vista de todo el trabajo que implica la digitalización de documentos y otros requisitos, el Oncti decidió prorrogar los lapsos de registro en el RNII. Para la primera convocatoria, se extendió el plazo hasta el 11 de marzo de 2011. En este punto hubo desacuerdos e ironías: “Creo que tendrán que darnos el año sabático para poder reunir y cumplir con todos los requisitos”, dijo la profesora de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, Élida Aponte. Berroterán dijo que ciertamente están conscientes de que hacía falta extender el plazo, pero en periodo razonable. La investigadora Haydé Ochoa defendió la idea de que sea hasta el 31 de marzo de 2011, planteamiento que tuvo acogida por el presidente del Oncti y que de ser necesaria, podría aplicarse. Por lo pronto, la fecha de cierre es el 11 de marzo.


La certificación de los documentos, sin duda, se llevó el protagonismo en las angustias de los investigadores. Que si debían ser avalados por el Centro de Documentación, Información y Archivo (Cedia), que si la certificación era costosa, que si los lapsos para certificar son muy largos y perdían tiempo. Berroterán resolvió, con una salida casi instantánea, todas esas dudas: “Solo es necesario que presenten el documento con el sello húmedo”. No hace falta, entonces, acudir al Cedia. Los documentos a presentar pueden estar avalados por la dependencia, instituto, departamento, centro de investigación, escuela o cualquier otra instancia que certifique la fidelidad de la información. “Espero que prevalezca la integridad y la transparencia en este proceso”, dijo.


Berroterán dijo que es falso que hayan privilegios hacia determinados ejes de investigación. El decano de la Facultad Experimental de Ciencias, Merlin Rosales, expresaba que no había cabida para las ciencias básicas en el registro. Otros profesores resaltaban la ausencia para proyectos sobre ambiente, gerencias o responsabilidad social empresarial. El Presidente del Oncti dijo que lo mismo ocurría en el PPI, pero que en este caso el investigador puede ubicar su proyecto en el área que esté más afín con su trabajo. “Nadie quedará excluido”, refirió al tiempo que dijo que se incluirán campos para las ciencias básicas.


Sí. El presidente del Oncti fue absolutamente enfático al decir que el PPI y el PEI no tenían ninguna relación, que se trataba de 2 proyectos con naturalezas y motivaciones diferentes. Por ello, los PPI (en cualquiera de sus escalafones -desde candidato hasta emérito) deberá hacer el proceso de registro nuevamente. Lo que sí están estudiando es la posibilidad de devolver algunos documentos como títulos certificados que ya se habían consignado durante las convocatorias del PPI. De resto, se debe hacer todo el proceso de nuevo.


Se mantendrá la mayor puntuación para el primer autor, pero Berroterán aceptó que se abra una discusión sobre el tema, porque hay publicaciones que les dan mayor puntuación a los autores, según otros criterios de ubicación en las revistas. Se debe esperar para saber si esa modificación será incluida para la primera o la segunda convocatoria.


Las tutorías de los trabajos para optar al título, tanto en pregrado como en posgrado, serán considerados como procesos de formación de talento humano en la evaluación de las convocatorias del PEI. Los trabajos de ascenso, por otra parte, serán considerados como proyectos de investigación.


No se tomará en cuenta si las revistas en las que se publiquen los resultados de proyectos de investigación pertenecen a índices nacionales o internacionales. Lo importante es que sean arbitradas. En el caso de autores con libros publicados, solo deben incluir en el CD las primeras páginas y no todo el libro.


Los investigadores preguntaron sobre los tipos de proyectos que se están solicitando y sus fuentes de financiamiento. Berroterán informó que se aceptarán todo tipo de proyectos con productos, avalados por alguna institución (no tiene que ser un centro o CDCH de alguna universidad). Lo importante es que sea investigación formalizada en alguna institución, que tenga resultados comprobados, con rigurosidad y hagan algún aporte.


La investigación que se haga en los consejos comunales debe ser avalada por alguna institución. No es cierto que se hará investigación sin control, supervisión y de manera aislada. Cada proyecto debe contar con el aval de una institución.


Dada la activa producción que adelanta la Red de Investigación Estudiantil (Redieluz), se le consultó a Berroterán sobre la posibilidad de que los estudiantes participen, dado que se exige en los requisitos el título universitario. Esta solicitud se tomará en cuenta para la segunda convocatoria, dentro de las modificaciones que se le harán al reglamento.

 


Los investigadores deben diferenciar que la convocatoria para financiamiento de proyectos estratégicos de la Oncti no tiene ninguna relación con la convocatoria para el PEI, pues se trata de dos procesos diferentes. El primero se divide en cuatro grandes áreas: vivienda y hábitat, dinámica, tendencias y desafíos del desarrollo urbano, impacto del cambio climático y eficiencia energética. Cuenta con un fondo de Bs. 50 millones para el financiamiento de proyectos en esas áreas específicas. Berroterán dijo que tendrán prioridad aquellos investigadores que estén registrados en el PEI.

 





Última actualización ( 18-02-2011 a las 18:28:37 )
Me gusta


Archivo de noticias
Universidad
Academia
Comunidad
Economía
Salud
Ciencia y tecnología
Deporte
Cultura

Otras secciones
Entrevistas
Encuestas
LUZ Periódico
Especiales LUZ AdN
Boletines LUZ AdN
Informes de gestión
LUZ en los medios
Opinión

 

 


 

 

 

 

LUZ en los medios

 

Notas relacionadas
Conozca más de...

 

 

 

Especiales LUZ AdN

 


  Entrevistas en LUZ AdN

 


 

 

 

 LUZ Periódico

 


 

Teveluz

 

LUZ Web

 

LUZ Radio

^ Subir